Alguien nun sabe lo que diz

0 comentarios
Nun ye por nada pero equí daquién nun sabe lo que diz. O nun s'esplica mui bien.

Veo fai unos minutos l'informe semanade TVE. Apaez el premiu Princesa d'Asturies d'Investigación Científica y Técnica, Sväänte Paavo, y diznos dos coses que'l descubrió y que yá sabíemos: que los africanos nun tienen ADN neandertal y que'l ADN neandertal que tenemos ye responsable, ente otres coses, del cáncer, la hipertensión y la diabetes.

A continuación apaez un responsable de la ONG Amref Health Africa,creo que n'África, y diznos que la xente yá nun muerre tanto de malaria o de foria, pero sí de cáncer, hipertensión y diabetes.

¿En qué quedamos? 

Porque si la herencia d'eses enfermedades ye neandertal y los africanos nun tienen xenoma neandertal...

Seronda nes tilares

0 comentarios
Nel tardíu. Les fueyes nel suelu y entá nos caños.

Detrás, un preciosu ocalitu, verde escuru, que nun va perder la fueya.

El 19/10/2018.





Güei, en LNE: Villaviciosa, hermosa

0 comentarios
(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)
L'aprecederu

Villaviciosa, hermosa

16.10.2018 | 01:06
Conocen ustedes de sobra la peculiaridad de Villaviciosa: es, junto con algunas otras villas asturianas, una de las escasas poblaciones que resisten la tendencia centrípeta del país. Su cercanía a Uviéu y Xixón, que permite vivir en La Villa y trabajar fuera; su condición de capitalidad de un entorno rural menguante pero existente; su atractivo paisajístico y recreativo, con la ría y sus playas; el mantenimiento de un urbanismo amable, que no ha afeado la ciudad, y que ha realizado con acierto las nuevas urbanizaciones; la permanencia, aunque disminuida, de una cierta industria, hacen de ella una ciudad amable para vivir, visitar y disfrutar.
Pero, ¡ay!, latet anguis in herba, acecha la serpiente en el paraíso y, como siempre, bajo los parques de la ciudad corren las alcantarillas.
Desde hace siete años la ría de Villaviciosa está cerrada al marisqueo por la contaminación existente en la misma. Al margen de algún vertido industrial, ocasional pero mortífero, la razón de ese cierre es la contaminación por heces: el saneamiento de La Villa, comenzado hace más de tres lustros, no se ha concluido.
Los efectos de esa mala política salen ahora a flote: un juzgado de Xixón acaba de condenar al Ayuntamiento a pagar a uno de los mariscadores de la ría que, por causa de la contaminación, lleva sin poder realizar su actividad todos esos años. Detrás irán los demás seguramente, una veintena. El costo para el Ayuntamiento se estima en 200.000 euros.
[.............................................................................................................................................]


¡Gracies, Cherines y cía!

0 comentarios
El PP, Cherines y cía, acaben de sacar un videu contra l'asturianu, sí, sí, contra l'asturianu. Pero ye d'agradecer, ayuda a vaciar la vexiga de la risa que da. Si lu ponen nos hospitales asturianos, de xuru que diben poder quitase toles sondes del aparatu urinariu, porque facilita y fai antainar el vaciáu de la vexiga.



Porque, efectivamente, de tolos que salen nel videu contra l'asturianu, tan serios, tan enfotaos, y que dicen qu'ellos falen y quieren l'asturianu, NIN UN SOLU DIZ UNA PALABRA N'ASTURIANU, toos falen en castellanu, menos o dos o tres que, al final, dicen una palabra n'asturianu.

De mou que nun ye solo que mientan y que se desvelen como mentirosos a sí mesmos al falar, y que dan la risa polo mal que lo faen. ¿Cómo se pue argumentar que se quier y se fala l'asturianu y facelo solo en castellanu? 

En fin que, como diz, la mentira tien les paties curties o, meyor equí, la mentira tien les palabres como denunciadores de la mentira. ¡Qué poca intelixencia!

¡Gracies, Cherines y cía! Polo de la vexiga, claro.




Baraja espera dir a peor

0 comentarios
"No hay que ser tremendista, no hemos tocado fondo", aclara l'entrenador del Sporting dempués del desastre contra'l Rayo Majadahonda.

O sea que piensa dir más embaxu entovía. ¡Bien!

A nun ser qu'esti sea un fenómenu de la retórica, como la ministra Demóstenes-Celaá. Pues si ye asina, que lu pongan de ministru. ¡Total, munchu nun díbamos perder!



Güei en LNE: Tal como somos

0 comentarios

(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)
L'aprecederu

Tal como somos

Episodios que empañan la imagen del ciudadano ejemplar: de los hurtos a las faltas de respeto

08.10.2018 | 00:54

A finales de septiembre anduve por Agropec y acompañé a un par de amigos, expositores de productos de la huerta. A través de ellos y de otros concursantes tuve noticia de la conducta de un cierto número de visitantes que, sin duda, poseían como certeza moral y política lo que dice el refrán asturiano: "Lo que ye del común ye de ningún". De nadie, pero sí de ellos, porque no tenían empacho en intentar llevarse alguno de los productos expuestos, aun en presencia de sus mismos expositores, y, desde luego, en su ausencia, a juzgar por las desapariciones en los mostradores. Salvo, claro, que en esas horas sin vigilancia las hortalizas hubieren decidido emprender el vuelo por su cuenta, tal vez para regresar a su tierra de origen.
Y ello me lleva a reflexionar sobre uno de los principios ficticios, pero inevitables, en que se asienta la democracia: en la de que el sujeto de la acción de elegir, esto es, todos y cada uno de los ciudadanos, es un individuo moralmente intachable, perfectamente informado, que, sobre mirar por sus intereses, tiene también en cuenta los del bien común, o, al menos, los del vecino.
[.........................................................................................................................................]

LLegando a la meta na carrera'l Xurásicu

0 comentarios
De mano: nun me digáis que nun ye una carrera pa mi, con esi nome.

Llegué, según la mio aplicación, Sporttractive, en 38,01 minutos, dos minutos menos que l'añu pasáu.

Nun sé cuál va ser el tiempu oficial, porque hubo un tracamundiu na meta: enantes d'entrar paróme (o eso entendí) una xuez, diciendo que nun podía entrar. Polo visto, nun yera pa mi, sinón pa unos rapazos qu'entraben con unos neños de la mano. Total que quedé paráu hasta que me lo aclaró, y dempués pasé l'arcu, pero nun llegué a la cámara onde grababen, onde polo visto había que llegar, colo que tuve que volver p'atrás y arrancar. Nun sé que saldría de too ello.



De les tres semeyes que cuelgo, nuna toi llegando, y anden perihí los rapazonos colos rapacinos. Na otra, toi col móvil na mano (pa parar l'aplicación) y estiendo les manes pa pedi-y desplicaciones a la xuez de por qué nun podía entrar. Na ora toi nos caberos cien metros, a l'altura del Café de la Esquina, en Colunga.



En cualquier casu, y tiempu aparte: feliz y contentu. Yá decía José Antonio Fidalgo, cuando, allá hacia mediaos de septiembre s'enteró de que corría, que Dios ampara la incocencia. A lo que yo (too ello nel facebook) contesté-y que "amén".



Por ciertu, cuerro, polo menos, dende'l 2003.




Azurriángamelamelonga

0 comentarios
Una amiga dizme que ta relleendo ún de los cuentos d'Azurriángamelamelonga, una colección de cuentos de mio que publicara Trabe nel 2011. En concretu anímame a relleer El sabor de les palabres / divines palabres.

Póngome a relleelu y descubro un gran cuentu, onde s'entemecen ironía, imaxinación, complexidá na escritura, erotismu y burlla de lo que llamamos "el llinguaxe de lo políticamente correcto".

De pasu, torno relleer el restu los cuentos, dellos con un biltu na tradición cuentística, escrita o oral, asturiana. Dellos, sofitaos n'anécdotes reales.

Pues bien, invítovos a lleelu si nun lu visteis. A relleelu, en casu contrariu.

Va prestavos un montón.



En LNE: Xixón, contra el empleo

1 comentarios
(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos) 
L'aprecederu

Xixón, contra el empleo

03.10.2018 | 00:59
Menudean en LNE informaciones sobre escandalosos retrasos -más de un año, a veces- en la tramitación de licencias para obras y apertura de actividades en Xixón. Lo denuncian los partidos políticos y los empresarios.
A cualquiera que tenga una cierta relación con la realidad de la ciudad, no le extraña la denuncia, sino lo tardío de la misma. Efectivamente, hace tiempo que el Ayuntamiento es una cisterna atascada en ese aspecto. Y no crean ustedes que lo que dilata en el tiempo son los permisos para levantar edificios u obras complejas. Una simple licencia para un tubo de ventilación puede tener parado un negocio durante un año. Frecuentemente, los expedientes duermen sobre la mesa del funcionario que está de baja. Repartan ustedes responsabilidades.
Es este, el del retraso en las licencias para obras y actividades, un vicio común a muchos consistorios. El del de la capital es un ejemplo paradigmático. Ahora bien, ese proceder no es un problema meramente administrativo o de molestias a los ciudadanos: constituye un grave ataque a la riqueza, al trabajo y al empleo.
Durante el tiempo en que se dilatan las autorizaciones, el dinero está parado, los intereses de los créditos corren, la actividad -negocios o servicios- no se puede realizar, los costos de los proyectos se encarecen y, por supuesto, ni el inversor se resarce de su inversión ni se pueden contratar empleados. Y, evidentemente, se retrae la inversión de mucha gente que no quiere transitar ese Cares.
[.............................................................................................................................................]

Lladroniciu y Agropec

0 comentarios
Quéxense tolos espositores: hai un númeru non pequeñu de ciudadanos que pasen pelos puestos onde s'esponen hortalices y flores y arramplen colo que-yos dala gana. Faenlo cuando tán delantre los espositores, y más nes hores que nun hai naide.

Una del garrapiellu de calabaces premiaes n'Agropec



Toa esta xente cree que lo que ta a la vista ye d'ellos y tienen derechu pa llevalo. Naturalmente, pa lo suyo tienen otra consideración.

Simplemente, estes conductes nun son más que lladroniciu. Y con eso, cola realidá d'esa xente y mentalidaes,  ye colo qu'hai que contar si se quier actuar en sociedá y en política, y el que nun lo vea o nun quiera velo o ta tochu o engáñase pa engañar.

Y de xuru, la mayoría d'esos que se dediquen al lladroniciu pasen la vida esprecetando contra los políticos y llamándolos a toos lladrones.

El pueblu, la exemplar ciudadanía a la que siempre s'afalaga.