Ayu blancu.

0 comentarios
Allium neapolitanum, de la familia de les Aliácees. Ayu blancu . Perbayurosa nes veres de los caminos. Planta bulbosa, perenne, glabra. Fueyes en númeru de 2-3 nel cuartu baxeru del tallu, anchamente lliniares, de 8-35 cm de llargu y 5-20 mm d'anchu, carinaes pel envés. Güel a ayu, y les flores son blanques con forma de copa o campana. Florez en primavera.



Selmana de les llestres asturianes

1 comentarios


Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (XXIX)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

atestibillar, v. tr. Llenar, completar. 


atopada, f. Acción y efecto de atopar. || 2. Encuentro. || 3. Hallazgo.

atopadura, f. Acción y efecto de atopar. || 2. Encuentro. || 3. Hallazgo.

atozar, v. tr. Acosar los perros a los animales cuando éstos están subidos a los árboles. || 2. Igualar a golpes de paleta los tozos de las pajas al atar el manoyu. || 3. Retener una cosa para evitar que caiga. || 3. Contener a una persona o a un animal para que no corra o se desboque.

atrochar, v. tr. Atascarse, quedar retenido en el barro o en la nieve.



Consuelda, prunella vulgaris

0 comentarios


Prunella vulgaris L., de la familia de les Lamiácees. Vivaz o bianual, de 5 a 45 cm d'altor, poco vellosa. Tien un rizoma ramificáu, del que van desurdiendo rosetes de fueyes basales. Los tallos son de sección cuadrangular y tienen pelinos nes dos cares opuestes que son un daqué acanalaes. Les fueyes son opuestes, oavaes o rómbico-ovaes. Les flores atrópense en verticilastros, xeneralmente de 6 flores, faciendo espigues grueses, de basta 4 cm de llargu. La corola ye de collor azuláu a violeta escuru. Desendólczase en praos y zones herboses húmedes. Florez ente abril y spetiembre.

Tiense por vulneraria y un daqué astrinxente. Tómase n'ensalada pa les hemorroides. 

Otros nomes: yerba de les mancaúres, brunela, prunela, yerba del podador, yerba del carpinteru, uña de caballu.



George Soros tampoco se fía del euru

0 comentarios

Yá saben qu'anuncié nel 2002 la crisis del euru, y señalé los problemes qu'acostinaba pa les economíes con menos innovación y capacidá industrial. Aquelles predicciones, por desgracia, cumpliérense. Ye posible, como dixe yá delles vegaes, que, al final, y pesie a tolos nuestros esfuerzos, tengamos que salinos del euru pa crear empléu. Que la voladura del euru sea controlada o non ye otra cosa.

Lo que-yos pongo equí agora ye la opinión de George Soros. Como recordarán, el fue'l qu'apostó contra la llibra inglesa y el SME (el sistema monetariu européu) y obligó a devaluar la llibra y otres monedes como la peseta. Él, como otros munchos, creen que l'euru ye insostenible pola disimilitú de les economíes, y porque la moneda única obliga, precisamente, a que cada día s'afonden más les diferencies ente economíes.

Primeros puyos de peral

0 comentarios


Los primeros puyos d'una peral, nel día gris del 02/04/12.

Entrevista na TPA

0 comentarios
Ver VÍDIU:

margarites roxes

1 comentarios


Margariteru preciosu de color. En La Cotariella, Güerres, el 02/04/12.

Asturies

0 comentarios

  • el TSXA ordena repetir el votu emigrante nel Occidente (en TRES meses).

  • el parlamentu asturianu queda con 44 diputaos (falta'l diputáu del occidente).

  • el PSOE va recurrir la decisión al Constitucional.

  • el paru llega a los 96.700 asturianos (el 20,39% de la población activa).


YPF, MEMENTO Y REACTIVO

0 comentarios

¡La pucha, que trae liciones / el tiempo con sus mudanzas! 
(Martín Fierro)

Cuando, dos días antes del asalto y apropiación de YPF, oí al ministro José Manuel Soria decir que el asunto estaba «en vías de solución» me dio un respingo. En primer lugar, porque ningún cargo público debe afirmar taxativamente nada en una situación de conflicto como esa. En segundo lugar, y sobre todo, porque es no conocer a los regímenes-pueblo como el peronista pensar que, una vez han anunciado que van a defender «los sagrados intereses de la patria», van a dar marcha atrás. De modo que, dos días después, consumado el asalto y expolio, me volvió segunda vez a la mente aquella frase que tras leer las palabras de don José Manuel había asaltado mis circunvoluciones cerebrales, una frase que suelen decir los personajes de las novelas de «El Santo», «Como dijo la actriz al obispo, tú eres tonto, hijo mío».

De forma semejante, cuando vi las declaraciones del señor Margallo y de la vicepresidente, doña Soraya, manifestando que la apropiación de YPF (que es lo que es, de momento) conllevaría «medidas» y, especialmente, cuando afirmó esta, a pregunta periodística, que «las medidas no se anuncian, se toman», pensé en varias cosas, una de ellas en que, cuando no se tiene un Méndez Núñez (literal o simbólico), el contrario hace con las amenazas «tirabuzones», como cantaban en el Cádiz de 1812 que hacían las gaditanas «con las bombas que tiran los fanfarrones», o, más en hoy, le hacen el mismo caso que un adolescente impertinente e impenitente le hace al profesor cuando lo amenaza con avisar a sus padres.

De modo que el asunto YPF, aparte de la desgracia de su propia entidad, nos ha servido como reactivo para ver el grado de incompetencia e infantilidad de este gobierno, aún a muchas millas de los registros del de monsieur Zapatero, pero con un buen trecho recorrido en su misma dirección.

Lo previsible es que, en fechas próximas, ahora con el nuevo pretexto de las medidas tomadas en represalia (no haber hecho nada, digámoslo, habría sido una opción insostenible), más empresas españolas (Telefónica, Endesa, Gas Natural, y otras cuantas decenas —varios cientos hay en aquel país—) sean hostigadas o sufran un acoso semejante.

La actuación argentina en YPF debe servir también de «memento»: nadie debería invertir (salvo si las inversiones se pueden deshacer o revertir en horas) en un país que vota sistemáticamente, desde hace décadas, al peronismo, o en países que votan cosas semejantes, porque ese voto es precisamente la expresión de un régimen-pueblo, es decir, de un pueblo que vota a sus dirigentes exactamente para eso (digamos, por cierto, y por si alguien tiene alguna duda, que Argentina es un estado que tiene decenas de litigios internacionales y que incumple las condenas y elude los pagos). ¿Que los argentinos tienen derecho a votar lo que quieran? Por supuesto, ello es precisamente lo que es la democracia. Pero los demás tienen también derecho a saber que ese voto nunca se separará de su naturaleza, como el escorpión que, en la fábula, pretendía atravesar el río sobre la rana.

(Es, por cierto, una visión beatífica y mistificadora de la realidad, esa pamplina de la teología democrática de que una cosa son los pueblos y otra los políticos. En una democracia son los pueblos los que incitan, aplauden y sancionan los comportamientos de los políticos, especialmente cuando su decisión se repite elección tras elección. Y, evidentemente, y a propósito, ya pueden imaginarse lo que pensarán de nosotros algunos inversores extranjeros cuando votamos de determinada manera, o hacemos y decimos ciertas cosas.)

Pero el asunto YPF no ha servido solo de memento de cuál es la realidad que nos resistimos a aceptar o de reactivo que nos haya permitido sondear cuánto de pininos tienen el PP y el Gobierno, también nos ha servido para que quien no quisiera ver pueda tener otra ocasión de conocer qué es en realidad el PCE, ya saben, esa fuerza política que se disfraza bajo las siglas de IU para poder engañar al sintagma coordinado de los «indignados útiles» y los «incautos de viaje» (¿o decía de otra manera la formulación clásica?): han apoyado la expropiación de YPF e, incluso, la han aplaudido (ya saben: el «anticolonialismo» y el «anticapitalismo» como pretextos de un proyecto de dominio social) y, por supuesto, se han negado a cualquier represalia contra «la soberanía argentina». «El que tenga oyíos p’atolenar qu’atolene», decía el equipo del obispo Fernández de Castro en la traducción del Evanxeliu de san Matéu.

Y, por cierto, el alma montuna del PSOE se ha comportado igual en Bruselas, exactamente con el mismo espíritu «franciscano» con que se negaron a transcribir aquella parte de la directiva europea sobre extranjeros que van a tratarse a otro país en la que se exigían condiciones de arraigo, trabajo o falta de medios propios para poder acogerse gratuitamente a la medicina del país ajeno: también ha votado en contra de las sanciones a Argentina y ha pedido lo que siempre se pide cuando uno no quiere enfrentar la realidad o pretende exculpar a alguien o amparar su delito: «diálogo».


Magníficu güe

0 comentarios
Yo creo que yá lu saqué más vegaes. Agora, más cerca. En Morís, Güerres. Llástima que non lu avisara, si lo ficiera igual se presentaba un daqué más aseaducu peles ancles.



Por fin se atreve un gobierno: Los clubes de fútbol podrán ser expulsados de la Liga si no pagan sus deudas con Hacienda

0 comentarios

Equí, nesti blog, llevamos yá tiempu protestando y quexándonos: nun hai derechu y nun había derechu a que los clubes de fútbol tuviesen deldes cola Axencia Tributaria y cola Seguridá Social. Ye más, munchos tán en quiebra y otros oculten dalgunos ingresos de los sos xugadores.

Ello, sobre ser una inxusticia y un espoliu al dineru de toos, ye una ufiensa pa tantos miles d'empresarios que tán obligaos a pesllar por nun poder pagar les deldes, pa tantos miles de persones o families que pierden la casa por nun poder pagar la hipoteca.

Un aplausu pal PP que s'atreve a meter mano nesti caxellu d'aviéspores. La quexa ye que'l plazu que-yos da pa ponese al día (ocho años) ye escesivu. Y, per otru llau, a ver si lo cumple o si'l siguiente sigue con ello.

Una muestra más del retrasu la primavera

0 comentarios


Vengo dende fai selmanes apuntando l'atrus de la primavera esti añu, como de tres selmanes o un mes, tanto nos árboles como nes flores. Allugo equí esti ensiertu de la web de José Antonio Maldonado, www.eltiempo.es, onde vien decir lo mesmo con motivu los índices polínicos. (Na semeya, un pumar el 22/04/12, ensin char fueya nin floriar entovía.
  • Martes, 17 de abril, 2012

    Pestaña con los índices polínicos


    Hace algún tiempo que distintos lectores de este blog venían solicitando que, como en los dos años anteriores, colocásemos en nuestra web www.eltiempo.es, la pestaña que da acceso a los índices polínicos en cada provincia de las plantas que mayores problemas puedan causar en personas alérgicas a alguna de ellas.

    Pues bien, como quizá habrán observado muchos de ustedes, desde hace varios días ya se puede consultar esa información, y si no lo hemos hecho unas cuantas semanas antes es porque este año también está siendo extraño en este aspecto. La escasez de precipitaciones en el transcurso de los tres primeros meses del presente 2012 y las fuertes heladas del mes de febrero (sobre todo en su primera quincena) han determinado que hasta ahora apenas haya aparecido la flor en las plantas, de tal manera que el ciprés, el plátano de sombra, el olivo o las gramíneas, que son las que desencadenan las alergias más agresivas están pasando prácticamente desapercibidas.

    Todo va retrasado en este aspecto, lo que salta a la vista observando que los árboles de las plazas o avenidas que uno frecuenta en su ciudad tienen muchas menos hojas que otros años por estas fechas, y aunque aumentarán los índices polínicos de casi todas esas especies en las próximas semanas (no de forma inmediata), y por mucho que cambien las características meteorológicas, este no va a ser un año especialmente duro para quienes padecen alergias a causa de las citadas plantas. Según los alergólogos son alrededor de seis millones y medio las personas alérgicas a algún tipo de polen en España.

    Recordemos que para ver los datos de cada provincia no hay más que pinchar en la pestaña “polen” y a continuación en la zona deseada. Estos datos, obtenidos con arreglo a las mediciones que lleva a cabo la Red Española de Aerobiología, se actualizarán cada miércoles hasta el final del mes de julio.

Avances na figar

0 comentarios


Al respective l'anterior (asoleyada'l 16/04). Estes semeyes son del 03/04/12. La figar, n'El Piqueru, Llastres.

Legislando con las témporas: contra los padres y contra los hijos

0 comentarios
Ya saben desde hace cuánto tiempo vengo señalando lo mal que se legisla en España, con cuánto desconocimiento y con qué voluntad de quedar bien con un pequeño grupito que alabe la "modernidad" o la "progresería" de los legisladores.

Una de las terribles consecuencias de esa tontería es la situación en que muchos padres quedan frente a sus hijos: no solo no los pueden educar, sino que son perseguidos por hacerlo o denunciados por intentarlo.

Aunque ya lo saben de sobra, pueden repasar ahora otra vez uno de los últimos episodios públicos de ese despropósito.

Vean y reflexionen: ""La madre denunciada por su hija por detención ilegal: 'La Justicia no te deja educar' (El Mundo 03/03/2012)"

Les primeres flores de la pescal

0 comentarios
Retrasaes, como too esti añu, les primeres flores d'una pescal. El 31/03/12. En La Miñota, Morís, Güerres.





Entrevista Teisa Dalmau sobre aprendizaje temprano

0 comentarios
Teisa Dalmau. Semeya de Judit Martínez pa La Vanguardia

Asoleyo equí una entrevista interesantísima de "La contra" de La vanguardia del 18/04/12 sobre l'aprendizaxe infantil y la escuela con Teisa Dalmau, una esperta n'aprendizaxe infantil. La idea central ye la de que "La escuela nun fai más qu'asollar nel fueu que se prende nel llar". Pongo equí dos "pinchinos" de preba y recomiéndo-yos que pasen a degustar el menú enteru nel empobinamientu a La Vanguardia que fago más abaxo.
«El objetivo del aprendizaje temprano es que cada niño y niña, independientemente de su potencial, consiga un desarrollo físico, intelectual, emocional y social excelente. sólo así podrá ayudar a construir un mundo más libre de violencia, pobreza y odio.»
«Además de un sistema nervioso bien organizado, es fundamental que tenga un entorno social y familiar favorable, así como buenos maestros y altos niveles de motivación y seguridad emocional. Cuanto más y mejor estimulación reciba su cerebro en período de formación, más rápida y más completa será su organización neurológica y, consecuentemente, más altas serán sus capacidades cognitivas.»

Brotos de la morera

0 comentarios
Los primeros brotos de la morera. Una selmana más tarde de salir. En La Miñota, el 31/03/12. Ye una morera de cultivu, non "de sebe".



Gavilotes

0 comentarios
Esperando la xinta, nun otra cosa faen. Al fondu, La Griega y La Villeda.

En Llastres, el 21/04/12



Un problema de mundo

0 comentarios
Debuxu de Pablo García pa La Nueva España del 19/04/12
El alumno lee el poema de Ángel González: «Después de haber comido entrambos doce nécoras / alguien dijo a Pilatos: / —¿Y que hacemos ahora?/ Él vaciló un instante, y respondía / (educado, distante, indiferente) / —Chico, tu haz lo que quieras. / Yo me lavo las manos.» De pronto el profesor se da cuenta de que existe un problema. «¿Alguien me puede explicar de qué trata esto o a qué se refiere?», pregunta. Tras la experiencia de ese momento, traslada la lectura y la cuestión a los restantes cursos de 2º de bachillerato. De un total de sesenta alumnos, apenas doce tienen una vaga idea de que la facecia de González hace referencia al episodio evangélico de Jesús y Pilatos; de entre ellos, únicamente uno es capaz de asociar el nombre de Barrabás al suceso (tangencialmente, por cierto, aquella votación de hace veinte siglos invita a alguna melancólica reflexión sobre la democracia, pero es ello harina de otro costal).

Esa súbita revelación sobre el texto del autor de «Prosemas o menos» (irónicamente, su título es el de «Final conocido») lleva al docente a recordar otras experiencias semejantes. Hace tiempo, por ejemplo, que conoce que cuando con más o menos entusiasmo (profesoral, literario o de otro tipo) recita el «Vientos del pueblo» de Miguel Hernández, ha de enfrentarse al hecho de que prácticamente ninguno de sus alumnos saben lo que es un yugo y de que, mucho menos, lo asocian a imágenes, emociones o conceptos de sumisión. De la misma manera, el contraste que el poema del de Orihuela establece entre «bueyes» (con sus connotaciones de «docilidad» y «mansedumbre») y «toros» («fiereza», «orgullo», «rebelión») es tan ignoto para ellos como lo sería la existencia del continente americano para aquel Pintaius nuestro que se nos fue a ganar el pan (¡mira por dónde, qué anticipado!) y a morir a la Germania, en el siglo I de nuestra era.

Creo que he expuesto en otro lugar lo ocurrido a mi entrañable amigo Lluis Ánxel Núñez con su hija. Tras contarle el andersiano cuento de «La cerillerina» («La vendedora de fósforos», por otro nombre) tuvo que explicarle al retoño qué era una cerilla y para qué servía. Cuando lo consiguió, la niña preguntó que para qué quería encender nadie fuego en una casa.

En todas las épocas, el mundo de cada generación no ha sido otro que aquel que comenzaba con sus doce o trece años, y lo anterior lo han visto siempre como una sombra incorpórea de escasa tangibilidad, cuyo relato por parte de los mayores, por otro lado, era percibido en calidad de «consejas de las viejas junto al fuego».

Pero a lo que en este momento asistimos es a cosa muy distinta. No es la cuestión tópica (y más inane de lo que parece) de «las nuevas tecnologías», no, sino un problema de radical trascendencia. Se trata de que el mundo compartido durante siglos por decenas de generaciones —probablemente desde la invención de la ganadería y la agricultura, en todo caso, desde Roma hasta hace poco— ha desaparecido: lo que antes era una comunidad secular de datos, de puntos de vista, de emociones y sensaciones, de juicios y prejuicios a ellos unidos se ha evaporado. Y, con ello, se han hecho intransferibles, intraducibles, todas las construcciones culturales —con sus emociones, sus presupuestos, sus valores, las críticas a esos valores y presupuestos— del pasado. La desaparición de cualquier conexión de conocimiento con la cultura religiosa cristiana —dominante al menos desde el siglo IV d.C. en Occidente— es solo un aspecto de esa calamidad.

Porque es posible mostrar a un joven un yugo, un buey o un toro o una cerilla y explicarle su uso, su conducta o su utilidad y los significados simbólicos a ellos unidos. Pero hacer que eso sea una vivencia, un dato primario de la experiencia encarnado en su psique, es imposible. Para él no será más que una vaga noción abstracta y evanescente, una sombra de sombras con escaso interés.

He ahí uno de los problemas o dramas del presente: la ruptura casi absoluta —en Occidente y en el mundo industrializado— con el mundo que fue sustrato vivencial y saber meramente experiencial —cultura común, pues— de todas las generaciones a lo largo de muchos siglos.

Margarites

0 comentarios



Margarites. En La Miñota, el 31/03/12. ¡Que-yos presten!

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (XXVIII)

0 comentarios

Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, n’azul.


atabales, m. pl. Bártulos. || 2. Equipaje. || 3. Guarnición de las caballerías. || 4. Utensilios necesario para la realización de una trabajo. || Andar con los atabales, amenazar. || Ser un atabales, expresión utilizada a modo de insulto.

atafuñar, v. tr. Ahorrar con tacañería. || 2. Tacañear. || 3. Trabajar con intensidad y de forma poco provechosa.

atanigar, v. tr. Sacudir, balancear, mover un árbol para que tire su fruto.

atarambicar, v. intr. Tropezar y caer.

atarecíu, ida, ío, adj. Aterido, muerto de frío.

atarequíu, ida, ío, adj. Aterido, muerto de frío.

Cimbalaria

0 comentarios
La cimbalaria (Cymbalaria muralis, P. Gaertner) ye una plantina (pol so tamañu) de les Escrofulariácees, vivaz, de flores de color violeta pálido y de fueyines acorazonaes o arriñonaes, pero estremaes en 5 o 7 llóbulos un migayín apiconaos.


Crez nes muries, roques, teyaos, etc. Ye bayurosa. Anque se diz que florez de mayu a ochobre, estes, como se ve tán floriaes en marzu, como lo taben en febreru: la semeya ye del 17/03/12, en Llastres.

Tómase en ferviatu, como tónica. En cocimientu, como diurética.