"Atropello" no, asesinato

0 comentarios
"Asesinatu" ye la palabra, non "atropellu". "Atropellu" ye un eufemismu, leniza (o "leniniza", según quién la emplee), lenifica'l crimen, porque un atropellu nun ye siempre un asesinatu.

Lo de Barcelona y Cambrils ye un asesinatu, fechu, si se quier precisar, arrollando (meyor que "atropellando") a la xente con vehículos.

Barcelona: una sola pregunta

0 comentarios
Tengo una sola cosa que decir después de los crímenes de Barcelona: ¿Dónde están los líderes de la comunidad islámica? ¿Qué dice cada uno de los imanes de cada mezquita? ¿Se rezará mañana por los muertos en las mezquitas?

Y, por cierto, la CUP ha encontrado unos magníficos aliados en su campaña contra el turismo.



Patriotismu

0 comentarios
Esti romancín de Xosé Manuel García González, Marcos del Torniello, en Tambor y gaita (1904)


Dichosu del que non oi
más música que la gaita, 
nin lu ximielga otru baile 
qu’el xiringüelu y la danza, 
nin tien más fe que la fe 
de sos padres heredada, 
nin calez con utru sol 
que’l sol de la so quintana, 
nin piensa más que n’Asturies, 
nin fala más qu’en so fala… 
pos ye la patria pequeña 
la que-y reblinca nel alma.





En LNE de Xixón, una entrevista conmigu a cargu de Cuca Alonso

0 comentarios
XUAN XOSÉ SÁNCHEZ VICENTE | Catedrático de Literatura y asturianista

"Le temo a la vieyera y a ser un estorbo, pero por ahora vamos ganando el partido"

"El Partíu Asturianista está como el oso en la cueva de invierno: vivo, pero casi sin actividad, lo que en asturiano es enarciar"


http://www.lne.es/gijon/2017/08/14/le-temo-vieyera-estorbo-ahora/2149276.html

Semeya d'Ángel González, en LA NUEVA ESPAÑA

Güei, en LNE Diputados industrio-empresariales

0 comentarios

(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)

L'aprecederu

Diputados industrio-empresariales

El risible propósito de tratar de condicionar desde el Parlamento regional las inversiones de las compañías

14.08.2017 | 03:14
Diputados industrio-empresariales
Asturies es un país peculiar, no sólo en lo que podríamos denominar "señas de identidad tradicionales", sino en nuestras señas de identidad contemporáneas, en especial en las que, como resultado de las últimas décadas de estructura económica, han impreso su huella en el discurso social y político. Lo más peculiar es que ese fenómeno subsiste con pleno vigor una vez que las estructuras que lo provocaron han desaparecido.
Una de esas muestras de nueva identidad se viene dando desde hace décadas en la Xunta, en nuestro Parlamento: la vocación industrial y empresarial de nuestros parlamentarios. Por ejemplo, allá en los años noventa del pasado, Celestino Suárez, por el PSOE, y el ahora baltasárico Gaspar Llamazares, por IU, se pasaron meses diciendo a Ensidesa (por entendernos) cuál debería ser el ancho del nuevo tren de bandas en caliente o si el convertidor debería llevar "soplado alternativo" o no.
En esa misma línea pueden encontrar ustedes múltiples declaraciones de don Ovidio Sánchez y del PP sobre, por ejemplo, los socios de HC, la compra de Arcelor por Mittal o los proyectos de este para la factoría asturiana.
Todo un risible despropósito: tratar de condicionar las decisiones técnicas y las inversiones de las empresas o, simplemente, juzgarlas o pretender condicionarlas sin pito alguno que tocar.
Pues bien, he aquí que Podemos sigue esa vieja tradición.  [..................................................]

"Estrenu" de La Magdalena penitente, de Carreño Miranda

0 comentarios
Juan Vega vuelve facilitame esta semeya de l"estrenu" en 1983 de La Magdalena penitente, de Carreño Miranda, que compró per aquelles feches el Muséu de Belles Artes d'Asturies, el patronatu del cualu yo presidía.



De la mio intervención, Juan recuerda una frase mía descriptiva del cuadru: 

Me quedaron grabadas tus palabras sobre "les mórbides carnaciones" de la Magdalena, soltadas así ante un ministro. Estaba recién horneado en Historia del Arte y me impresionó tu actuación. ¡Fíjate que han pasado años y recuerdo la escena!

Juan Vega, al que-y do-y les gracies por too, apurre tamién la llista d'asistentes:

 De guayabín, detrás de Antonio Masip, Luis María Fernández-Canteli, Javier Solana, José Antonio Castañón, Ignacio Quintana, Obdulio Fernández y Manuel Fernández Miranda, con Xuan Xosé Sánchez Vicente dando explicaciones sobre la Magdalena penitente de Juan Carreño Miranda, en el III Centenario de la muerte del pintor en 1985. A la derecha, el fotógrafo del desaparecido diario Región, y al fondo, en la puerta de acceso a la sala, Carlos Fuente. — con Antonio MasipCarlos Fuente Xuan Xosé Sánchez Vicente.
La semeya, de Santiago García López.

Güei, en LNE: Economía artesanal y hablas jergales

0 comentarios

(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)

Economía artesanal y hablas jergales

La abundancia en Asturias de lenguajes de colectivos que han de desplazarse fuera a fin de ejercer sus oficios o realizar sus ventas

09.08.2017 | 03:48
Economía artesanal y hablas jergales
José Manuel Feito calificó Asturies como el paraíso de les xírigues o hablas jergales. En efecto, de occidente a oriente tenemos constancia del conqueiru y maconeiru (vasos y cestos, Deñaga), el bron (utensilios de bronce, Miranda), el ergue (canteros, Ribesella y Llanes), la xíriga o tamargu (teyeros, Llanes), el donjuán o cascón (cesteros, Peñamellera), el mansolea (zapateros, Pimiangu). Asimismo, tenemos noticia de una xíriga de los ciegos y es posible que otros grupos, como los ceramistas o quienes iban a la siega a Castilla, hayan desarrollado vocabularios xerigales.
La existencia de hablas jergales no es exclusiva de Asturies. Tenemos constancia de ellas en la vecina Galicia, por ejemplo, o en Francia. Ese tipo de lenguajes -un vocabulario más o menos extenso de carácter "raro" para quienes son ajenos al grupo- surgen en colectivos que han de desplazarse fuera de su territorio a fin de ejercer sus oficios o realizar sus ventas. Les sirve como lenguaje de ocultación, para comunicarse en determinadas situaciones sin que los entiendan "los de fuera". Ahora bien, la estructura gramatical y morfológica, es, en nuestro caso, el asturiano general.
Tenemos conocimiento de los oficios que dan origen a la invención de esas jergas desde el siglo XVIII, en particular desde el llamado Catastro de Ensenada (1753). En él se constata una verdadera explosión de actividades artesanales (con el aditamento de una xíriga o no). Así, en Ribesella, sobre 434 labradores, 283 son canteros por el verano. En Peñamellera son goxeros temporeros hasta el 80% en algunas parroquias. En Llanes 988 vecinos son labradores y tamargos; de los 1.144 canteros de Asturies, 503 están censados en Llanes. En Avilés hay 115 tratantes de cobre, 19 caldereros y 34 ferreros. Xovellanos apunta el dos de agosto de 1892 que en Miranda existen nada menos que treinta hornos de cerámica y que "Cuanto se trabaja se arrebata de las manos de los fabricantes. Consúmese en Asturias y en toda nuestra costa septentrional desde Vizcaya a Galicia".
La introducción del maíz a comienzos del XVII supuso un progresivo aumento de la población, la sucesiva parcelación de las explotaciones -sobre su escasez y carestía- y, en consecuencia, el escaso rendimiento de la tierra y la imposibilidad de ocupación para tantos. Una salida fue la emigración a América, costosa y problemática. La multiplicación de los oficios y los productos artesanos constituyó lo que podíamos llamar impropiamente el hallazgo de "un nuevo nicho de mercado", una nueva forma de economía, que sustituía la emigración definitiva o la falta de trabajo por una emigración temporera.
Los artesanos emigrantes, que son los que inventan las hablas jergales, salen a recorrer el país o los colindantes "vendiendo" dos cosas, su saber -sus técnicas y habilidades-, unos: mansoleas, tamargos, caldereros, canteros; otros, su saber y sus productos, productos que se obtienen mediante la explotación de la madera (conqueiros, maconeiros, goxeiros) o la fabricación de objetos de bronce. [..........................................................................................................................]

Güei en LNE: El mundo por montera

0 comentarios
(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)

L'aprecederu

El mundo por montera

La protesta de quienes se rebelan contra los socorristas

07.08.2017 | 03:22
El mundo por montera
Lo bueno de la democracia es que cada uno puede mostrarse como es. Lo malo, como en el chiste en que la esposa deplora que su marido le ponga los cuernos con una vecina chismosa porque todo el portal va a saber de la impericia del esposo para el sexo, es que cada uno puede mostrarse como es.
Vienen proliferando estos días las quejas de los salvamentos de playa de que, con bandera roja, un número no menudo de personas no hacen caso de la prohibición. Más aún, no sólo ignoran el aviso de la enseña, sino que desprecian los avisos de los vigilantes y, con frecuencia, pasan al insulto y la amenaza. En parte habrá ahí un sustrato de ignorancia, pero hay, sobre todo, una desmesurada hinchazón del ego y un desprecio a las normas y la autoridad que caracteriza en los últimos tiempos a una parte de los ciudadanos: lo que antes se denominaba incivismo y mala educación.
Quienes actúan de esa forma no solo ponen en riesgo sus vidas o las de sus hijos, si con ellos se bañan. También las de quienes acuden a rescatarlos, socorristas o no. [....................................................................................................................]

Tritonia y herba de San Antón

0 comentarios


Tritonia crocosmiiflora y herba de San Antón (epilobium hirsutum).

En Llastres, camín de L'Aspu, el 30 de xunetu de 2017.


Salguerina / Salicaria

0 comentarios
En La Cruz, El Foyu, Güerres.

El 31 de xunetu de 2017.




Esta ye una semeya d'una salicaria (Lythrum salicaria L.). Perabondosa en praos y orielles de los caminos, entama agora un poco, col mes d'agostu, el so amiyamientu.

El so nome alude al color de les flores, "lythron", ´sangre`, en griegu.

Ye una planta vivaz que remocica los sos tallos tolos años. Les fueyes nun tienen pecíolu y suelen nacer enfrentaes, casi siempre de dos en dos, y, a vegaes, de tres en tres. No alto, son llanceolaes, llargues y estrenches; les de la base, acorazonaes.

Les flores, como se ve, formen una espiga llarga na parte superior.

Úsense les flores, recoyíes cuandu nun tean abiertes del tou, como astrinxente, contra la foria.