¿Parezse daqué esto?: demagoxa y populismu hai 2.500 años

0 comentarios
Escipión.- Y continúa diciendo Platón: "y a los que obedecen a sus jefes les acusa el pueblo y los insulta como esclavos voluntarios, en tanto alaba a los que, siendo magistrados, quieren parecer como si fueran particulares, y a los particulares que pugnan para que no haya diferencia entre un particular y un magistrado, y los colman de honores, de modo que resulta necesario en tal república que todo sea enteramente libre, y que no solo toda casa quede libre de todo dominio, sino también que este mal alcance a los animales; en fin, que el padre tema a su hijo, y el hijo abandone a su padre; que no haya pudor alguno para que sean del todo libres no haya diferencia entre un ciudadano y un extranjero, el maestro tema a sus discípulos y sea complaciente con ellos, los discípulos se burlen de sus maestros, los jóvenes asuman las funciones de los viejos, y los viejos desciendan a las diversiones de los jóvenes, para no hacerse odiosos y pesados frente a ellos. [...] y en tan amplia libertad, incluso los perros y los caballos, hasta los asnos corran tan desenfrenados que haya que apartarse de su camino. Así, pues -dice Platón-, de este libertinaje sin límites resulta al fin que los ciudadanos acaban por hacerse de mentalidad tan desdeñosa y enervada que, en cuanto se produce el mínimo acto de gobierno, se irritan y no lo toleran; por lo que también empiezan a despreciar las leyes, para que nadie les mande".

                                                  (Cicerón, De republica)

Güei, en LNE: De lo previsible a lo imprevisible

0 comentarios
Güei, en LNE: De lo previsible a lo imprevisible: les razones de caún pa les nueves elecciones, el mantenimientu del negociu y la llucha pola espansión del mesmu.

Prejuicio, pasión y ejemplaridad

0 comentarios
                                     (Asoleyóse en La Nueva España del 16/09/19)



                          PREJUICIO, PASIÓN Y EJEMPLARIDAD

               Comprendo que haya quien no entienda la utilidad del asturiano o que se oponga a su normalización por las razones que sean. Pero suele subyacer en esas posturas una auténtica pasión, con pulsiones que van desde la distinción de clase a las del autoritarismo. Es “el síndrome de la u”, que el otro día ejemplificaba M. A. Revilla en televisión: se reían de él (y lo despreciaban) en Santander “porque era de los de la u”. Me lo reveló un día Antonio Masip: “Si, por lo menos, se propusiese Uviedo, que no acabase en u”. Repito: uno entiende las reservas y argumentos frente al proceso de normalización, pero hay mucho más detrás cuando personas que se presumen distinguidas patean en el Campoamor porque se los salude en asturiano. Mucho más.
               Asimismo hay mucha desinformación voluntaria sobre lo que son las lenguas. Cuando se habla de “bable de laboratorio” o de “lengua inventada” se pasa por alto que todas las lenguas cultas y escritas han sido inventadas en algún momento. El castellano por Alfonso X, el alemán por Lutero. Catalán y gallego lo han hecho desde hace menos de un siglo, menos aún el euskera.
               Hay también mucho que decir sobre el asturianismo lingüístico y la demanda de cooficialidad. Se ha convertido esta en un bálsamo milagroso que recuperaría socialmente la lengua.  Ayudaría, pero no es ese el problema de la supervivencia de nuestra lengua, sino un problema de ejemplaridad de quienes tienen autoridad. En ese sentido hay actos desoladores. Acabo de ver en un programa de la TPA a dos próceres del asturianismo cultural hablar en estricto castellano. En dos entrevistas, a dos cabezaleros (-ero y –era) en igual actitud. ¡Y académicos! Podría seguir.
Si quienes deben dar ejemplo no lo hacen, de nada valdrá la oficialidad.
Por cierto, ¿la supresión de la web en asturiano del Sespa es el comienzo de la cooficialidad amable?

Güei, en LNE: "Desertización exprés"

0 comentarios
Güei, en LNE: "Desertización exprés" (la conxunción de polítiques negatives y destructives).

Güei, en LNE: La folixa de los progres que paguen los probes.

0 comentarios
En Lne.es: La folixa de los progres que paguen los probes (polítiques "progres" que castiguen a les rentes baxes: comedores escolares y otres).

Europa, contra la industria

0 comentarios

Dellos periódicos, ente ellos LNE, asoleyaben el domingu 8 de septiembre (el Día d'Asturies) una entrevista interesantisima con  Álvaro Platero, presidente d'Astilleros Gondán. Platero repasa delles cuestiones del pasáu del naval y de la actividá de los sos astilleros, evalúa'l presente y especula sobre'l futuru. Recomiendo lleela toa. Pero lo que quiero equí traer ye'l comportamientu de la UE pa cola industria naval, y, en xeneral, pa cola industria, ensin da-y amparu enfrente a la competencia desigual (por subvenciones, tases, dumpin social o salarial) d'otros países.  
¿Las autoridades europeas protegen su industria naval?
En absoluto. Ése es un problema gordísimo. Somos tan puristas y lo queremos hacer todo tan bien que nos olvidamos de que los demás no se comportan así. Corea, Japón o China compiten con nosotros en desigualdad de condiciones. Tienen costes salariales muy inferiores y la industria recibe apoyo público. Pero, más que China o Corea, que están muy lejos y hacen barcos muy grandes -no hay en Europa tanto mercado-, quien nos hace muchísimo daño ahora mismo es Turquía. Van aprendiendo a hacer barcos y si montas un astillero allí te subvencionan un montón de cosas. Ojalá entraran en la UE. No quieren por eso.
Pero tienen acuerdos con la UE y limitaciones.
No se las ponen. Por ejemplo, para hacer barcos para Estados Unidos o Canadá tienes que pagar unos aranceles brutales. Ellos protegen a sus astilleros, nosotros no. Y un armador puede ir a hacer barcos a Turquía o a China sin problema. Además, aquí cumplimos todas las normativas medioambientales, de seguridad laboral, de lo que tú quieras y allí no cumplen ninguna. Y encima gozan de ventajas fiscales y económicas directas. En Gondán, por el mercado de barco caro y sofisticado en el que estamos, no lo notamos tanto. Me preocupa.


Güei, en LNE: "Así la democracia, así el demos"

0 comentarios
Güei, en LNE: "Así la democracia, así el demos" (dalgunes crítiques a los políticos, suponen, en realidá, una crítica a los votantes).

Menos asturianu y nuevu gobiernu

0 comentarios

Dende fai un mes ta esapaecía la páxina 


onde se podíen facer les cites médiques n'asturianu dende fai años.

A lo meyor ye una de les midides de la "oficialidá amable" del nuevu gobiernu d'Adrián Barbón.

Los socialistes y la industria asturiana

0 comentarios

Dellos periódicos, ente ellos LNE, asoleyaben el domingu 8 de septiembre (el Día d'Asturies) una entrevista interesantisima con  Álvaro Platero, presidente d'Astilleros Gondán. Platero repasa delles cuestiones del pasáu del naval y de la actividá de los sos astilleros, evalúa'l presente y especula sobre'l futuru. Recomiendo lleela toa. Pero lo que quiero equí traer ye la conducta del Comisariu Joaquín Almunia, que fue Secretariu Xeneral del PSOE, candidatu a la Presidencia del Gobiernu y comisariu européu d'Economía. 
Miren miren lo que fizo contra'l sector naval. Y agora saquen conclusiones sobre lo qu'estrema la propaganda de la realidá.
¿Por qué vienen a que les hagan un barco en Asturias?
¿Por qué el mercado triunfa? Por las tres "bes": somos buenos, bonitos y baratos. Yo soy presidente de Pymar, la asociación de astilleros de España, desde 2011. Tuvimos una crisis muy gorda con el "tax lease" y gracias a que estamos en Pymar y a que Pymar consiguiera que hubiese "tax lease", podemos competir con Noruega. Si no hubiésemos aclarado el problema en el 2013, no habría astilleros privados en España. A Almunia le dije a la cara, en una charla en Madrid, que se iba a cargar cincuenta y siete mil puestos de trabajo de los astilleros españoles. Y me contestó que eso no era problema suyo, sino del gobierno español. Le respondí: usted es comisario europeo y también somos europeos. Pero le dio igual, no dijo ni pío. Además, tuve la mala suerte de salir en la foto apuntándole con el dedo.
¿Almunia olvidó su país?
Fue peor. Ser españoles nos perjudicó mucho. Antonio Tajani, que era italiano, nos apoyaba. Todos los comisarios, salvo Almunia, nos apoyaban. El pleno de comisarios le dijo a Almunia, me consta: te estás equivocando, estás masacrando a los astilleros españoles. Y dijo: me da igual. Le advirtieron que iríamos a los tribunales y ganaríamos. Y le dio igual. Fuimos a juicio y ganamos. Todavía estamos esperando su primera excusa.



Unas notas sobre el Padre Galo

0 comentarios

                  (Asoleyóse en LA NUEVA ESPAÑA del 10/09/2019)




                    UNAS NOTAS SOBRE EL PADRE GALO

               Recientemente, un acontecimiento social me incitó a realizar una muy amplia lectura del Padre Galo, “Fernán Coronas”, y a reflexionar sobre su obra y el significado de la misma. Con las limitaciones de un artículo, paso a exponerlas.
               El “descubrimiento” de Galo Antonio Fernández Fernández a principios de los ochenta del siglo pasado suscitó un gran entusiasmo. El P. Galo, sacerdote Oblato, había residido en algunos países fuera de España y dominaba varias lenguas. Entre principios de siglo y finales del los 30 (muere en 1939) escribe, entre otras cosas, miles de poesías, tanto en castellano como en asturiano. Al mismo tiempo, instalado definitivamente en Cadavéu, Valdés, lleva una vida humilde, entregada a la caridad y volcada hacia las gentes y cultura de su entorno. En esa línea, desarrolla un asturianismo cultural, lingüístico y político (reivindicativo de la identidad asturiana y en exigencia del respeto a Asturies en el resto de España) cada vez más intenso.
               En 1984, bajo el impulso de Carlos Rico Avello, miembro de una familia de Valdés con la que Fernán Coronas tenía amistad, y de Manuel Fernández de la Cera, Consejero de Cultura entonces, aparece el libro Rimas y refranero, donde se recoge una importante cantidad de poemas escritos en asturiano. Como he dicho, el “descubrimiento” provoca un inmediato entusiasmo hacia su obra. Fundamentalmente, por una razón: porque, dentro del panorama de nuestra literatura supone un notable avance a la modernidad, ya que, frente a la casi total ausencia del “yo” en la literatura anterior, en su obra predomina la confesión personal y la emoción lírica. Seguramente, además, la resistencia del IDEA a publicar su obra, con pretextos filológicos que están a veces cerca de la ignorancia y que, si  no mala voluntad, demuestran una concepción reduccionista de lo que “deben ser” una lengua y una literatura, ayudó a la fama del P. Galo. (Por cierto, posteriormente a esa edición, muy meritoria, siguió otra muy ampliada, Poesía Asturiana y traducciones (1993), con prólogo del actual responsable de Política Lingüística, Antón García).
               Sobre la escritura y la abundantísima obra de Fernán Coronas debemos decir dos cosas. La primera, respecto a su escritura: es el P. Galo un autor muy creativo lingüísticamente, a veces con criterios distintos a lo largo del tiempo, y si bien es cierto que la época es la de la creatividad lingüística en España y Europa (Surrealismo, Creacionismo, Dadaísmo…), esa creatividad (que, por cierto, ensayaba por la misma época su amigo Pepín de Pría), motivada, entre otras cosas, por la búsqueda de un lenguaje elevado o literario, choca o sorprende muchas veces. La segunda es que, en esa sobreabundancia creativa, hay mucho de caxigalina, mucha poesía de ocasión, escritura poco revisada. Sin embargo, como diría Machado, “hay siempre un ascua de veras en su incendio”. Tal vez la cita es injusta en lo literal o da una idea confundida. Digámoslo, pues, con claridad: en la obra de Galo hay perlas notables en tres ámbitos emocionales, el paisajístico, el patriótico-asturianista y en el religioso. Disfruten de algunas:
               Aquí hemus escanciavus / ducísima escanciada / de zusmiu saborosu / estúrigas mazanas: / la roxa sidra nuesa / nun cuépanu de faya… (Brinde nun Curión).  …Inda hemus añadiré / pa que retumbiu faiga: / “¡Nun ye asturianu bonu / quien de la lluita salga, / ya recobrar nun quera / lux a esbaldríu de casa!” (Un innu asturianu).
               Que de outramiente me miran / ya queixosinas me falan / las partes de la vivienda / ya todu lu que hay en casa: / lus ballicantes tabiques, / ya las parés afumadas, / lus pelluvius cun lus pingus, / lus rendixus cun berriana, / el soyu, chen de furacus, / ya’l desván que s’abichara… (La casina vieya).   Durme nenu, durme nenu, / nun biercín de finas callas, / que maína foy al rigu, / foy al rigu la to mama. / Cuandu volva vei traete, / vei traer de xuntu al augua / muitas rosas ya claveles / pa facete una almogada. / Durme nenu, durme nenu, / na cunina blanca, blanda, / su las alas callandinas / del tou ánxele de guarda (Durme nenu).
Nun sabe naide la harmosura escelsa / de lus amores mieus, / nin sabe naide la duzura casta / del bon querer en Dieus. / Nun sabe nadie cúmu asina abaten / el duelu ya el dolor; / nin sabe nadie cúmu encima suplen / los xúbilos de amor… (Nun saben d’amor verdaderu). Vírxene de Riégala, / mae del llugare, / la piedade tua / nu’nus desampare. / Tú que te surriste / pa los nuesus buelus, / cu’la tu surrisa / vólvenos consuelus. / Volve surrisate / cu’la surrisada / que parez feitina / de la lluz d’albada (Vírxene de Riégala).