Les mazanes baltaes

0 comentarios
Y los pumares vacios, pero entá nun espíos, porque nesta pumarada la fueya aguanta entero hasta mui tarde. La semeya, del 12/11/14. La pañada, el 08/11/14.


Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXIX)

0 comentarios
CLXIX


Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

llepre, f. Turba, multitud. || 2. Algarabía.
llercia, f. Pánico, miedo. || 2. Pesadumbre.  || 3. Ser fantástico con que se asusta a los niños.
llerón, m. Cascajar, paraje donde hay mucho cascajo o piedras menudas en gran cantidad y extensión. || 2. Paraje lleno de cantos rodados. Son frecuentes a orillas de los ríos o de la mar, aunque no son exclusivos de esos parajes.
llimpar, dial. V. llimpiar.

llimpión, m. Limpión, limpiadura ligera. || 2. Rodillo de  cocina. || 3. Trapo de limpieza, en general. || 4. En general, cualquier instrumento o medio que se usa para limpiar. || 5. Repaso que se da a las cosas o la ropa vieja para tratar de encontrar algo útil o reutilizable.



Astuera, La Griega, caseríu, El Sueve

0 comentarios

Dende San Pedru, Llastres.
El 06/11/14.

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXVIII)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

lleite, dial. V. lleche.
lleitona, f. dial. Vaca que tiene una cría a la que da de mamar.
llenda, f. Parte por la cual limitan dos predios. || 2. Acción y efecto de llendar.
llende1, f. Lugar donde se apacienta el ganado. || 2. Acto de llendar. || 3. Parte por la cual limitan dos predios. || 4. Punto de referencia que se sigue en el comportamiento de la personas o en el uso correcto de un idioma. || A la llende de, al pie de junto a. || En llendes, cansado o harto.

llendón, m. Porción de terreno dedicado a pasto exclusivamente. || 2. Bisbita de los árboles, pájaro motacílido. Su nombre científico es Anthus arboreus.|| 3. Lugar donde apacienta el ganado. || 4. Paraguas grande. || 5. Instrumento eléctrico empleado para llendar el ganado. || 6. Terreno pequeño y de escasa calidad. || 7. Matorral que sive de cierre o linde a un prado.


Astuera y La Griega, dende San Pedru

0 comentarios


El 06/11/14. El Seueve, al fondu.

Willy Toledo: ¡Otru fenómenu!

0 comentarios

Willy Toledo: "El capitalismo es incompatible con la democracia" (ayer, en Llangréu).


Yá se sabe lo que ye la democracia ye la Rusia de Lenin y Stalin, la China de Mao y la de güei, Corea del Norte, etc.
Pues val. Yo yá nun sé si ye un problema d'enfermedá intelectual, d'enfermedá psíquica o d'un problema cognitivu.

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXVII)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

llavandera, f. Motacila o aguzanieves, pájaro dentirrostro, con el pico recto y delgado, cola larga y patas delgadas y bastante largas. Su nombre científico es Motacilla alba. || 2. dial. V. llavadera. || 3. Personaje de la mitología asturiana. || 4. f. Figura del nacimiento que representa a una mujer lavando ropa. || Llavandera real, pájaro pequeño, de color gris por encima y amarillo vivo por abajo y de rabo alargado y negro. Su nombre científico es Motacilla cinerea.
llazu, m. Lazo, cuerda con lazada corrediza para cazar o sujetar animales. || 2. Ardid, trampa, asechanza. || 3. Cinta larga, estrecha y delgada de tela que se utiliza para atar o adornar. || 4. Relación o cosa común con otra. || 5. Cada una de las pizarras o maderas que, en las construcciones antiguas que usaban esos materiales a modo de tejas, se colocaban ensambladas a media pieza y descansaban alternativamente a uno y otro lado de la cubierta. || Tener llazu, tener sed.
llechón, m. Diente de león, hierba compuesta de flores amarillas de largo pedúnculo hueco y semilla con vilano abundante y blanquecino, Su nombre científico es Taraxacum officinale. || 2. Cerdo que todavía mama.
llechona, f. Cerda que todavía mama.

llegar, v. intr. Llegar, alcanzar un sitio o paraje. || 2. Alcanzar una cosa que se halla situada en un sitio elevado. || 3. Completar la cantidad o el número de algo. || 4. Ser bastante para algo o alguien. || 5. Quedar a la altura de otra cosa o de otra persona. || 6. Extenderse algo hasta un lugar. || 7. tr. Acercar un objeto a otra persona. || 8. Llevar a alguien a un lugar cercano o al que se puede llegar en poco tiempo. || 9. Realizar la acción de algo después de un proceso. || 10. prnl. Ir a un lugar cercano o al que se puede llegar en poco tiempo. || Llegar a figu maduru, fam. Cumplirse algo que se esperaba. || Llegar a les manes, pelearse. || Llegar a panizu maduru, fam. Cumplirse algo que se esperaba. || Llegar a pintoriu, fam. Conseguir una persona o una cosa el fin que tiene. || Llegar a polleru, fam. Conseguir una persona o una cosa el fin que tiene. 2 Madurar. || Llegar a tálamu, finalizar algo. || Llegar al corazón, afectar en el ánimo algo que se dice o se hace. || Llegar el samartín, fam. Llegar a alguien el momento de rendir cuentas. || Llegar y besar el santu, fam. Ser muy fácil y rápido de conseguir. || Nun llegar a llaurexu, no prosperar o no crecer algo. || Nun llegar a los calcañares, ser de inferior capacidad que otra persona o cosa. || Nun llegar a los calcaños, ser de inferior capacidad que otra persona o cosa. || Nun llegar a pintoriu, no llegar a realizarse una cosa. || || Nun llegar la camisa al cuerpu, tener mucho miedo. || Nun llegar la pación a la barriga, fam. Dícese cuando alguien intenta aparentar que tiene más riquezas de las que posee en realidad. || Nun llegar la sangre al ríu, fam. No tener un conflicto o un problema mayores consecuencias. || Tar llegáu a la razón, tener pocos medios.




Dende San Pedru (Llastres)

0 comentarios


Astuera y el so caseríu, San Telmu, en segundu términu (Pueden vese dos de les conches del Xurásicu). El Sueve, al fondu.

El 06/11/14.

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXVI)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

llanguanona, f. Desmán de los Pirineos, mamífero soricomorfo de la familia de los Tálpidos, De hábitos principalmente nocturnos, es un insectívoro semiacuático que habita en las orillas de riachuelos y torrentes. Lo caracterizan su morro con forma de trompeta. Su pelo es entre castaño oscuro y gris. Su nombre científico es Galemys pyrenaicus.
llargatesa, f. Lagartija, especie de lagarto pequeño, muy común en Asturies, ligero y espantadizo, que se distingue por tener la cabeza y la cola puntiaguda y el cuerpo alargado y de color verdoso por encima, y blanco amarillento por el vientre. Su nombre científico es Lacerta muralis.
llastra, f. Peña grande y con aristas. || 2. Peña alargada y tendida, generalmente en capas o secciones. || 3. Laja , piedra más bien grande, naturalmente lisa, plana  y de poco grosor.
llatidura, f. Latido, acción y efecto de llatir. || 2. Golpe del corazón al latir. || 3. Enfermedad que cursa con fatiga, dificultad respiratoria y esfuerzo del corazón.
llavadora, f. Lavadora, máquina de lavar. || 2. Cantidad de ropa que contiene la lavadora. || 3. Lavandera, mujer que tenía por oficio el lavar la ropa ajena cobrando por ello. || 4. Figura del nacimiento que representa a una mujer lavando ropa.


Astuera, Llastres

0 comentarios


Dende Llastres: abaxu, esa especie de cornales, cadarma de la antigua estructura pa cargar los barcos col cargón tresportáu per vía aérea dende Carrandi. La playa Astuera. Equí, al pie, el pedréu.

El 06/11/14.

¡Un fenómenu (otru)!

0 comentarios
Fai dos díes (24):

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado que su partido apoya la derogación del artículo 135 de la Constitución que obliga a la estabilidad presupuestaria de las administraciones, medida aprobada en la recta final del mandato de José Luis Rodríguez Zapatero con el apoyo del PP. Sánchez ha informado de esta medida en un foro titulado 'Desigualdad y democracia', organizado por UGT en la Escuela Julián Besteiro en Madrid. 

Fai un día (25):


Pedro Sánchez aclara que no derogará, sino que completará, el artículo del déficit cero

Que conste qu'esti ye'l más llistu, y que lu escoyeren por oposición abierta (como al anterior). Pues nada, onde'l pueblu pon el güeyu Dios sanciona.
¡Y van yá...!






Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXV)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

llampaza, f. Terreno pendiente. || 2. Breve salida del sol en día lluvioso o nublado. || 3. Resto de materia que queda sobre el terreno cuando se quita o se retira alguna cosa de él.
lláncanu, a, o, adj. Estevado, que tiene las piernas  arqueadas, separándose entre sí a la altura de las rodillas y volviendo a juntarse en los tobillos.
llancer, dial. V. llancir.
llancierta, f. Lagartija, especie de lagarto pequeño, muy común en España, ligero y espantadizo, que se distingue por tener la cabeza y la cola puntiaguda y el cuerpo alargado y de color verdoso por encima, y blanco amarillento por el vientre. Su nombre científico es Lacerta muralis.
llancir, v. intr. Llorar. || 2. Gemir. || 3. Quejarse. || 4. Provocar tirantez y dolor en la piel una llaga, una infección, una cicatriz o semejante.


0 comentarios

Dende Llastres: abaxu, esa especie de cornales, cadarma de la antigua estructura pa cargar los barcos col cargón tresportáu per vía aérea dende Carrandi. La playa Astuera.

El 06/11/14.

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXIV)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

llambequisques, m. fam. Perro faldero.
llambericu, m. Golosina. || 2. Cosa atractiva o apetitosa.
llamberizu, m. Golosina. || 2. Cosa atractiva o apetitosa.
llambión, ona, ón (ono), adj. Que lame. || 2. Goloso, aficionado a comer golosinas. || 3. Deseoso o dominado por el apetito de alguna cosa. || 4. Apetitoso, que excita el apetito. || 5. Dícese del instrumento musical que tiene un sonido especial o melódico. || 6. Curioso, aficionado a saber de la vida de los demás.
llambria, f. Superficie inclinada y resbaladiza de una pared de un picu o de un monte. || 2. Terraplén. || 3  Laja , piedra más bien grande, naturalmente lisa, plana  y de poco grosor.


Vistalegre, La Griega, La Villeda, El Sueve

0 comentarios

Dende Llastres, el 06/11/2014.
La seronda apunta nalgunes fueyes d'estes acacies.

Don Javier y don Pere, de Comedia (o la eterna comedia del PSOE)

0 comentarios
Es este un articulo del 21/06/13. Se refiere a la concreta actuación por esas fechas de una vieja comedia que lleva representando el PSOE desde agosto de 2003, a raíz del Manifiesto de Santillana: la del "federalismo asimétrico". Verán cómo, a día de hoy, sigue siendo la misma. 
(Por cierto, y para los señardosos: ¿Alguién se acuerda hoy de quién diablos es ese Pere (Navarro) del artículo? Pues hace poco más de un año pitaba muchísimo. ¡O tempora...!, o sea, ¿Ubi sunt...?


                 JAVIER Y PERE, DE COMEDIA

                Esta semana pasada. Han andado de comedia. Exactamente de «ñaque», aquella forma de representación que Rojas Villandrando definía así en su El viaje entretenido: «Ñaque es dos hombres; éstos hacen un entremés, algún poco de un auto, dicen unas octavas, dos o tres loas, llevan una barba de zamarro, tocan el tamborino. Y cobran a ochavo y en esotros reinos a dinerillo; viven contentos, duermen vestidos, caminan desnudos, comen hambrientos y espúlganse el verano entre los trigos y en el invierno no sienten con el frío los piojos».
                La obra representada es, por otra parte, antigua, muy antigua. Se trata del mismo texto que con el título de «Manifiesto de Santillana» suscribieron los próceres del PSOE el 30 de agosto de 2003. Menos de un mes más tarde, a mediados de septiembre, decía yo con respecto al texto y al acto:
«Constituye, básicamente, un conjunto de vacuidades a las que se suman algunas propuestas un poco más concretas pero no muy precisas, como las de la reforma del Senado, la conferencia de Presidentes o la de una cierta presencia de las autonomías en la toma de decisiones de la Unión. Podríamos pensar que la declaración constituye un puro acto propagandístico o tener por bueno lo que susurran muchos socialistas: que una vez pasadas las elecciones catalanas, y cumplido el trámite de prestar al candidato Maragall un soporte de credibilidad autonomista / catalanista, todo quedará en agua de borrajas. No lo hagamos: creámoslos, tomémoslos en serio».
«Es sabido que, desde el primer momento de la constitución del estado de las autonomías, vascos y catalanes no se encuentran cómodos en su encaje constitucional. Una parte porque no quieren estar en España, otra porque no acepta que los niveles de autonomía tengan una cierta homogeneidad en las diecisiete comunidades. De esa manera, vascos y catalanes han hecho, desde 1982, diversas propuestas de modificación del statu quo. La del PSC de Maragall se conceptúa como «federalismo asimétrico» y busca, en sustancia, una Cataluña menos integrada en España y que transfiera menos riqueza al resto de comunidades. La propuesta no solo responde a la concepción que el candidato socialista catalán tenga de su país o del Estado, sino que se constituye como un elemento básico para tratar de captar votantes de CiU en las elecciones autonómicas».
Pues bien, desde esa fecha las dos variables, la del federalismo asimétrico y la de la financiación insolidaria para Cataluña, han venido siendo impulsadas, aplaudidas y votadas por todo el PSOE, sin excepción, incluidos el califa don Vicente, y el califa en lugar del califa, don Javier. Las declaraciones de ambos y los apoyos explícitos al Estatut y a los privilegios de Cataluña —incluidas fotos en la Generalitat— están a disposición de quien quiera verlas. Es cierto que, cuando se les ha preguntado en su tierra, ambos gestores del gobierno asturiano para el PSOE se han mostrado incómodos y han boriado algunas respuestas que pretendían sugerir una cierta incomodidad o desacuerdo. Pero después, en la práctica, han apoyado todas las decisiones políticas y textos jurídicos que han avanzado por esas dos líneas, federalismo asimétrico y financiación privilegiada para Cataluña.
Por cierto, y ya que todo el PSOE, desde el señor Rubalcaba hasta sus palafreneros de la FSA, llevan más de una década hablando de federalismo, ¿podrían decirnos de qué federalismo hablan, porque hay tantos en el mundo como estados complejos existen? ¿Serían capaces de explicarnos en qué aspectos concretos no es hoy España un estado federal? ¿Se trataría de un estado federal a cuatro o también contaríamos los asturianos? Y, ya por molestar, una cuestión nada baladí: ¿hablamos de un federalismo de big-bang o de big-crunch?, ¿para garantizar una mayor homogeneidad y equidad entre los ciudadanos o para garantizar la superioridad de unos cuantos?, ¿a fin de fortalecer la unidad territorial o para preparar la marcha de algunos?
Sobre esta historia tan vieja de engaño y traición a los asturianos y a otros, un aspecto novedoso, el de la incesante actividad de Pere Navarro. Como se sabe, don Pere venía actuando de «bululú», que es, según el citado Villandrando,  «un representante solo, que camina a pie y pasa su camino, y entra en el pueblo, habla al cura y dícele que sabe una comedia y alguna loa: que junte al barbero y sacristán y se la dirá porque le den alguna cosa para pasar adelante. Júntanse éstos y él súbese sobre un arca y va diciendo: «agora sale la dama» y dice esto y esto; y va representando, y el cura pidiendo limosna en un sombrero, y junta cuatro o cinco cuartos, algún pedazo de pan y escudilla de caldo que le da el cura, y con esto sigue su estrella y prosigue su camino hasta que halla remedio». Pues así, don Pere. Venía, en particular viaje entretenido, de hablarnos de la reforma constitucional para la monarquía. Ahora parece, que tras acercarse  al planeta don Javier, su trayectoria gravitacional se ha acelerado y ha pasado a representar la reforma constitucional para vascos y navarros.
Esperemos que, con el pan y la escudilla del cura halle pronto remedio y, con ello, reposo. Por él, por ellos. También por nosotros. ¡Porque tantos años la misma comedia, ya fiede!


Xuan Xosé Sánchez Vicente

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXIII)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

llábana, f. Losa, piedra grande plana y lisa. || 2. Laja , piedra más bien grande, naturalmente lisa, plana  y de poco grosor. ||  llábana d’aleru, cada una de las que se coloca solapada en el hastial del tejado, a fin de evitar el desplazamiento de las tejas al protegerlas del viento.
llacierta, f. Lagartija, especie de lagarto pequeño, muy común en Asturies, ligero y espantadizo, que se distingue por tener la cabeza y la cola puntiaguda y el cuerpo alargado y de color verdoso por encima, y blanco amarillento por el vientre. Su nombre científico es Lacerta muralis.
lladra1, f. Riña. || 2. Griterío.
lladra2, dial. V. lladre.
llaguazal, m. Laguna. || 2. Charco.
llaguazu, m. Laguna. || 2. Charco. || 3. Variedad de brezo, constituido por una mata de entre 15 y 60 cm, tronco retorcido, hojas verticiladas por tres; flores pequeñas y moradas, en ramitos compuestos y alargados. Es muy frecuente en Asturies. Su nombre científico es Erica cinerea.


La Griega, La Villeda, El Sueve, Vistalegre

0 comentarios

El 06/11/14. El sable La Griega; na parte derecha, Vistalegre. Detrás de La Griega, La Villeda, onde hai un castru. Al fondu, El Sueve, 

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CLXII)

0 comentarios

Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu. Les novedaes, en gris.

lince, m. Mamífero felino con las orejas puntiagudas,  semejante al gato. Su nombre científico es Lynx lynx. || Ser un lince o como un lince, ser muy avispado.
liña, dial. V. lliña y llinia.

lintel, m. Dintel, pieza superior de la puerta ,  de la ventana o de otros huecos que carga sobre las jambas
lique, m. Liquen, planta criptógrama que se forma al asociarse un hongo con un alga.
liscar, v.in tr. Salir corriendo. || 2. Largar, partir de un sitio con prisas o de mala manera.


La Griega, la rimada La Villeda

0 comentarios


Y l'arranque del pedréu (en delles partes del añu, sablera, como agora) hacia Llastres.

El 06/11/2014.

¿Ciencias políticas? ¡No me joda!

0 comentarios
Unos tipos que dan clase en la facultad de Ciencias Políticas deberían ser todos puestos a disposición de la justicia por embaucadores. "¿Ciencia política?", como "hierro de madera". ¡No me jodan! Acaso, a lo más, "técnicas de manipulación política", que eso sí.

Cuervos, pantalán, ocla

0 comentarios

El "pantalán", el restu l'antigua estructura onde cargaben los barcos el carbón que venía de Carrandi en vagonetes aérees.
Dende él tírense nel veranu los "fueos del pantalán. Suelen añerar nél (como güei) los cuervos o cuervos marinos (cast. "cormorán").
Los fiensos que tán al fondu son d'un cultivu esperimental d'ocla, que lleva yá llustros ehí.

El 06/11/2014.




CONTRA LA EXISTENCIA DE ASTURIES

0 comentarios

            CONTRA LA EXISTENCIA DE ASTURIES (22/09/2005)

En los primeros años de nuestra era, a lo largo de la muralla de Adriano, que separaba la Britania romanizada de lo que hoy es Escocia, se disponían una serie de guarniciones militares, de las que tenemos noticia a través de diversas fuentes. Entre aquéllas, la llamada Ala Primera de los Ástures (“Asturians”, escriben los historiadores ingleses) en lo que es hoy Benwell; la Segunda de los Ástures, en el actual Chesters. Significativamente, la Primera Cohorte de Hispanos (“Spaniards”) tiene su ubicación en otro lugar de la misma línea defensiva. (No puedo dejar, por cierto, de anotar que, empujados por la señardá, aquellos antepasados nuestros llevaron consigo a Inglaterra un vástago de su patria, una pequeña enredadera, la Erinus Hispanicus, un endemismo asturiano, cuyos zarcillos esguilen hoy todavía por las viejas piedras de Chesters).
Las actuales excavaciones de La Carisa nos han hecho ver que, algunas décadas antes de la invasión romana, los asturianos poseían (esto es, poseíamos) una fuerte estructura social que les / nos permitió organizar una poderosa y duradera resistencia militar contra Roma. <<La Carisa demuestra que los astures ya tenían identidad social y territorial hace 2000 años>>, dice el General Francisco Ramos Oliver, en declaraciones a la Nueva España, a principios de septiembre.
Ocuparía mucho espacio una brevísima exposición de momentos históricos en que nuestra identidad como pueblo se documenta por propios o ajenos. Dejaré constancia aquí de tres: el Poema de Almería (en torno a 1147) donde se señala que acude al combate <> con sus tropas, junto a otras del Reino; la Crónica Pelayana, para la cual los asturianos se habían convertido en el pueblo elegido por Dios (<>); el testamento del Rey Casto, que señala que la victoria de Pelayo <> (asturiano, no otro).
De modo que, a lo largo de los siglos, la conciencia de una singularidad de los asturianos como pueblo ha sido siempre una evidencia, tanto entre la gente común como entre los intelectuales. Desde el último tercio del siglo XIX, sin embargo, se suceden proclamas que niegan la existencia de una colectividad asturiana, de alguna singularidad histórica o cultural suya o del derecho a tenerla.
Esos comportamientos se manifiestan de mil modos, unas veces de forma explícita, otros mediante una sutil ocultación de la realidad. Así, frente a la evidencia de La Carisa (y otras muchas) el discurso oficial ha sido siempre –—y sigue siendo— el de que no hubo nunca una Asturies anterior a Roma, sino solo una serie de tribus desagregadas (y borrables, por tanto, del mapa y la memoria sin mayor pena), con el único vínculo común del territorio. Lo ejemplifica perfectamente el comportamiento de la inteligentsia regional a propósito de una exposición organizada durante el gobierno de don Antonio Trevín: Ástures, pueblos bárbaros en la frontera del Imperio, se denominaba. En contraste, una muestra del mismo género en Cantabria llevaba por título el de Cántabros, el origen de un pueblo.
Ese mismo menosprecio o afán por evitar cualquier elemento que pudiese reflejar una consciencia de lo asturiano se hizo patente igualmente en el nulo interés que los ponentes estatutarios tuvieron en cambiar el nombre de “Provincia de Oviedo” por el de “Asturies” (lo propuso quien esto firma) o en los más de diez años en que nuestras mayorías parlamentarias llamaron al gobierno “Gobierno regional”, evitando cuidadosamente el nombre de nuestro país (frente a lo que, por ejemplo, hicieron nuestros vecinos, titulándose “Gobierno de Cantabria”). En el colmo del despropósito, una ciudad, Xixón, levanta una estatua al exterminador y depredador (Augusto), en el entendimiento de que vino a traernos la luz, frente a las tinieblas que ellos (los asturianos, es decir, nosotros) representaban. En otras ocasiones, ese tipo de mentalidad no se limita a ocultar la evidencia o a mistificar la realidad, sino que se entrega a vehementes ataques contra lo asturiano o sus valedores (un ejemplo clásico de ello es Clarín; muestras hodiernas las encontrarán ustedes en su memoria más reciente).
El tipo de gente que se entrega a esa vehemente —y a veces sañuda— lucha contra lo asturiano suele definirse por uno o dos de estos rasgos: pertenecen a las élites intelectuales o de poder que se mueven en el amplio marco del Estado o que aspiran a triunfar en él; no son nacidos en Asturies. Los partidos políticos estatales son una especialización vehicular de estos trabajos de negación de lo asturiano y de estas aspiraciones a borrarnos de la faz de la tierra como colectividad actuante, esto es, como pueblo.
Los bienintencionados podrían pensar (o excusarse con ello los de la cuerda y sus beneficiados) que, a fin de cuentas, esa negación o ese poner en solfa la asturianidad no tiene otro interés que el emotivo, el cultural o el romántico, y que pocos efectos prácticos tiene esa hostil y terca negación. ¿Qué más da, argumentarán, que, por ejemplo, nos llamemos oficialmente Asturias o no? Aun suponiendo que las emociones, la historia, la cultura, el sentimiento y la memoria colectivos no tengan importancia alguna, se equivocan.
En primer lugar, porque podrían citarse muchos casos en que, al hacer tabla rasa de la identidad asturiana (o de sus peculiaridades, si ustedes quieren), se han dañado los intereses concretos de miles de asturianos. Dos muestras nada más: la arbitrariedad de negar un derecho foral asturiano ha damnificado expectativas y derechos de individuos y familias;  igualmente, el hacer tabla rasa de las peculiaridades de nuestro “derecho” en materia de montes ha incentivado la ruina de muchos, ayudado a la despoblación rural, generado desidia en su cuidado, incentivado incendios sin cuento. Perjuicios y agravios múltiples a lo largo de muchos años por el prejuicio de no aceptar la realidad asturiana como es y, por tanto, no defenderla.
Pero es que, además, convenientemente manejada por los partidos centralistas, esa mentalidad ha causado la falta de visión de cuáles son las prioridades asturianas y, por tanto, ha provocado la indefensión o el conformismo colectivo, pretiriendo nuestros intereses en función de los ajenos (videlicet, apoyando las pretensiones catalanistas, que redundan en contra nuestra) o lanzándonos a locas aventuras de sangre como vanguardia cuya realidad pesa poco en la balanza del Estado (tal el 34).
Y, en último término, ¿alguien juzga separable este nuestro caer los últimos tiempos, año tras año, en los parámetros de empleo, actividad económica y bienestar, de esa mentalidad que niega la identidad de Asturies como pueblo, y aun como cosa a considerar en sí, y la somete a intereses y empresas siempre tenidos como más altos o importantes?
No. Quienes niegan o atacan nuestra identidad y nuestra existencia como pueblo no menoscaban un concepto o mancillan una emoción. Su víctima no es el ente  abstracto de Asturies, sino que lo son los concretos e históricos ciudadanos asturianos.


ADDENDA: EN LA DÉCADA DE 850 COMIENZA A HABER UN ÉXODO HACIA ASTURIES DE LOS MOZÁRABES: «Así lo dice expresamente la Rotense al hablar de la repoblación de las ciudades de León, Astorga, Tuy y Amaya Patricia, «de antiguo abandonadas», a las que Ordoño «llenó de gentes, en parte de las suyas, en parte de las llegadas de España». Y esa España, en las crónicas de ese período, era el territorio bajo dominio musulmán». 

El pantalán y los cuervos

0 comentarios

El "pantalán", el restu l'antigua estructura onde cargaben los barcos el carbón que venía de Carrandi en vagonetes aérees.
Dende él tírense nel veranu los "fueos del pantalán. Suelen añerar nél (como güei) los cuervos o cuervos marinos (cast. "cormorán").

El 06/11/2014.

Sobre democracia, bilordierismu, igualitarismu y redes sociales

0 comentarios


CONTICUERE OMNES, INTENTIQUE ORA TENEBANT...

            A la memoria de Baltasar Vicente Montes

            “Callaron todos y alzaban, atentos, sus rostros”. Tal es el conocidísimo comienzo del Libro II de la Eneida. Poco antes, la infeliz Dido había pedido al ascendiente de Augusto que contase su historia, desde la desgracia de Troya hasta la llegada a Cartago. Y cuando Eneas comienza su narración, los súbditos de la Reina siguen sus palabras con la avidez en esos versos expresada. También Alcínoo, el Rey de los feacios, pide a Ulises: “Pero vamos, dime –e infórmame en verdad- por dónde has andado errante y a qué regiones de hombres has llegado”.           
            Esa necesidad de saber nuevas ha generado en nuestra literatura todo un subgénero, el del “diálogu noticieru o bilordieru”, en el que el encuentro entre dos personajes suscita la información proporcionada a uno de ellos (y, a su través, al lector) de las realidades del momento. Como en tantas cosas, es el primero Reguera (“Diálogu ente Xuan y Toribiu sobre les coses que pasaren en tiempu del autor”), y le siguen una pléyade, en la que destacan Balvidares o Xosefa de Xovellanos. Así arranca, de ésta, el “Debuxu de les funciones que se ficieren na ciudá d´Uviéu pa celebrar la coronación de Carlos IV”: Munchu me fuelga, compadre, / afayate cabu casa, / que trayo que te cuntar / arriendes d´una selmana.
            ¿Es sólo el hecho de gozar de un relato el que suscita la concurrencia o sostiene la atención de los oyentes? Sin duda hay mucho más. Cuando Atenea (disfrazada de heraldo) discurre entre los feacios para excitar entre ellos el favor hacia su protegido Ulises, le dice a cada uno: ¡Vamos caudiellos y señores de los feacios! Dii al ágora pa que vos informéis sobre´l forasteru que llegara de va pocu  a ca´l prudente Alcínoo dempués de percorrer el pontu, netu nel so cuerpu a los inmortales! Y es que la diosa conoce de sobra una de las ansias más profundas de los humanos: saber de los otros.
            Así, pues, es la misma la concupiscencia de conocer del prójimo que anidaba en la psique de nuestros antepasados –y posiblemente, la tutela con que se fingía los dioses protegían a los forasteros no constituía más que una formalización ritual para amparar ese vehemente deseo de conocer nuevas-, la que se cobijaba en los bilordios de las matronas de barrios y pueblos y la que aguija con dedo impaciente el mando de los televisores en busca de dramas reales y confesiones, de desnudos del alma. Responde todo ello a una profunda necesidad de nuestra constitución, que nos lleva a devorar el ser de los otros (su externidad y su internidad) con una doble finalidad: salir de nosotros, de nuestro yo, para no sentirnos aislados, solos; sumergirnos en otros yos para, así –sin dejar de ser nosotros- sentirnos parte de un todo. No son otras las demandas emocionales que están detrás del amor y de las religiones.
            La globalización, las nuevas tecnologías, la multiplicación de los bienes y servicios ha disparado ahora las posibilidades de esa observación y proyección, la variedad de las mismas, su multiplicidad, su inmediatez; pero no representa novedad alguna, sino más bien, la posibilidad de dar mejor satisfacción a ese antiguo anhelo.
            Por otro lado, algunas de estas nuevas opciones han significado una radical mutación para dar cumplimiento a otra profunda aspiración humana, la de ser reconocido por los otros como único (lo que previamente implica, obviamente, el ser conocido). Algo semejante a lo que en la Fenomenología del espíritu Hegel ha llamado “el deseo de reconocimiento”, un sentimiento cuya ausencia o menosprecio constituía para Hobbes una de las causas de la heraclitiana guerra universal en el estado de naturaleza. Es así como se explica la imparable demanda del “minuto de gloria” en la televisión –aun a costa de humillaciones o impudores- y el éxito de blogs o chats en internet: cada uno de los intervinientes o entrevistados puede “ser” tanto como “es” otro cualquiera.
            Las quejas que en muchos “intelectuales” y exquisitos provoca esta situación de vulgaridad y tabla rasa tiene mucho que ver con que han dejado de ser los únicos que poseían derecho a ocupar el espacio público en busca de “reconocimiento”. Pero, sobre todo, a que desconocen que esas, la de la ausencia de jerarquías de opinión, la de la igualdad de las propuestas y de sus emisores ante la colectividad, no son más que una consecuencia de la democratización progresiva del mundo contemporáneo, que avanza no a través de la apropiación de lo de unos por los otros o mediante el triunfo final de la razón o la clase –como se profetizó-, sino por la multiplicación de bienes y servicios, que, por su propia existencia, se ponen, cada vez más al servicio de todos.
            Quizás convenga aquí citar, para concluir, unos párrafos de Alexis de Tocqueville, el hombre que vio con absoluta claridad, en la temprana democracia estadounidense (en la primera mitad del XIX), las características del predominio social del hombre común en una sociedad igualitaria. “En cuanto al influjo –dice- que la inteligencia de un hombre puede ejercer sobre la de otro, necesariamente ha de ser muy restringida en un país cuyos ciudadanos, muy cerca de la igualdad y del mutuo conocimiento, no reconocen a nadie una grandeza o una superioridad indiscutibles”. “Todo cuanto digo de los americanos es aplicable, por lo demás, a casi todos los hombres de nuestros días –anuncia en otro capítulo-. La variedad desaparece de la especie humana; las mismas maneras de obrar, de pensar y de sentir se dan en todos los rincones del mundo. Y no sólo porque los pueblos tengan ahora un trato más frecuente unos con otros y se copien con más fidelidad, sino porque en cada país los hombres /.../ llegan simultáneamente a lo que más se acerca a su naturaleza, que es en todas partes la misma. Terminan así siendo iguales aunque no se imiten”.
            En el último capítulo de La democracia en América Tocqueville señala que el despotismo que amenaza al mundo futuro no será tanto la tiranía o un aristocratismo clásico, sino el de la vulgaridad aplastante e igualitaria: “Veo una inmensa multitud de hombre parecidos y sin privilegios que los distingan incesantemente girando en busca de pequeños y vulgares placeres con los que contentan su alma, pero sin moverse de su sitio.”
            Y es que no en vano los griegos, que nos mostraron el impagable bien de la democracia, no pudieron ocultar que, como una ganga indesarreyatible, los sicofantes, la demagogia y el ostracismo utilizado contra los mejores formaban parte inevitable de la misma.


             (28/11/05, La Nueva España)

El pedréu y la mar (Llastres)

0 comentarios


El pedreru Llastres (o meyor, pedréu), dende la carretera. Y la mar.

El 06/11/2014.

Delles notes sobre el Vocabulario asturiano y castellano...

0 comentarios
Acaba de llegame'l númberu 111 de la revista Lletres Asturianes, qu'edita l'Academia. Pues bien, ehí asoleyo un artículu Delles notes sobre'l "Vocabulario asturiano y castellano, coleccionado de la viva voz del pueblo / Some notes on de "Asturian and Castilian vocabulary, collected from the real voices of the people".

Faigo un desamen del vocabulariu, señalo los sos erros o la particularidá de les sos definiciones, desenguedeyo dalgunes, y trato de solventar delles cuestiones al rodiu de dalgún vocabulariu imprecisu de los clásicos y de les sos interpretaciones, asina como sobre dalgunos retayos de testos.

Como siempre, la revista trae una mozaína d'artículos interesantes, de toa mena: filoloxía, toponimia, dominiu llingüísticu asturianu, enseñanza, hestoria cultural y lliteraria, televisión y llingua.


Cataluña, economía y argentinización

0 comentarios

A propósito de los riesgos que para la economía entraña la cuestión catalana, que ahora empiezan a apuntar los mercados y las agencias de calificación (a Ficht la ha seguido S& P), permítanme recordarles literalmente lo que decía el 11/07/12, en un artículo titulado "Profecías y jaculatorias" (y apunten, por favor, lo de la "argentinización").



             En todo caso, y ya que vamos de profecías, permítanme que yo reitere otra: si las variables  de argentinización de nuestra sociedad y las de la evolución de la cuestión catalana no pesan demasiado; si, como parece posible, los asuntos de la estabilidad del euro y de la financiación bancaria se resuelven, si cumplimos razonablemente el objetivo de déficit, pronto se calmará el panorama y, antes de lo que pensamos, empezaremos a crecer, aunque muy lentamente.          Tengan por seguro que, por equivocarme, no me premiarán, como a doña Elena Salgado, con un chollín en ENDESA de muchos miles de euros anuales. Me los quitarán, aun acertando, PSOE, IU y UPyD. Pero ese es otro tema, que para ustedes, sin duda, tiene un interés menor.

El pedréu Llastres dende la carretera

0 comentarios



El pedreru Llastres (o meyor, pedréu), dende la carretera.

El 06/11/2014.

La realidad va mostrándose tal como es

0 comentarios

Les invito a ver lo que dice Teresa Mesa, la que fue portavoz de Teresa Romero durante muchos días, 

en La Voz de Galicia hasta que el marido de esta, Javier Limón la echó, dice de las "demandas" de Teresa 

y su marido, así de cuál es el papel del abogado en todo esto y qué clase de abogado es. 

SE CUMPLE LO QUE LES HABÍAMOS ANUNCIADO QUE OCURRIRÍA.

Les transcribo aquí parte de la entrevista:

-¿Ha hablado con Teresa Romero desde que salió del hospital?
-No. La última vez que lo hice fue para explicarle que había dejado de ser portavoz. Me preguntó por qué había dejado solo a Javi, y que le habían dicho que era por agotamiento. Le dije que no era así, que estaba agotada porque tenía que atender a los medios y mi trabajo, pero que su marido, por orden del abogado, me había quitado. Me respondió que no entendía nada. Cuando se enteraron de que había hablado con ella, le retiraron el teléfono.
-¿Ha intentado ponerse en contacto con ella otra vez?
-Sí, pero no me ha cogido el teléfono. Seguro que mi número lo tiene bloqueado. No es que no quiera hablar conmigo, es que la tienen como raptada. Cuando hablé con ella le dio mucha alegría, pero ha estado encerrada en una habitación y a saber qué le han contado.
-¿Desde cuándo la conoce?
-La conocí hace diez años. Vinieron a mi tienda para que les echara las cartas. Manteníamos una amistad desde entonces.
-¿Quién la eligió para ser la portavoz de la familia?
-Fue Limón. Me enteré por los medios de comunicación de lo que les estaba pasando, e intenté hablar con ellos. Él había desconectado el teléfono, y le envié un correo electrónico en el que le decía que estaba con ellos emocionalmente y que los quería mucho. Entonces me llamó, me dijo "ayúdame, estoy muy solo, me encuentro muy mal anímicamente, me han matado al perro"; se desmoronó y empezó a llorar. Me dijo que la única persona que quería que fuese a verle era yo, porque su familia no había reaccionado. Fui, y él dio la orden de que subiese. El hermano de Teresa estaba abajo haciendo declaraciones, bastante desafortunadas, diciendo que a lo mejor Teresa se había tocado con el guante: le superaba todo esto. Yo se lo comenté a Javi, que lo vio por Internet, y me dijo que le comunicara que se apartara y que fuera yo quien hablara con los periodistas.
-Responsabiliza al abogado José María Garzón de su apartamiento.
-Sí. Aparece un día y yo salgo despedida. Ese mismo día me dijo que todos los platós de televisión que hiciese tenía que pactarlos con él, porque había que estirar las apariciones en televisión. Y yo le respondí que pactar qué, si no cobraba. Le dije que se metiera en lo suyo, que es lo jurídico, y a mí me dejara hacer lo mío, actuar de portavoz, que lo estaba haciendo bien. Fui a ver a Javi y hablé con Teresa, que me dijo que quería dar un abrazo a sor Paciencia por haberle salvado la vida, lo que había comido y que estaba desesperada, la pena que tenía con lo del perro. Cuando bajé a hablar con los medios de comunicación, lo conté. El abogado me dijo que había revelado una conversación privada y que no me quería más allí. Era un jueves, yo le había dicho a Javier que me iba el lunes porque no tenía sentido seguir como portavoz cuando dieran el alta a Teresa.
-Mantiene que Garzón ha engañado a algunos de sus clientes.
-Hay muchas personas que dicen haber sido engañadas por este individuo: los padres de Sandra Palo, la madre de Rocío Wanninkhof, la clínica Bruselas de cirugía estética, una Miss España, etcétera. El mismo día que dejé de ser portavoz, me llamó la madre de Sandra Palo y luego empezaron a lloverme llamadas de supuestas víctimas que me pidieron ayuda. Yo no puedo volverles la cara. Hay muchas, muchísimas presuntas víctimas de Garzón.
-¿Qué le parecen las demandas que ha presentado Romero?
-Una barbaridad. No se pueden pedir por un perro 150.000 euros. No quiero decir que haya estado bien sacrificar al animal, porque se había podido haber investigado con él. Es el modus operandi de Garzón, pedir barbaridades y llevarse el 10 %. La que ha presentado contra el consejero Javier Rodríguez está bien, pero lo que no son acertadas son las cantidades que pide...

La Espasa (y VII)

0 comentarios
El 17/10/14. Hacia'l meyudía.



Entrevista en La Nueva España

1 comentarios
directo al corazón

"Era feliz con mi cátedra, pero me han echado para casa las medidas de ahorro"

"Soy impaciente con los demás, quizá porque veo las cosas antes, y haber sido el parlamentario más joven de Asturias me provoca melancolía"

16.11.2014 | 05:51
Xuan Xosé Sánchez Vicente, en el despacho de su casa.
Xuan Xosé Sánchez Vicente, en el despacho de su casa. 
Posiblemente sea el pelirrojo más célebre que ha dado esta tierra. Una figura mítica pese a que su edad aún no se lo permite. Hoy, a los 65 años no ha perdido el carácter de revolucionario de guante blanco que alumbró su trayectoria política, aunque le haya sosegado la experiencia; fue el diputado más joven de aquella primera legislatura asturiana, con apenas 30 años. Un chaval, pero ya llevaba su cátedra bajo el brazo, obtenida a los 24 años. Político, escritor, ensayista... Con todo ello, su charla es una delicia. Ha sido fundador y presidente del Partíu Asturianista, entre otras responsabilidades.
-Por favor, defínase.
-Soy un puntu asturiano, de Xixón (1949), que mantiene gran interés por los asuntos de los demás y las cosas de su tierra. Felizmente casado con Elena Fernández Poch, tenemos tres hijos y tres nietos. Ateniéndose a medidas de ahorro, el 1 de septiembre me echaron de mi cátedra; yo hubiera deseado quedarme hasta los 70 años, pero... médicos y profesores éramos los más caros, y sumada la antigüedad...
-¿Cómo lo lleva?
-Al principio mal, y ahora resignado. Era feliz con mi trabajo pese a que muchos compañeros estaban deseando salir corriendo. Yo creo que tenía cierta autoridad y esto me ayudaba a controlar las clases.
-¿De pequeño fue el cabecilla de la panda?
-Sí, supongo que sí. Aparte, era el mayor de los hermanos. José Miguel Caso me llamaba el revolvín.
-Supongo que ser pelirrojo le habrá señalado...
-Me llamaban el Roxu, no el rojo, pese a ostentar la doble alusión. Hoy las canas me hacen parecer rubio, pero sólo por la cabeza. Una vecina me decía "Azafrán".
-¿Dónde vive?
-En El Llano, donde nací. Tras una temporada en El Bibio, regresé a mis raíces. De mi casa actual me están echando los libros; tengo una gran biblioteca, en la que predomina la novela, la filología y todo lo relacionado con Asturias.
-Vamos con la política, ¿qué piensa de Cataluña?
-Que es un enorme problema que nadie sabe cómo va a acabar. Tal vez ocurra como en el 31 o el 34, que salieron al balcón y proclamaron la independencia. Con consecuencias gravísimas en el ámbito económico, sobre todo para ellos. Las propuestas del PSOE no valen para nada, son las mismas de 2003, es decir, idénticas al Manifiesto de Santillana que dio paso al Estatut. Ese federalismo asimétrico que está diciendo el PSOE no sirve; ellos quieren la independencia. En cuanto al PP, actúan de la única forma que le cabe al Gobierno.
-Y a todo esto, viene Podemos...
-Son unos tipos peligrosísimos, cuya propuesta económica nos llevaría a la ruina; a ser todos más pobres, a que aumente el paro y la emigración. En sus filas los hay que se declaran leninistas, y está muy visible la práctica económica del leninismo. Otros son aquellos mozos, hoy viejos, a quienes les quedó una revolución pendiente.
-Hay quien ya habla de un Gobierno de emergencia, PP-PSOE...
-En Europa funcionan así, los ciudadanos quieren acuerdos, pero luego castigan en las urnas a quienes llegaron a esos acuerdos, sobre todo a los que accedieron desde la oposición. Aquí falta cultura de alianzas, y eso es muy grave.
-Se acusa a Rajoy de permanecer demasiado mudo.
-Tiene un estilo diferente a la generalidad; habla cuando quiere y eso no gusta mucho a los medios que desean una excitación para montar las tertulias.
-¿Usted escucha a Jiménez Losantos?
-Lo hice durante una temporada. Es un tío muy listo, muy culto, pero también sectario y tergiversador.
-¿Qué pasa en Asturias, que nunca prospera el nacionalismo?
-Carecemos de espíritu colectivo. Lo estamos viendo con las Cámaras de Comercio, cuando debería haber sólo una, o con las clásicas enemistades locales. Pero la causa mayor es que estamos acostumbrados a mirar únicamente a Madrid. Y nos falta querernos más.
-¿Cree que España atraviesa un momento critico?
-Sí, y posiblemente grave. Si lo de Cataluña prospera, detrás va a ir Euskadi. Subiría la prima de riesgo, la deuda, el paro; no se podría atender a la sanidad, las pensiones... Espero que se salve la situación y que acabe en la cárcel quien tenga que hacerlo, pero no nos confundamos, no sólo es eso, sino que tiene que mejorar la situación colectiva de los españoles, que somos todos.
-Oiga, el bable permanece estancado...
-Es lo mismo de siempre, los asturianos nos avergonzamos de lo nuestro. Algo que no ocurre en Galicia, por ejemplo, donde se habla gallego con normalidad.
-De su larga responsabilidad política, ¿qué etapa le satisface más?
-Sin duda los ocho años que el Partíu Asturianista, que yo presidía, se mantuvo en el Parlamento asturiano, en los que pudimos hacer muchas cosas.
-¿De qué aspecto de su carácter se siente menos orgulloso?
-Soy impaciente con los demás, quizá porque veo las cosas antes. Y haber sido el parlamentario más joven me provoca melancolía.
-¿Qué talento añadiría a su personalidad?
-El de cantar mejor. Canto medianamente bien en las fiestas familiares.
-¿Le queda algún sueño por realizar?
-Sólo uno. Que nos vaya bien a todos, empezando por la familia.
-¿Quién ha sido su maestro?
-José Miguel Caso, con el que tuve gran amistad; Engracia Domingo, Francisco Vizoso...
-¿Con qué se le parte el corazón?
-Viendo a los niños que sufren o a personas a las que se les humilla. Con los que pasan necesidades, sobre todo si son jóvenes o antes fueron ricos. Con los viejos que te sonríen buscando un saludo porque se sienten nadie.
-¿En qué emplea el ocio?
-Corro, voy a pescar pulpos al pedreru, o trabajo en una pomarada que tenemos en Colunga, donde mi esposa cuida sus flores.
-Si volviera a empezar...
-Puede que hiciera lo mismo, pero con alguna duda respecto a mi entrega absoluta a algunas cuestiones. Tendría más astucia política de la que tuve.

La Espasa (VI)

0 comentarios
El 17/10/14. Hacia el meyudía


La Espasa (V)

0 comentarios
El 17/10/14. Hacia les 12.



La Espasa (IV)

0 comentarios
El 17/10/14. Hacia les 12.




Cataluña y la economía

0 comentarios
Desde junio del 2012, que vengo anunciando la recuperación progresiva de la economía española y especialmente, este año, cuando desde el mes de enero vengo anunciando mucho más crecimiento del que todo el mundo preveía (como así ha sido), anuncio también:

De toes formes, nun tien qu'escaecésenos que tanto la recuperación como la creación d'empléu, nesti procesu de crecimientu nel que tamos, tienen un factor aleatoriu que puede char p'atrás too y arrimanos al abisu: el devenir de Cataluña.
Al abisu a toos, al restu d'España y a los catalanes. Lo que pasa ye que, d'ente estos, unos saben lo que-yos puede pasar y cállenlo, otros nun lo saben y otros nun lo quieren saber.
Hace dos días la agencia Ficht hizo público un informe sobre las posibilidades de evolución del conflicto independentista catalán y sus repercusiones, según los escenarios, en las economías de una Cataluña independiente y en el resto de España. Señala riesgos en todos los escenarios y un cierto deterioro de la situación aún en el mejor de los casos. Y, en concreto:


 Por último, la agencia contempla una eventual independencia, que en su opinión tendría “consecuencias negativas” tanto para España como para Cataluña, que podrían ser “exacerbadas” en el caso de que se produzca una “ruptura desordenada”. 

Lo que venimos diciendo -y temiendo- desde hace dos años. Aunque algunos, no solo los independentistas, siguen tratando la cuestión como si fuera un puro juego de posturas, palabrería y entretenimiento de señoritos.