Metafísica d'izquierdes

O logomaquia d'izquierdes. El que quiera velo nun tien más qu'abrir los güeyos. Bilta perdayuri per tolos terrenos, con bayura, como la herba ente abril y mediaos d'agostu. Consiste en creer que les palabres son el mundu. O, inclusu, que anque se reconoza'l mundu como ye cabe falsealu diciendo sobre él palabres que se saben que nun tienen dala virtú sobre'l mundu, más que la d'engañase o la d'engañar a los suyos.

"La realidá ye testona", decía Llenín. El discursu ye testón, facen estos, y, como decía aquella troquelación de los franquistes, "inasequible" al desalientu.

Un exemplu de los caberos. La Nueva España, el 26 de xunu de 2013, Ludolfo Paramio, un intelectual "orgánicu" de la manzorga. Esto diz después de criticar llargamente'l sometimientu de la socialdemocracia a les polítiques d'austeridá y l'abandonu de les polítiques keynesianes anticícliques:
¿Y a hacia dónde debe ir la socialdemocracia?
La cuestión clave es el cambio de la política europea. Lo difícil es lograr que se combinen los estímulos económicos al crecimiento con la política fiscal, sobre todo porque proponer más gasto sin nuevas formas de financiación es poco verosímil.
¿Zapatero frustró el proyecto socialdemócrata español?
No, la debacle electoral es porque Zapatero se vio atrapado en un dilema y cuando supo que no tenía salida optó por el giro hacia la austeridad. [...] la clave está en mayo de 2010, cuando le convencieron -le llamó hasta Obama- de que era preciso un cambio de rumbo en la política económica.
¿Fue una decisión personal?
No sé si la consultó con el resto del Gobierno, pero no lo hizo con el partido. Asumió la responsabilidad, como una autoinmolación.
¿Fue una decisión errónea?
Para matizar, pero no mucho, creo que había pocas posibilidades más, aunque debería haber intentado explicar su decisión. Es cierto que un giro así tiene un coste terrible para tu gobierno y tu partido.
¿Ven ustedes? Falsa conciencia, logomaquia, palabrería, hablar por hablar. Si Zapatero hizo lo que hizo porque no había otro remedio. Si la política de foria financiera keynesiana (o, en términos que conocen mis lectores, "la del burru cagarriales", es imposible) ¿cuál es la otra política? ¿cuál es la política que, debiendo haberse aplicado no se pude, sin embargo aplicar, porque es imposible? 

Pues eso, palabrería o metafísica d'izquierdes.