Llavanda/cantuesu

0 comentarios
Flor y planta de llavanda/cantuesu -la más arredondiada- (Lavandula stoechas), una planta de bon olor, emplegada pa perfumes y pa da-y un arrecendorín prestosu a la ropa.
El 10/05/15.


¿Por qué non una execución?

0 comentarios
Tolos medios, ensin escepción, publiquen güei la noticia de lo que se llama "l'asesinatu más antigu de la historia".
Trátase de que s'atopó n'Atapuerca, la llamada "Sima de los güesos" un cráneu que tien na frente dos furacos iguales que son, ensin dulda al paecer, frutu de colpes con un oxetu contundente; esto ye, d'una muerte violenta.


Esti ye'l testu que, más o menos, asoleyen tolos medios escritos:

El cráneo 17 de la Sima está prácticamente completo, y ha sido reconstruido pacientemente por los científicos a partir de 52 fragmentos, aparecidos a lo largo de numerosas campañas (unas veinte) de excavación diferentes. Pero una vez reconstruido saltó la sorpresa: el cráneo 17 muestra, en efecto, dos graves lesiones penetrantes en el hueso frontal, justo encima del ojo izquierdo.
Utilizando las técnicas forenses más modernas, como el análisis de contornos y trayectoria de los traumas, los autores de la investigación han demostrado que ambas fracturas fueron producidas por dos impactos diferentes pero procedentes del mismo objeto. Los dos golpes muestran trayectorias ligeramente distintas y fueron, sin duda, la causa de la muerte del sujeto.
Según los investigadores, es muy poco probable que las heridas se produjeran como consecuencia de una caida fortuita o de un accidente de alguna otra clase. El eje direccional de ambas lesiones, en efecto, es vertical, lo que indica que fueron producidas por dos golpes asestados de arriba a abajo.
Más bien, y basándose en el tipo de fractura, la localización de las heridas y el hecho de que fueron infligidas con el mismo objeto, llevan a los investigadores a interpretarlas como el resultado de un acto letal de agresión. Un acto que podría considerarse como el primer caso(conocido) de asesinato en la historia humana.
Y lo que es más, los científicos han hallado evidencias de que, una vez muerto, el desdichado individuo fue probablemente arrastrado y arrojado a la Sima por otros de sus congéneres, lo que sugiere que la acción humana podría ser responsable de la acumulación de restos al fondo de ese foso natural.

Agora bien, ¿por qué un asesinatu? Ye verdá que lo del asesinatu paez novelesco y que retrotrae a cientos de miles d'años la condición humana, la misma que la nuestra.
Pero, ¿por qué non un axusticiamientu? Ello tendría más sentíu y, sobre too, adelantaría la condición social del home (o de los homínidos), porque un axusticiamientu requier unes normes sociales y unos xulgadores.
O bien, un sacrificiu ritual, un pagu a los dioses o los espíritus, ello adelantaría tamién les condiciones de socialización de los humanos (o homínidos), anque n'otru planu.


xeraniu-pensamientu

0 comentarios
La Miñota, 10/05/15.


Acacies

0 comentarios
Tan precioses, na so floración en mayu.

Vista Alegre, Colunga, el 12/05/15.




Pendientes de la reina

0 comentarios
En La Miñota, Morís, Güerres, el 10/05/15.


La presentación de doña Teresa Mallada en Mieres

0 comentarios
Pongo equí'l testu la presentación que de la mio novela, Bajo el viaducto / Al pie del viaductu, tuvo a bien facer en Mieres la presidente d'Hunosa, doña Teresa Mallada.

Aprovecho equí pa da-y les gracies otra vegada, asina como pa reiterar les que di a don Emilio Huerta "Triqui" pola so presentación n'Uviéu y a don Luis Roda pola que fexo en Xixón.

Y agora, yá, les palabres de doña Teresa Mallada:

Saludos

Lo primero que hice cuando Xuan Xosé Sánchez Vicente me invitó a presentar su nueva novela fue pedir un tiempo muerto para analizar una cuestión de forma: ¿Qué pinta una ingeniera de Minas, presidente de Hunosa, presentando un acto literario? Esa fue la pregunta que me vino a la cabeza.
Luego, me acerqué a las páginas de “Bajo el viaducto” y en ellas comprobé que tienen mucho que ver con nosotros: con los asturianos, con los trabajadores de la industria, con los políticos, con los sindicalistas y la patronal, con los periodistas y los lectores de periódicos, con las personas que enarbolan alguna bandera ideológica, con los que están involucrados con cualquier movimiento vecinal o social, con los prácticos y con los idealistas, con los comprometidos y con los desencantados, con los de Gijón, con los de León y con los de Las Cuencas, con todos.
Recorriendo la novela se percibe lo mucho y bien que conoce Sánchez Vicente a Asturias y a los asturianos, es una asignatura que domina, no en vano considero que Xuan Xosé es en la actualidad uno de los grandes analistas de nuestra región.
En mi opinión, “Bajo el viaducto” es una obra de existencialismo político muy recomendable para aquellos que cambian el canal cuando empieza “Sálvame”, para quienes suben el volumen de su televisor cuando comienzan las noticias, en definitiva, para personas que quieren acercarse a la verdad aunque sepan de antemano que ésta va a desesperarles, a desasosegarles.


No voy a mentir y decirles que me gusta todo lo que aparece en las páginas de la novela: me refiero al contenido de la trama. Pero “Bajo el viaducto” es como la vida misma, y la vida misma se cocina también con injusticia y sufrimiento. Xuan Xosé mezcla venenos y antídotos para dibujarnos cómo avanza implacable, sin sentimientos ni corazón, la apisonadora social.
A ratos, entregado al juego literario –principalmente cuando el autor se recrea en la descripción de su querido Xixón o cuando en la parte final se atreve incluso con la metaliteratura-… Y, a ratos, en brazos del ritmo trepidante de la acción, escondiendo en cada párrafo una novedad de la trama, Xuan Xosé Sánchez Vicente nos muestra “Bajo el viaducto”, una metamorfosis.
Es la metamorfosis del joven idealista, el joven entusiasta de la política y el sindicalismo, que “espoyeta” vigoroso, en tiempos de incertidumbre y ebullición, gracias al abono del cambio voceado a los cuatro vientos.
Es un idealismo de la época en la que aún se fumaba en los bares, de los tiempos en los que los protagonistas de la política eran casi todos varones. Un idealismo que, en manos de la política real, acaba luego triturado y reducido a un simple juego de rentabilidades y posibilismos.
 Oportunismo, luchas de poder, traiciones y compañeros de partido –ya saben, esos que según Churchill son los verdaderos enemigos- acaban al final convirtiendo a nuestro joven idealista en un cadáver político.

La trama lo tritura, engulle un joven héroe y lo regurgita convertido en piltrafa, lo reduce a despojo sin que nuestro protagonista acierte a comprender, como decía el poeta, que la realidad casi nunca coincide con la imagen de nuestros primeros sueños.
Con más de cuarenta obras literarias a sus espaldas y más de treinta años en la primera línea de la política y el articulismo regional, Xuan Xosé Sánchez Vicente consigue su objetivo, dibuja una política convertida en juegos de doble lenguaje, luchas de poder, engaños, traiciones… una política en la que todo se somete a los resultados o cuyo único objetivo es lograr una silla en los órganos de gobierno…
Como él mismo escribe, una política convertida en “una maraña de palabras sin sentido, discursos vagos y pérdidas de tiempo”, una política cargada de hipocresía.
Una política que, y me permito usar aquí la primera persona de plural, algunos tratamos de combatir. Xuan Xosé conoce perfectamente esos ámbitos, especialmente los de la política local y regional -ha sido concejal y diputado en el Parlamento asturiano- y por ello teje como pocos los entresijos de este “House of cards” asturiano que es “Bajo el viaducto”.
Pero pese a que la política, y también el amor, son los pilares de la obra; los renglones torcidos de Xuan Xosé Sánchez Vicente escriben muy derecha una crítica social. ¿Por qué...? Porque en el fondo ¿qué es la política más que una representación de nuestra sociedad?


En circunscripción única, con listas abiertas o cerradas, en primarias o en congreso, por elección directa o en segunda vuelta,…… la política es un espejo social, un reflejo de nosotros mismos, y es ese el motivo por el que muchas veces nos enerva lo que vemos en él.
He dicho antes que “Bajo el viaducto” es un ejercicio de existencialismo político. Pues bien, todo existencialismo acaba en la condición humana.
Es, si se me permite la comparación, el existencialismo del tango: “Aprendí todo lo bueno / aprendí todo lo malo. / Sé del beso que se compra, sé del beso que se da; / del amigo que es amigo / siempre y cuando le convenga / y sé que con mucha plata uno vale mucho más. /
Aprendí que en esta vida / hay que llorar si otros lloran / y que si la murga ríe, / uno se debe reír. / No pensar ni equivocado, para qué, / es igual se vive, / y además corres el riesgo / de que te bauticen gil”.

Más entregado al bable que al lunfardo, Xuan Xosé Sánchez Vicente nos deja un tango. Una mezcla de gaita y bandoneón que arrulla nuestro desengaño, pero… no se desesperen más de lo necesario: si algo queda claro en el libro de Xuan Xosé Sánchez Vicente, es que no hemos perdido nada, sencillamente porque nunca lo tuvimos, como mucho fue un espejismo y la voz desasosegante que oímos, simplemente nuestra condición, la condición del tango.

No me queda más pues que expresar mi gratitud al autor. Muchas gracias, Xuan Xosé por esta estupenda novela que nos has regalado a todos, y a Septem, por su indudable acierto editorial. 

Flores de pumarín y weigela

0 comentarios
En Morís, Güerres, el 10/05/15.




Análisis electoral

0 comentarios
Güei, en LNE. Trescribo, como siempre, los primeros párrafos:

Unos en casa, otros a la urna

25.05.2015 | 05:37
Unos en casa, otros a la urna
Los datos de que se dispone a la hora de escribir este artículo parecen constatar unas cuantas cosas: el crecimiento del voto de izquierda (PSOE, IU, Podemos y sus franquicias) y la caída y disgregación del voto de la derecha (PP, FAC y Ciudadanos).
La impresión es que ha habido una movilización importante del voto joven y de la izquierda tradicionalmente abstencionista en dirección a Podemos y sus franquicias, mientras que una parte del voto de derechas ha optado por quedarse en casa, puesto que el PP no parece haber sumado los votos del desplome de Foro, ni C'S ha obtenido más que unos discretísimos resultados. Asimismo, evidentemente, el fraccionamiento en tres opciones de la derecha ha provocado la pérdida de muchos votos, que se han quedado en el fondo de la urna sin proporcionar escaños para ninguno.
Como ha quedado dicho, Foro ha sufrido una auténtica zarracina, lo que probablemente anuncia el camino hacia su encanijamiento definitivo. Los resultados de C'S, por otra parte, y a la espera de lo que ocurra en el resto de autonomías y ayuntamientos en el conjunto de España, no parecen anunciar un futuro tan halagüeño para la formación como parecían pronosticar las encuestas. La muerte de UPyD era previsible, aun antes de sus problemas internos y sus escisiones.
Los dos partidos tradicionales de la izquierda, PSOE e Izquierda Unida mantienen sus resultados o, dicho de otra manera, apenas han sido dañados por la irrupción de Podemos. Especialmente llamativo es el caso de Izquierda Unida-Izquierda Xunida, que, pese a los augurios, ha conservado en general sus posiciones, e incluso, ha ido a más.
...............................................
..............................................

¡El hombre más feliz del mundo!

0 comentarios
El hombre o la mujer más feliz del mundo no es en estos momentos ninguno de los vencedores o de los que han tenido éxito, ni Ada Coláu, ni Manuela Carmena, ni Pedro Sánchez, ni Pablo Iglesias, ni Albert Rivera.

No. Ha sido Jiménez Losantos: ahora podrá decir que, como él venía diciendo, Mariano Rajoy es la ruina del PP.

Tengo miedo que le de un ataque.



¡Éxitu en Bimenes!

0 comentarios
El PAS acaba de sacar tres ediles en Bimenes, onde teníamos ún, y tuvimos a puntu de llograr la mayoría.
Norabona a tolos miembros de la candidatura y tola xente que los apoyó.
Magníficu trabayu.
Tamos toos orgullosos de vosotros.