Riscar en la mar de Llastres (3)

0 comentarios
El 22/09/2016. A les 8,23.



Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCC)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.





vilador, m. En la cocina antigua, tabla de forma redondeada, abatible y provista de un pie derecho, que conforma una pequeña mesa.
vintrisca, dial. V. ventrisca.
virar, v. intr. Cambiar de rumbo, girar. || 2. Dar una o más vueltas. || 3. Torcerse, combarse una cosa. || 4. Volverse hacia arriba las puntas o extremos de un objeto, o estar dispuestos en esa dirección. || 5.  Cambiar de opinión. || 6. tr. Dar la vuelta a una cosa. || 7. En la mar, levantar los aparejos. || De coyón viráu, fam. Ser retorcido para pensar o hacer las cosas. || Virar pela redonda, dar vuelta un barco a favor del viento. || Virar per avante, dar vuelta un barco contra la dirección del viento.
viruxu, a, o, adj. Dícese del ojo que no mira en la misma dirección que el otro ojo. || 2. Bizco, dícese que quien tien un ojo que no mira en la misma dirección que el otro.
visaraña, f. Musaraña, especie de nubecilla que se pone a veces ante de los ojos, enturbiando la vista. || 2. Figura borrosa. || 3. Mueca que se hace con el rostro. || 3. Parajismo, gesto o figura contrahecha o exagerada.

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCXCIX)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.



verriaca, f. Tinte verde del muergu de las nueces.
vetíu, dial. V. vetiyu.
viciosu, a, o, adj. Vicioso, que tiene vicios. || 2. Dícese de las plantas que crecen en demasía o en dirección inadecuada. || 3. Mimoso. || 4. Consentido en exceso. || Carne vicioso, tejido carnoso que se forma en las heridas y que no las deja cerrar.
viciu, m. Vicio, costumbre dañina o perversa. || 2. Excesivo crecimiento de las plantas. || 3. Dirección inadecuada que toma un objeto o una parte de él || 4. Fleje de hierro. || 5. Descanso grande. || 6. Defecto. || 7. Tabla con clavos que se coloca en el testuz de los terneros, para que al intentar mamar hagan daño a la vaca y los rechace. || De viciu, con verbos como andar (una máquina), dir (un instrumento, maquína o producto),  funcionar, saber (tener sabor), trabayar (un instrumento o máquina), tener un rendimiento o calidad óptimos. || Falar de viciu, hablar mucho. || Llamase a viciu, crecer una planta sin dar fruto. || Parir de viciu, parir una vaca que todavía no tiene dos años. || Quexase de viciu, quejarse sin motivo.
vieyu, m. Trucha joven y pequeña. || 2. Paja muy triturada que sale de la majadora.

Riscar en la mar de Llastres (2)

0 comentarios
El 22/09/2016. A les 8,23.


Contra'l matonismu

0 comentarios

Que nun ye más qu'una forma de facismu.


El coche de una edil de Riosa aparece "empapelado" con carteles amenazantes e insultos
La concejal Ana García ha tramitado una denuncia ante la Guardia Civil

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCXCVIII)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.






velador, ora, m. y f. Persona que vigila por turno los frutos o el ganado. || 2. Persona que lleva la vela en un entierro o en una procesión. || 3. m. Vigilante, centinela. || 3. Turno de vela.
velahí, inerj. Ahí está, ahí lo tienes. || 2. Ya ves.
velea, f. Insomnio. || 2. Pesadilla del sueño. || 3. Obsesión, pesadilla, preocupación que desvela y consume de con tinuo. || 4. Trabajo muy duro. || 5. Manía.
vencíu, ida, ío, p.p de vencer. || 2. adj. Doblado. || 3. Cansado, agotado.

verdorientu, a, o, adj. Averdosado, de  color semejante al verde.

Riscar na mar de Llastres

0 comentarios
El 22/09/2016. A les 8,23.












Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCXCVII)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.




vapora, f. Barco pequeño de vapor. || 2. Lancha de motor.
varón, m. Vara grande. || 2. Barra de hierro que encaja por un lado en el fusu y por el otro en la inera del molino. || 3. Madero grueso horizontal que en la fragua hace subir y bajar los barquinos alternativamente. || 4. Cabaña circular de cubierta cónica que se cubría con paja de escanda o con tepes.
vasal, m. Vasar, mueble, por lo general de dos cuerpos —el inferior provisto de puertas y el superior abierto y dotado de baldas— destinado a guardar la vajilla. || 2. Lugar del vasar en que se colocan los platos.  || 3. Pared escalonada. || 4. Saliente en la pared de la cabaña, que sirve, a modo de repisa, para depositar en él objetos.
vaseru, m. Hombre que vende cacharros de cocina.

vela, f. Acción y efecto de velar. || 2. Vela de cera. || 3. Vela de barco. || 4. Argolla de hierro con que se sujeta la guadaña al astil. || 5. Aro, planta de la familia de las Aráceas. De sus raíces tuberculosas salen las hojas, sagitadas, lisas, grandes y de color verde obscuro manchado a veces de negro; bohordo central con espadata larga y amarillenta que envuelve flores sin cáliz ni corola. Su nombre científico es Arum italicum. || 6. Navegación deportiva. || 7. Álamo alto y delgado. || 8. Rezo que se realiza delante de un difunto al anochecer. || 9. Atadura realizada con paja enroscada que se utiliza para enriestrar mazorcas. || 10. fam. Moco que cae de la nariz. || A toa vela, dícese de un barco con las velas desplegadas. || Agarrar vela, no poder dormir. || Dar vela, fam. Dar permiso para intervenir o hablar de un asunto. || En vela, sin dormir. || Estiráu como una vela, fam. Presumido. || Filo de vela, material elaborado con una o más porciones de cáñamo o lino retorcido, de modo que queda fino y alargado y que se utiliza para atar el embutido. || Poner a la vela, tener preparada una cosa o dispositivo para su uso cuando fueren requeridos.|| Vela de tiniebles, la usada en el monumento de Semana Santa. || Vela’l diañu, aro, planta perenne de la familia de las Aráceas.

La primer bandera d'Asturies en Cangues d'Onís y una casualidá causal

0 comentarios

Ayer paseaba yo a les siete la tarde per El Llano, en Xixón, y abordóme un paisanu. Los intercambios de cortesíes y d'información, los de siempre. Yo nun m'alcordaba d'él y díxome que facía tiempu que quería abordame. Lo que quería decir ye qu'ente él y yo punximos la primer bandera d'Asturies qu'hubo en Cangues d'Onís.

Nun reaccioné bien más qu'a medies. Entrugué-y si lleera l'ensiertu del 5/09/16 d'esti blog sobre esa cuestión o si lo viera en facebook y díxome que non. Yera un petite que tenía él fai tiempu y que, cuando me viera otres vegaes, nun se decidiera a falame.

Yo reaccioné bien a medies. Entrugué-y pa marchar cómo se llamaba y diome nome y apellíos, pero tenía que sacá-y una semeya y nun se m'ocurrió.

Llámase Fernando y ye de Cabrales y, peles señes, ha ser esi que ta upáu a la mio manzorga poniendo la bandera.

Si ve esto o daquién lu ve, que por favor m'escriba al facebook. Quiero poner equí la so semeya, porque nun nos conocimos n'ocasión roína.







El 11 de payares de 1978 constituíase "solemnemente" el Consejo Regional d'Asturies en Cangues (d'Onís). Nin una sola bandera d'Asturies nel actu nin na cai. Nada más que la que yo coloqué, como manifiestu y protesta, cola gabita d'otra persona, nes verxes del Ayuntamientu.

Güei, en LA NUEVA ESPAÑA

0 comentarios
(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos.)

L'aprecederu

Sorprendentes coincidencias

Las querencias en la izquierda en lo relativo a Cuba e Israel

26.09.2016 | 03:49
Sorprendentes coincidencias
LA NUEVA ESPAÑA del día 20 retrata al diputado podemita Enrique López recogiendo firmas en apoyo de sí mismo y de otros encausados por incidentes en Xixón en 2014, frente al teatro Xovellanos, "durante una concentración en apoyo a Palestina". Lo que en la crónica el diputado obvia decir, porque queda feo, es que la concentración era en realidad un boicot a la actuación de un grupo de danza israelí, con presiones sobre el público que pensaba asistir. En un momento determinado la policía cargó y hubo sus más y sus menos.
No entro aquí en las versiones distintas de la policía y los encausados, lo único que me interesa señalar es la "manía" antiisraelí, presentada como propalestina, que embarga a una parte de la izquierda asturiana (y española). Así, cuatro ayuntamientos asturianos, Xixón, Llangréu, Castrillón y Corvera se han declarado "Espacio libre de apartheid israelí", declaración que supone la negativa a contratar con empresas de ese país o a acoger a actos culturales de personas o grupos del mismo.
[.........................................................................................................................................................]

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCXCVI)

0 comentarios
Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.



valeyu, m. Primera fruta que cae de las castañares en el tiempo de sazón de dicho fruto, y que no tiene valor alguno.
vallada, f. Valle grande. || 2. Valle grande con mucho arbolado. || 3. Estacada, remanso en el río hecho para sacar agua para el riego de los prados.
vallerar, v. tr. Vaciar, desalojar lo contenido en un espacio o recipiente.
vallegatu, m. Valle pequeño.
valeru, a, o, adj. Hueco, vacío, sin contenido. || 2. Vano, fatuo, presuntuoso. || 3. Dícese del fruto poco metido en tierra. || 4. Baldío, estéril.

El cambio de nombres de las calles

0 comentarios
El Ayuntamiento carbayón cambiará el nombre 26 calles. Para borrar los rastros de la Guerra Civil dará el nombre de Dolores Ibárruri a una de ellas. 

Una de las primeras cosas que hace en nuestro país cualquier movimiento político es cambiar los nombres de las calles. Inocente manía, que parece responder a la ilusión de borrar el pasado hasta en sus vestigios más anodinos y apoderarse del presente y del mañana. En el fondo, es una muestra del subjetivismo español, que se traduce en indiferencia, desamor o desprecio hacia el carácter impersonal de las cosas.


Ibárruri expulsó en 1964 del PCE a Claudín y Semprún, calificándolos de "intelectuales cabezas de chorlito".

Políticos catalanes

0 comentarios



LO MEJOR DE LOS POLÍTICOS CATALANES ES NO TRATARLOS.



Desalcuerdu con esta veda d'oricios y cola prohibición de la mexona (anémona)

0 comentarios
DESACUERDO DE LA ASOCIACIÓN VOLVER AL PEDRERU CON EL DECRETO DE LA CONSEJERÍA DE PESCA SOBRE VEDA DEL ORICIU Y LA MEXONA (ANÉMONA)

Acaba de aparecer publicado un decreto de la Consejería de Desarrollo Rural vedando por dos años la recogida del oriciu para profesionales y ciudadanos de a pie. Asimismo, vedando la recogida de la mexona (anémona) en determinadas temporadas, restringiendo su cupo y cerrando su recogida solo para profesionales.
La asociación Volver al Pedreru manifiesta su disconformidad con la medida, aunque se alegre de que el plazo de cinco años de veda, como inicialmente se preconizaba por la Consejería, haya quedado reducido a dos.
Pero de todas maneras, y tal como señalábamos en nuestras largas y documentadas alegaciones del 28 de junio de este año, había otras medidas, que, limitando mareas y zonas, podrían haber conjugado perfectamente la recogida del oricio como la preservación del recurso.
Y, aunque la recogida de la anémona no es una afición muy extendida en Asturies nos molesta extraordinariamente que su captura haya quedado reducida a los profesionales. Como señalábamos en las alegaciones antedichas, los recursos marinos no son propiedad exclusiva de los pescadores profesionales (salvo que se entienda que el mandato del Génesis –I, 28- se dirija a ellos en exclusiva); y nos parece una grave vulneración de la Constitución y de los más elementales principios jurídicos y democráticos que los pescadores profesionales puedan recolectar 20 kg diarios para su venta y que un ciudadano no pueda recoger 100 gramos para llevarse a la boca.


ASOCIACIÓN DE PESCADORES DEPORTIVOS VOLVER AL PEDRERU

Güei, en LA NUEVA ESPAÑA

0 comentarios


(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos.)

Matonismo

Un camionero de Avilés fue asaltado en San Isidro por un piquete cuando llevaba carbón de El Musel a Guardo

21.09.2016 | 05:32
Matonismo
El pasado día 14 un camionero de Avilés que transportaba carbón desde El Musel a Guardo fue asaltado en el puerto de San Isidro por un piquete de unas diez personas. Recibió golpes que lo llevaron al hospital; a su camión le infligieron daños diversos, que costarán dinero. Tal vez tenga que estar parado un tiempo. El carbón quedó tirado en la carretera. Sean cuales sean las razones y la "razón" que asistiesen a los piqueteros, es un acto de matonismo.
Es ya una constante en los conflictos laborales que la huelga y las protestas no tengan como objetivo la empresa en que se trabaja, parando, al modo clásico, la producción y dañando así los intereses del capital, sino que se tome como objetivo (o como rehén) la población en general (cortes de carreteras?) o los equipamientos sociales, objetivos que, no teniendo que ver con el ámbito del conflicto, llaman más la atención de los medios o se piensa que tienen más capacidad de presión sobre las autoridades.
[................................................................................................................................................]
Pero quizás convendría examinar con cierto detalle cuál es el ambiente y el discurso en que esas acciones molestas sobre la población ajena al conflicto y esos vandalismos se mueven y se justifican en parte; porque puede que ahí acaben encontrando algunos una cierta exculpación para sus excesos. La opinión pública, por ejemplo, se ha acostumbrado ya a ser rehén de esas actuaciones o padecer sus daños y molestias, que ve con malestar pero tolera. "A fin de cuentas -vendría a decirse- están defendiendo su puesto de trabajo".
Pero son, asimismo, las centrales sindicales las que crean un discurso con que, aunque, desde luego, no justifican el vandalismo, vienen a darle un cierto amparo indirecto. Así, en los últimos tiempos se han producido algunos juicios contra sindicalistas que, en el ejercicio del derecho de huelga y de información de la misma a los trabajadores, han llegado a realizar algún tipo de violencia física contra los renuentes. Condenados en juicio quienes lo habían hecho, las centrales sindicales han calificado la condena de "ataque a la libertad sindical", esto es, han venido a decir de facto que en el ejercicio de la huelga y del piqueterismo no caben restricciones.
[..............................................................................................................................................................]

Mundo Collada

0 comentarios

Villaviciosa dedicará el concurso de sidra casera al enólogo fallecido Mundo Collada


Préstanos. Nun solo porque Mundo fuera amigu y militante del PAS, sinón porque yera una escelente persona, intelixente, agudu y coñón.

Polo demás pertenez a esa xente del Llavanderu que, sobre ser una magnífica familia, quier el mundu la sidre. La qu'ellos fabriquen o fabricaben, y la que cuiden, al través de delles xeneraciones, na empresa d'El Gaiteru, como enólogos o trabayando nella d'otres formes.

Un ¡puxa! nel recuerdu por Mundo. Un abrazu a la familia y a Belén, la so vilba.



Güei, en LA NUEVA ESPAÑA

0 comentarios
(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos.)

L'Aprecederu

Señales, hábitos y problemas

Defectos y virtudes de la enseñanza en el inicio del nuevo curso

19.09.2016 | 04:51
Señales, hábitos y problemas
La mayoría de los alumnos vuelven a clase entusiasmados: he ahí la normalidad. He dicho mal: la mayoría de los alumnos vuelven al colegio entusiasmados, a la rutina casi anual de juegos, aprendizajes sociales y compañeros. Porque, desde hace muchos años, la escuela es el gran centro de socialización, desde los tres años -o antes- hasta por lo menos los dieciocho. Más que la familia, internet, los videojuegos o la televisión. Y ese es el principal papel del ámbito escolar, por encima del aprendizaje. Desde ahí deben entenderse las virtudes y defectos de la enseñanza.
Por otro lado, la matrícula ha dado señales del tremendo problema que nos amenaza como sociedad: el cierre de aulas y la pérdida de matrícula en la enseñanza infantil subraya con rojo el extremo contrario al del envejecimiento en el gráfico poblacional.
En medio, la población activa: escasa, aun sin desempleo, para cubrir nuestras necesidades en sanidad, enseñanza, pensiones y otras.
Han llegado a mí, y lo habrán visto ustedes en los medios, reiteradas quejas sobre el precio de los libros: entre trescientos y cuatrocientos euros tienen cantu. Material fungible aparte. Aquí hay que señalar que los libros por fascículos descargan la espalda de los rapazos, pero cargan el bolsillo de los padres. [.....................................................................................................................................]

Les virtudes republicanes (o "nihil novum sub sole")

0 comentarios




"Hoy, en Valencia, he recibido al Presidente del Consejo. Me ha traído una porción de decretos, casi todos de personal, sin interés. Entre ellos he visto copiosos nombramientos de Obras Públicas para afiliados de Unión Republicana. Este partido, que empieza en Martínez Barrio y acaba en su secretario particular, no se descuida. Hasta el secretario particular mismo es director general. «Debe de estar ya colocado el partido entero», me dice Negrín. No lo improvisan. Cuando el Partido Radical vino al poder, en 1933, montaron sus diputados una oficina que podría llamarse de «alumbramiento de empleos», a cargo de los más zahoríes. No iban a contentarse con los cargos políticos que siempre mudan al variarse el Gobierno. Con método y paciencia grandes, proporcionados a su avidez, desmenuzaron toda la administración española y sus aledaños, dentro y fuera del país; no hubo ministerio, monopolio, delegación, comisaría, consorcio, confederación, compañía concesionaria o arrendataria, instituto, etcétera, etcétera, donde no introdujesen el gatillo y extrajesen algo. Desde los tiempos del conde de San Luis a los menos remotos de Romero Robledo no se había visto en España un rigodón comparable. Dicen que así se hacen los partidos, será verdad. Lo cierto es que los más recientemente llegados a la política, como la CNT y la FAI, dan ciento y raya a sus predecesores, sean o no marxistas".

(De Manuel Azaña, Diarios de guerra).

Espicha de Volver al Pedreru

0 comentarios
El vienres 16 en Quintes. En esti blog (Quintes, Mirador del Cantábrico) pueden vese dalgunes semeyes más qu'estes dos, asina como una crónica del actu, los asistentes y la defensa de la pesca de pedreru frente a les acusaciones fementides de los ignorantes y los profesionales : 





La asociación Volver al Pedreru celebra con esta espicha los 13 años de su fundación. Fue creada en 2003 por un grupo de pescadores aficionados ante la necesidad de movilizarse para defender la pesca deportiva, seriamente amenazada por diferentes restricciones y vedas. Desde su fundación han ido consiguiendo importantes mejoras sobre las normativas aplicadas por la administración, pero no han podido evitar que los recortes se sigan dirigiendo hacia los pescadores deportivos y que se les  culpe del esquilmado del pedreru, a pesar de que su actividad repercuta muy poco sobre el conjunto de la explotación pesquera. 

Damos-y les gracies al editor d'esti magníficu blog, Julián Caicoya, poles facilidaes que nos da pa replicalu equí.

Güei, en LA NUEVA ESPAÑA

0 comentarios

(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos).


Lógica confusa y fulanismo

Lo que ha venido afirmando el PSOE desde las elecciones del pasado junio

17.09.2016 | 04:53
Lógica confusa y fulanismo
¿Han oído hablar de la lógica difusa? Probablemente. ¿Y de la lógica confusa? Seguro que no, pero desde hace meses tienen reiteradas muestras de su uso en el PSOE. ¿En qué consiste tal ente? Pues en afirmar que conseguirán o pondrán en marcha varias acciones que son imposibles al mismo tiempo. Así, desde las elecciones de junio de este año han venido afirmando tres cosas a la par: a) que no permitirán que gobierne el PP, partido que, sobre sus dos éxitos electorales, sumó en la intentona de investidura los votos de Ciudadanos y de Coalición Canaria, b) que no gobernarán con los partidos independentistas o partidarios de referendos de independencia, cuyo apoyo es condición imprescindible para que puedan hacerlo, c) que harán todo lo posible para que no haya unas terceras elecciones, lo cual es inevitable si ellos no permiten que lo haga el PP y si renuncian a la colaboración de los proindependentistas.
Es ese un confudiscurso que, en la práctica, vienen manteniendo desde las primeras elecciones de esta no-legislatura, en diciembre, puesto que tras ellas, para sumar con Ciudadanos deberían recurrir a los pro o paraindependentistas. Ahora bien, si ese confudiscurso, negro en su claridad como el galipote, tiene cierta evidencia expositiva en don Pedro Sánchez Pérez-Castejón o en sus adláteres la formulación del mismo (o de otra cosa, ¡vaya usted a saber!) por algunos de los barones territoriales (entre ellos nuestro don Javier) supera con mucho la oscuridad anfibológica de los oráculos. A su lado el "irás volverás no morirás en la guerra", es un prodigio de meridiana univocidad. Por eso algunos interpretan que están en desacuerdo con la actitud del partido y otros lo contrario.
Claro que no hay que olvidar que el patriotismo de partido constituye una componente sustancial de la militancia socialista. Podríamos aducir aquí múltiples ejemplos de socialistas que contemplan espantados la marcha de su partido, pero que después callan y siguen en él, desde Prieto a Fernando de los Ríos -¡aquella su llorosa entrevista con Azaña!-, hasta los valientes Guerra o Bono, que iban a pulir el Estatuto de Cataluña por inaceptable, y todo acabó como acabó, con un sí unánime.
Es curioso, además, cómo todo este proceso, digamos, galipotesco va unido a una sistemática lectura personalista de la cuestión. [.................................................................................................................]

¿Esto de cuándo ye? (Con solución al final)

0 comentarios
Muchas veces me he preguntado si la facilidad de palabra y el excesivo estudio de la elocuencia no han causado ma­yores males que bienes a hombres y a ciudades. En efecto, cuando considero los desastres sufridos por nuestra repúbli­ca y repaso las desgracias acaecidas en otros tiempos a los más poderosos estados, compruebo que una parte considera­ble de estos daños ha sido causada por hombres de la más grande elocuencia.


Explicaré ahora el origen de este mal. En mi opinión, hubo probablemente un tiempo en el que ni las personas sin elocuencia y sabiduría solían dedicarse a los asuntos públi­cos ni los hombres superiores y elocuentes se ocupaban de causas privadas. Mas como los asuntos de mayor importan­cia eran tratados por las personas más eminentes, otros hom­bres, que no carecían de talento, se dedicaron a los peque­ños conflictos entre particulares. Cuando en estos conflictos los hombres se acostumbraron a defender la mentira frente a la verdad, el uso frecuente de la palabra aumentó su teme­ridad hasta el punto de que los verdaderos oradores, ante las injusticias que se cometían contra los ciudadanos, se vieron obligados a enfrentarse a esos temerarios y defender cada uno a sus amigos. Y así, como los que habían dejado de la­do la sabiduría para dedicarse exclusivamente a la elocuen­cia parecían sus iguales cuando hablaban, y en ocasiones los superaban, ellos mismos se consideraron dignos de gobernar el estado y de igual modo los consideró la multitud. Por ello no debe sorprender que siempre que hombres temerarios e irreflexivos se apoderan del timón de la nave, ocurran gran­des e irreparables naufragios. Esto causó tanto odio y descrédito a la política que, como cuando se busca en puerto refugio a una violenta tempestad, los hombres de mayor talento abandonaron esa vida sediciosa y de tumultos para refugiarse en la calma del estudio.


Pues ye de Cicerón (La invención de la retórica). Pa que nun camentemos que vivimos nos peores tiempos, y pa que nun pensemos que'l mundu nun fue siempre igual (y que nun va seguir siéndolo, si facemos una inferencia que nun ye mui difícil de facer).

Más sobre'l cementeriu El Sucu (Xixón)

0 comentarios
¿Sabíen que'l terrenu onde s'allugó dempués el cementeriu llamábase, a la hora la compra, "La llosa los valientes".

¡Tien cantu la cosa! ¿Non?

Anque yo pienso que, en realidá, debía ser "La llosa los Valientes".




Güei, en LA NUEVA ESPAÑA

0 comentarios

(Trescribo, como davezu, dellos párrafos)


Profecías, vanilocuencia, ausencias

La escasa percepción de la realidad de los partidos políticos

14.09.2016 | 03:43
Vista con siluetas de las baterías de coke de Arcelor-Mittal al amanecer.

"La siderurgia regional, más fuerte diez años después de la fusión entre Arcelor y Mittal", titulaba LA NUEVA ESPAÑA el 28 de este pasado mes de agosto, opinión generalizada de la que, por cierto, participaban los sindicatos. Ahora bien, quien tenga un poco de memoria podrá recordar cómo hace diez años, con ocasión del cambio de accionista mayoritario, la profecía entre los sindicatos y la izquierda era unánime: "el indio" -así se lo llamaba- no era más que un especulador que venía a achatarrar la siderurgia, cuyo declive estaba asegurado y sus días, contados. Opiniones, por cierto, no muy distintas a las vertidas cuando, años atrás, la corporación siderúrgica proveniente de Ensidesa pasó a privatizarse deviniendo en Arcelor.
[.......................................................................................................................................]
Otra profecía exitosa -acompañada de magnífico estruendo como todas las de este tipo y boca emisoras, a que se sumaron, además, conspicuos comentaristas y economistas- fue la que se opuso a la tramitación de los Presupuestos para 2017, asegurando que no hacían falta alguna y que sólo se confeccionaban por razones electorales. ¿Qué estaría pasando ahora y en los próximos meses en el ámbito económico, social y administrativo si tuviésemos que estar funcionando con los Presupuestos de 2016 prorrogados?
[...................................................................................................................................................]
La vanilocuencia, a veces, toma la forma de grandilocuencia, aun en ámbitos relativamente menores. ¿Qué es eso del desembarco de Carlos V en Tazones? Aquí no hubo ningún Carlos V. Al pueblo maliayense traen la mar y el azar a tomar las coronas de Castilla y Aragón a un Carlos que será el primero de ambas, Carlos I. Y viene a eso. Sólo más tarde será Carlos V, pero no de aquí, donde seguirá siendo Carlos I, sino del Sacro Imperio Romano Germánico. Pero claro, nos parece más importante siempre lo de fuera. Por cierto, si hay un próximo rey Carlos, ¿lo llamaríamos "Carlos V bis"?
Y una ausencia. Clamorosa. Ya saben ustedes lo que ocurre si les asaltan su casa (eso que llaman "ocupar"). [.....................................................................................................................]

Güei, en LA NUEVA ESPAÑA: Los límites del pueblo (o de la gente)

0 comentarios
(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos.)
L 'aprecederu

Los límites del pueblo (o de la gente)

12.09.2016 | 03:29
Los límites del pueblo (o de la gente)
Los límites del pueblo (o de la gente)
Allá por los años ochenta, los problemas de la red ferroviaria en la salida a la meseta constituían uno de los temas persistentes del debate político (hasta representantes de la Xunta llegamos a intervenir en las Cortes para posar allí el huevo de nuestra demanda). Pues bien, en un momento determinado LA NUEVA ESPAÑA realizó un reportaje entre los viajeros. Todos estaban de acuerdo: el peligro de los túneles, los retrasos, las averías? había que cambiar aquello. Pero cuando a una persona, joven, se le preguntó por "la variante de Pajares", respondió: "¡Ah! Eso es cosa de los políticos".
He ahí una lección: fuera de su percepción inmediata, el ciudadano pierde la perspectiva, y las propuestas abstractas, salvo que sea impelido por una propaganda irresistible, quedan lejos de su interés.
Hace un par de meses el PP realizó una encuesta entre los xixoneses sobre la tramitación del PGO. [...................................................................................................................]
Ahora bien, ¿qué dice la encuesta? Que, a pesar de tanto ruido, la mayoría de los ciudadanos no tiene ninguna información sobre la actual tramitación del PGO. [.............................................................[

Pidiendo firmes pal asturianu, 1976

0 comentarios
Nel Día la Cultura, n'El Tragamón, Xixón.


Como siempre, unos trabayando y otros dando la parpayuela




¿Esto de cuándo ye?

0 comentarios



Muchas veces me he preguntado si la facilidad de palabra y el excesivo estudio de la elocuencia no han causado ma­yores males que bienes a hombres y a ciudades. En efecto, cuando considero los desastres sufridos por nuestra repúbli­ca y repaso las desgracias acaecidas en otros tiempos a los más poderosos estados, compruebo que una parte considera­ble de estos daños ha sido causada por hombres de la más grande elocuencia.


Explicaré ahora el origen de este mal. En mi opinión, hubo probablemente un tiempo en el que ni las personas sin elocuencia y sabiduría solían dedicarse a los asuntos públi­cos ni los hombres superiores y elocuentes se ocupaban de causas privadas. Mas como los asuntos de mayor importan­cia eran tratados por las personas más eminentes, otros hom­bres, que no carecían de talento, se dedicaron a los peque­ños conflictos entre particulares. Cuando en estos conflictos los hombres se acostumbraron a defender la mentira frente a la verdad, el uso frecuente de la palabra aumentó su teme­ridad hasta el punto de que los verdaderos oradores, ante las injusticias que se cometían contra los ciudadanos, se vieron obligados a enfrentarse a esos temerarios y defender cada uno a sus amigos. Y así, como los que habían dejado de la­do la sabiduría para dedicarse exclusivamente a la elocuen­cia parecían sus iguales cuando hablaban, y en ocasiones los superaban, ellos mismos se consideraron dignos de gobernar el estado y de igual modo los consideró la multitud. Por ello no debe sorprender que siempre que hombres temerarios e irreflexivos se apoderan del timón de la nave, ocurran gran­des e irreparables naufragios. Esto causó tanto odio y descrédito a la política que, como cuando se busca en puerto refugio a una violenta tempestad, los hombres de mayor talento abandonaron esa vida sediciosa y de tumultos para refugiarse en la calma del estudio.

Necrolóxica

0 comentarios
Acabo d'enterame de la muerte de Manuel Menéndez Menéndez, Manolo'l d'El Sitiu, una de les meyores, más atentes, serviciales y bones persones que conocí.

El pésame a la so familia, especialmente a Luisa y José Antonio, y que descanse en paz.

"Setiembre o seca les fontes...

0 comentarios
O lleva les pontes", diz el refrán.

Nun tien discusión qu'esti septiembre ye un de los más secos y calurosos en munchos años. Agora bien, como esti de secos yá vinieren abondos, que toos conocimos. Ye, incluso, fácil que calor y ábrigu allancen hasta ochobre.

En cualquier casu, ehí está'l refrán pa recordánoslo.

Más sobre'l cachopu (y III)

0 comentarios

(Repítese una entrada de 1914)

Mikel López Iturriaga y el so equipu asoleyen güei n'El País un videu sobre'l cachopu col siguiente títulu:

¿ES EL CACHOPO UN VULGAR SANJACOBO?

Milagro de la cocina asturiana para unos, ordinariez sin tradición para otros, el cachopo se ha convertido en un fenómeno gastronómico. Viajamos a Asturias para desentrañar el enigma, y nos encontramos más de una voz crítica. Ver

Sobre los oríxenes, más que probables, del cachopu yá asoleyé yo nel mio blog, los díes 161819 y 20 de mayu de 2014 delles notes sobre la palabra, el platu y el so orixen. Esta ye la del 20:

Llanto equí tres semeyes del restaurante Falín, en Xixón, nel sitiu onde agora ta'l restaurante Riscal, na cai del Fornu (Horno) 12, oblicua a la de Corrida.
El restaurante Falín cerró en 1962 y funcionó polo menos tola década del 50. Durante esos años el cachopu yera yá ellí un platu típicu asturianu y d'ésitu. Polo tanto, pon en daqué dulda l'aniciu ovetense del cachopu.
Tanto les semeyes como los datos proporciónamelos la mio compañera del Departamentu de Llingua y Lliteratura Elena Valdés Trabanco, a la que-y doi les gracies por ello.

El de la izquierda ye Rafael Valdés, el padre d'Elena Valdés. Adicar pal estraordinariu paecíu del personaxe de la derecha col toreru Manolete. Precisamente, tenía esi llamátigu.

El de la manzorga ye Rafael Valdés, padre del Rafel Valdés d'enriba y güelu d'Elena Valdés Trabanco.

Vista del restaurante Falín nos años 50 del pasáu sieglu.

Ayer, nel homenaxe a Pelayu

0 comentarios






D'El Comercio. Semeya de Paloma Ucha

Más sobre'l cachopu

0 comentarios
En Guía de la cocina asturiana (Silverio Cañada editor, Xixón, 1981) diz Magdalena Alperi na páxina 169 qu'el cachopu:
Es un plato muy popular en Asturias desde hace algunos años; se comenzó a servir en el popular restaurante ovetense Pelayo, tomando ya carta de naturaleza en Oviedo y otros lugares de Asturias.
L'autora, como se ve, nun precisa la fecha, paez que la indicación ye que de relativamente pocu tiempu anterior, y da como restaurante entamador ún, el Pelayo, que taba na cai Pelayo d'Uviéu.

Per otra parte, María Luisa García (Platos típicos de Asturias, edición de l'autora, Xixón, 1971) da una receta del cachopu (ingredientes: dos filetes perfinos y allargaos, un filete del mismu tamañu de xamón, cuatro espárragos, una lata xampiñones, un pimientu morrón, un güevu, pan ralláu, una seruya d'ayu, aceite y sal) y diz que ye:
Plato típico de algunos restaurantes de Oviedo y Grado (asina: "Grado").

Vinca color rosa encesu

0 comentarios
En La Miñota, Morís, Güerres, el 24/08/16.


Güei, en LNE: Experiencia y literatura

0 comentarios

(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)


Experiencia y literatura

08.09.2016 | 05:14
Experiencia y literatura
Llegado a cierta edad, no es extraño que el individuo vea su entorno como un lujuriante ("lujurioso" es, ¡ay!, cosa, distinta) panorama de muchachas en flor, todas bellas y rozagantes. Y cuando repara en ello con atención cae en la cuenta de que no son tanto los atractivos sensuales y sexuales (su pelo, sus caderas, sus pechos acaso, su cintura?) de cada una de ellas lo que cautiva y encadena su mirada, sino algo más genérico: su alígero caminar, la tersura de su piel, la elasticidad de su cuerpo, el brillo de su mirada, la decisión de su paso y, en el conjunto de su figura y de su estar, una impresión de decisión y confianza en el futuro en los que no existe ni duda ni mácula. Y advierte entonces que esa admiración y la causa de la misma ya han sido expresadas por Jorge Manrique: "Decidme: la hermosura, / la gentil frescura y tez / de la cara, / el color y la blancura, / cuando viene la vejez, / ¿cuál se para? / Las mañas y ligereza / y la fuerza corporal / de juventud, / todo se torna graveza / cuando llega al arrabal / de senectud". Es aquello que fundamentalmente él ya no tiene, aquello que él y las mujeres coetáneas suyas perdieron (la gentil frescura y tez de la cara, las mañas y ligereza), lo que añora, lo que aseñarda en los objetos de su contemplación, más que los sujetos mismos. Y, por otro lado, no puede por menos de dejar de pensar, con una inevitable pesadumbre, en cómo será la vejez plena que si ese ya no ser del ahora se produce con sólo alcanzar "el arrabal de senectud".
Del mismo modo, nuestro individuo descubre que su mundo ya no es este mundo, o, dicho con mayor precisión, que una parte de su mundo ha desaparecido y ya no pervive más que en su mente, y acaso en el recuerdo de sus coetáneos o en la literatura; pero siempre de forma vaporosa, escasamente aprehensible, como aquella sombra incorpórea de su padre que Eneas quiere abrazar tras su viaje a los infiernos y que se le escapa entre los brazos ("Diciendo esto, las lágrimas le iban regando el rostro en larga vena. Tres veces porfió en rodearle el cuello con sus brazos y tres veces la sombra asida en vano se le fue de las manos lo mismo que aura leve, en todo parecida a un sueño alado"). Y si eso es su memoria, ¿qué ha de ser la de las generaciones más recientes? [.....................................................]
¿Y quién se ha de extrañar de ello? ¿No se preguntaba lo mismo Manrique cuando indagaba por la presencia de las modas que poco tiempo antes habían consistido en el no va más de la modernidad ("¿Qué fue de tanto galán, / qué de tanta invinción / como truxeron?" "¿Qué se hizo aquel dançar, / aquellas ropas chapadas / que traían?")? [...........................................................................................]