Gallegos y asturianos, primos y hermanos

0 comentarios
                                (Asoleyóse ayer, 30/12/19, en La Nueva España)


                                GALLEGOS Y ASTURIANOS, PRIMOS Y HERMANOS

                Hace días, un programa conjunto de las televisiones gallega y asturiana ha venido a recordarnos cuánto, además de las fronteras, compartimos gallegos y asturianos. “Primos y hermanos” se dice que somos.
¡Cuánto de certeza en ello! Pensemos, si no, en el camino de Santiago, aquel invento (en las varias acepciones del vocablo, desde la más noble a la más común) de Alfonso II el Casto, que abrió una senda por la que transitaron desde el primer momento, en busca de la sanación y la salvación, ríos y ríos de europeos, de asturianos y de españoles.
Pero son don Pedro y don Pablo, el gobierno actual de aquel y el futuro compartido entre ambos, así como sus respectivos partidos políticos, los que nos reafirman en cuánto de común tenemos. Si ustedes leen estos días LA NUEVA ESPAÑA o EL FARO DE VIGO anotarán, con desánimo tal vez, con indignación seguro, que el Gobierno elimina peajes  el próximo año en Cataluña, Valencia y Andalucía, mientras los sube en Asturies (la AP-66, a León) y en Galicia (la AP-9, Vigo-La Coruña). Es más, para mayor agravio, en otras autopistas de peaje es gratuita la circulación nocturna.
Sigamos. El segundo recorrido más caro por quilómetro de España es el de nuestra AP-66. El primero, la Villalba-Adanero, por la cual hemos de pasar gallegos y asturianos para llegar a Madrid. ¿Nada más? Sí, los peajes que más se prolongarán en España, serán los de las citadas vías.
Esta es quizás la España federal que nos preparan, aquella que definía Pi y Margall como “una República sinalagmática conmutada con la eminencia de la Justicia en la humanidad y el puro motivo de su naturaleza en Dios y hasta encuentra la síntesis fundamental del yo”. ¿Entiende usted algo? Sí que nos discriminan en los peajes. ¿Es eso?

Bueno, es posible que gallegos y asturianos no seamos hermanos, ¿pero “primos, primos”? ¡Eso seguro!




L'autonomía de Lleón y Salamanca: un ciudadanu fenomenal

0 comentarios
Yá saben que dalgunos en Lleón quieren separase de Castiella y formar una comunidá nueva con Salamanca y Zamora (dientru pocu van atrevese a querer ser la capital d'Asturies, al tiempu).

Pues bien, entrugáu un ciudadanu de Salamanca al respective, paeció-y una broma y  dixo "que eso de León es una cosa que encontramos cuando vamos a la playa camino de Gijón".

Sentío na radio. Verídico.

¡Un fenómenu, el paisanu!


Güei, en LNE: Gallegos y asturianos, primos y hermanos (la tomadura de pelo de los peajes)

0 comentarios
L'aprecederu

Gallegos y asturianos, primos y hermanos

30.12.2019 | 00:31
Hace días, un programa conjunto de las televisiones gallega y asturiana ha venido a recordarnos cuánto, además de las fronteras, compartimos gallegos y asturianos. "Primos y hermanos", se dice que somos.
LA TOMADURA DE PELO DE LOS PEAJES

abc

0 comentarios

La hora d'Asturies

0 comentarios

Güei, en LNE: La energía (oscura) de Pedro Sánchez

0 comentarios

La energía (oscura) de don Pedro

Los esfuerzos del Gobierno para negociar con Junqueras y para solucionar los problemas de la industria

Una plaza de la Ilustración para Llastres

0 comentarios

                                                   
                            (Asoleyóse ayer en La Nueva España)

                                            L’APRECEDERU

                                UNA PLAZA DE LA ILUSTRACIÓN PARA LLASTRES

                Algunos vecinos de Llastres llevan tiempo esbrexando en el loable intento de dotar a Llastres de una plaza y monumento que rememoren y honren al más destacado de sus hombres y muy notable asturiano, Agustín Pedrayes.
                Pedrayes fue, entre otras cosas, un insigne matemático europeo (lo que, en aquellos tiempos, quiere decir mundial), que vivió entre 1744 y 1815. Destacó por sus propuestas en relación con el cálculo infinitesimal. Participó en la elaboración del sistema de pesos y medidas internacional que dio origen al Sistema Métrico Decimal; de su propuesta de medición del arco meridiano que va de Dunquerque a Barcelona surgiría la unidad de medida que conocemos como metro.
                No es que Pedrayes sea hoy ignorado en su localidad: lo hace una placa en su casa natal. Asimismo, se le ha recordado en 2015, con ocasión del ducentésimo aniversario de su muerto, con homenajes de la Universidad, Cubera y la Fundación Nueva Asturies, entre otros. Solo dos partidos, sin embargo, conmemoraron la ocasión. Con todo, su presencia en Llastres es prácticamente invisible, y sin trascendencia para la mayoría y los visitantes.
                Quizás esa demanda llastrina de plaza y monumento se pudiera ampliar para dar un significado más amplio a la figura de Pedrayes. El matemático fue amigo y confidente de Xovellanos: en los diarios del xixonés, por ejemplo, se anotan con frecuencia sus conversaciones y paseos por el arenal. Por otra parte, el llastrín ayudó en la puesta en marcha del Instituto. Asimismo, en Llastres tiene presencia no pequeña un colaborador de muchas obras de Xovellanos (traza con él, por ejemplo, la carretera del Payares), Manuel González Reguera (Reguera es autor, entre otras obras, del palacio de Velarde y de la Silla del Rey), arquitecto de la parroquial y del monumento de La Regallina.
                Una Plaza de la Ilustración, con los tres, realzaría, sin duda, la figura del llastrín y la de la villa.


Güei, en La Nueva España.

0 comentarios


Identidad e invisibilidad

0 comentarios
                                    (Asoleyóse en La Nueva España del 13/12/2019)




                IDENTIDAD E INVISIBILIDAD

        Se me aparece mi trasgu particular, Abrilgüeyu, con un reto:
—Anda, intenta definir lo que es la identidad asturiana. Y no me digas tonterías sobre el carácter de los asturianos, como hizo el por otras razones benemérito Julio Somoza.
        Estoy tentado con contestarle aquello que respondió Winston Churchill cuando le preguntaron qué opinaba de los ingleses, “no sé, no los conozco a todos”, pero prefiero afrontar el reto. “Te contestaré más tarde” le digo.
        Acudo primero al refranero, el castellano y el asturiano: “Asturiano, loco, vano y mal cristiano, o roba al amo, o fuerza al ama, o las dos cosas a un tramo”, y luego al asturiano: “el asturianu tien la mano afuracada”. ¡Jesús!, si en aquél algo pesa la rima, en este no se da esa circunstancia. Pero dejémoslo. Tampoco voy a repasar cómo nos ven los escritores no asturianos, desde el Cervantes de la Maritornes al Valle-Inclán de Luces de Bohemia.¡Literatura!
        Me sobreviene entonces un recuerdo de hace unos días. El periodista de la COPE, Ángel Expósito, entrevista aquí, en Asturies a una responsable de turismo. Le pregunta: “A ustedes no les da rabia cuando oyen hablar de nacionalidades históricas, y a ustedes se los olvida, ustedes que son el primer reino de España, que tienen el prerrománico, el arte rupestre…” Y la respuesta de la benemérita es como si nunca hubiese reparado en ello o como si, haciéndolo, no quisiese molestar a nadie o que nosotros sobresalgamos. Atónito (yo).
        Vengo entonces a las encuestas políticas y me encuentro con que, tras Cataluña, Valencia y Galicia, somos los que menos nos sentimos “solo españoles”, es decir, o únicamente asturianos —en no escasa cantidad, comparativamente— o tan asturianos como españoles. ¿Y eso se traduce en? Pues miren ustedes aquellas formaciones a las que votan los asturianos, todas centralistas, piensen ustedes cuántos votos reciben los partidos que se presentan por primera vez sin que nadie conozca a uno solo de sus candidatos, y a los que se vota por sus líderes de Madrid. ¿Foro, me dicen? Miren la encuesta de 2017 de Llera Ramo y encontrarán que sus votantes son, de todos, ¡los menos partidarios del sistema autonómico y los más de la recentralización!
        Vayamos a otras encuestas. Somos los más desafectos de toda España hacia la política, muchos puntos por encima de la media y “solo uno de cada diez asturianos asume la defensa de la identidad como el cometido principal de la Comu­nidad autónoma”. ¡Ah!, vamos aclarándonos. Cuánto se parece esto a unas palabras de José María Malgor en 1950: “España, ha dicho alguien, es el país clásico de místicos y guerrilleros, a la vez que indiferentes, y yo creo que estos abundan más entre los asturianos, sobre todo con relación a nuestras ancestrales cos­tumbres”.
        De modo que esos terribles escépticos que somos y que, según otros datos demoscópicos, creemos que la obligación de las instituciones es resolvernos los problemas pero sin que nosotros hayamos de poner arte ni parte en ello, pasamos el día quejándonos de que no se nos conoce, de que se desconoce nuestra gastronomía, de que se ignora nuestra cultura (la prehistoria, el arte asturiano, los monumentos locales), la “sidriña”, “los gaiteiros” (que dicen a veces quienes retransmiten los Premios Príncipe de Asturias), nuestro canto, nuestra lengua…
        Pero, sin embargo, ni hacemos nada por defender todo eso ni por promcionarlo y, sobre todo, no queremos que a nadie (¿de dentro o de fuera?) le pudiese parecer mal que lo hacemos, como en el fondo venía a manifestar la benemérita encargada de turismo.
        “Ya caigo”, exclamo en voz alta, “nuestra identidad es la invisibilidad”. Y entonces se me vuelve a aparecer Abrilgüeyu.
        —No lo es. Vuestra identidad es vuestro amor sin compromiso por lo vuestro, y vuestro pasotismo. No sois más que unos Diógenes a los que les molesta moverse para evitar la sombra que cae sobre vuestro lugar de reposo.
        Hace una pausa y prosigue:
        —Salvo que os toquen la trompeta de la movilización desde Madrid, que entonces os levantáis como se levantarían los muertos el día del Juicio Final: ipsofácticos y radiantes.


Los ingleses escapen del programa-timu de Corbyn y Pablo Iglesias

0 comentarios


Lo que se votó en Gran Bretaña nun fue solo ente'l Bréxit y la permanencia na UE, como paez que yera l'únicu tema en xuegu. Votabase eso, pero votábase tamién el programa-timu de los llaboralistes (socialistes) ingleses. 

Y la ciudadanía, espantada ante esi programa-timu, votó contra él y contra lo que diba ser la ruina pa munchos años de la sociedá inglesa. D'otra forma nun s'esplica la derrota del llaborismu, la mayor dende 1935.

Y hai que recordar qu'el programa-timu del llaborismu de Corbyn ye mui asemeyáu a los de Podemos y los sos satélites (enxerta ehí IU). Nun debe escaecésenos que'l propiu Pablo Iglesias proclamó a Corbyn como'l Pablo Iglesias d'Inglaterra (o al revés), lo mesmo que, nel so día, proclamóse'l Tsipras de Grecia.

Yá se ve que los griegos y los ingleses tienen más sentíu común que los españoles.




 



Carreteras y Xovellanos

0 comentarios

                                       
(Asoleyóse en La Nueva España del 9/12/19)

                                           L’APRECEDERU


                               CARRETERAS (Y XOVELLANOS)


                En LA NUEVA ESPAÑA aparecen casi a diario informaciones sobre las carreteras asturianas. Naturalmente, en estos dos meses de lluvias continuadas la mayoría de las noticias corresponden a argayos (fanas) que cortan las vías o las llevan por delante, dejando incluso, en algunos casos, poblaciones incomunicadas.
                Pero en otras ocasiones la información constituye un reportaje sobre los problemas estructurales y permanentes de las vías asturianas. La falta de conservación de las mismas aparece como cuestión destacada, lo que saben miles de asturianos que, a lo largo de años, han de convivir con baches o rebacheados de cuatro perras que pronto vuelven a quedar como estaban. Esa falta de conservación no afecta solo al firme, se manifiesta también en los bordes de las plataformas: en cunetas que no desaguan, sebes que no se limpian (a veces llegamos a comienzos de agosto y los matos y escayos comen la carretera). También en la señalización horizontal. Todo ello conlleva incomodidades y riesgos.
                Algunas carreteras llegan a alcanzar el Olimpo de la eternidad asturiana, como la Zalia o el tren por el Huerna.  Así, por ejemplo, la carretera L’Infiestu-Campu Casu lleva diez años de retraso en su arreglo, pero, si la memoria no me engaña, esa carretera ha estado mal reparada desde hace décadas.
                Las plantillas de conservación del Principado no dan abasto, las inversiones son escasísimas. Bien es cierto que nuestro territorio tiene una alta densidad viaria, que su trazado es en muchos casos difícil y estrecho, que el clima las destroza. No menos cierto que todo ello cuesta mucho y que les perres son exigües, pero…
                ¿Qué diría de esta situación Xovellanos, el que impulsó la carretera Carbonera y la del Payares, para promover el comercio y la riqueza de Asturies? Xovellanos, al que llamó su hermana, la poetisa, “aquel home tan facedor de caminos que per toes partes pasen un carru y dos armentíos?”.
                Ya ven.
               




Güei, en LNE: Identidad e invisibilidad

0 comentarios
Güei, en LNE: Identidad e invisibilidad

(El carácter de los asturianos).


ERC: Negociar con Vocento

0 comentarios
Ayer, una negociadora de ERC: "No queremos negociar con prisa".

¡Coño! Quedrán negociar con Vocento.




Güei, en LNE: Carreteras (y Xovellanos)

0 comentarios

L'aprecederu

Carreteras (y Xovellanos)

Algunas infraestructuras tienen años y años de deficiencias acumuladas




En recuerdu y memoria de Ricardo Fernández

0 comentarios
Acaba de fallecer Ricardo Fernández, que fue alcalde d'Avilés y diputáu provincial (el segundu d'Agustín Antuña, el Presidente la última Diputación Provincial (1979-1983)), allá na Transición, y formando parte del ente conxuntu preautonómicu.

Recuerdo d'él el so talante, el so espíritu constructivu, el so diálogu y entendimientu permanente, la so bonhomía, el so buenhumor. Fue persona qu'aportó muncho pa la normalización política y pa la meyora social y cultural d'Asturies y d'Avilés

Honréme col so tratu y hónrome recordándolu.


Semeya de Julián Rus en LNE

Cosadiella y solución

0 comentarios

Cosadiella:

¿En qué coinciden o se paecen Thomas Jefferson, el tercer presidente de los EEUU, y Pedro Sánchez Pérez-Castejon?

Y la solución ye:

Tomas Jefferson sostenía que "el presente pertenez a los vivos".

Pedro Sánchez, tamién.







Güei, en LNE: Una patada en los focicos

0 comentarios
Güei, en LNE: Una patada en los focicos

La decisión de Xaime Martínez de nun volver escribir en castellanu ye una patada nos focicos a los qu'acusen a los defensores del asturianu de selo por tener montáu un "chiringuito".



Cosadiella

0 comentarios
¿En qué coinciden o se paecen Thomas Jefferson, el tercer presidente de los EEUU, y Pedro Sánchez Pérez-Castejon?

La solución, mañana.



Un magníficu poema d'Aurora Bermúdez Nava

0 comentarios
Aurora Bermúdez Nava asoleyó va poco'l poemariu Col corazón na boca, qu'acabo de lleer. El tonu del conxuntu los poemes, llevantaos principalmente sobre los pegollos del amor y, sobre too, de la maternidá (o'l so envés, la fiyalidá) ye buenu. Pero hai un que me paez magníficu, esti:

                                          RETRATOS

                        Dende a parede míranme
                        un puñao de retratos
                        testigos del meu medo
                        y da súa asencia.
                        Ausencia dos que fomos
                        y nun somos,
                        dos que tuveron qu'irse
                        sin querello...

                        Y el medo parece que s'agranda,
                        que medra, que se multiplica
                        pra qu'eu sepa,
                        por se inda lo inoraba,
                        que nada permanece,
                        que van pasando as xentes
                        y os paisaxes
                        y van fendo, nese cambiar constante,
                        que nos dola el camín que xa anduvemos,
                        qu'hasta aquello que nos fixo felices
                        nos manque algúa vez al recordallo.


Aurora Bermúdez Nava, Col corazón na boca. ALLA, Secretaría Llingüística del Navia-Eo, nº 19, Uviéu, 2019.



Güei, en LNE: El dinero público no es de nadie

0 comentarios

El dinero público no es de nadie

La cuestión no consiste en determinar la justicia de un gasto, sino de qué bolsillo sale a través de los impuestos

Tapa a Ruda a aquella llueca (versu 12 del Dido y Enees de Marirreguera)

0 comentarios
Les ediciones de Caveda y Canella teníen un versu, el 12, del Dido y Enees de Marirreguera que nun s'entendía:

                           Bartuelo, tapa arruda aquella llueca

Nel añu 2000, nuna publicación fecha con motivu del Día les Lletres pola Conseyería de Cultura, Antón de Marirreguera y el Barrocu asturianu, asoleyé un estudiu onde desplicaba'l versu.

Aclaraba qu'había que lleer Bartuelo, tapa a Ruda aquella llueca. El contestu: una casa d'aldea onde conviven (o tán cerca) vaques y paisanos. Ruda, decía yo, yera un nome común de vaca n'aquel entós. Y la llueca de la vaca metía ruidu nesi momentu onde'l narrador de la historia de Dido y Enees entama a falar. Polo tanto, mánda-y a Bartuelo que-y meta paya na llueca a Ruda, pa que nun dificulte sentir lo que se diz (o, a cencielles, porque molesta).

Y enxertaba dos testos del XVI, de feches prósimes a les qu'escribe Reguera, onde apaecíen los nomes de Ruda, pa vaca, y Rudo, pa güe.

Esti domingu apaez en La Nueva España una narración tradicional, La pastora secuestrada polos lladrones, qu'arrecoyeren Fernando Ornosa y Juaco López, l'autor de la publicación, en Fuentes, Cangas de Narcea. Una pastora, secuestrada polos lladrones, llama dende la cueva onde la tienen tocando un turullu col que ye capaz de comunicar frases que los vecinos entienden, y diz-yos:



Tatareisina, corre a mi casa y cuéntalo asina: siete ladrones me tienen aquí, comen ya beben ya rinse de mí,la vaca Ruda ta al fumo ya suda, y el xatín ta nu caldeirín.



Prestoso lo de la Davis

0 comentarios
La sexta Davis. Esta vegada, nun formatu nuevu, que se xuega en poco díes (y como negociu pa Gerard Piqué).

Prestoso. Y almiratible lo de Nadal, que nun solo xuega bien y, según tengo entendío, paga los impuestos n'España, sinón que supera, una y otra vegada, lesiones importantes y meyora nel so xuegu ,ensin baxar inxamás nel so entusiasmu.

Que tuviera ehí Pablo Carreño Busta tamién presta.

La semeya, de La Nueva España

Deyá bu (o sea, déjà vu)

0 comentarios
Sentío a una locutora de la TPA y a Pablo Casado (n'orden temporal inversu), y creo qu'a daquién más nos caberos tiempos, na radio y na televisión: "esto es un deyá bu", o sea, un déjà vu.

Pues val.




Planes de inmovilidad

0 comentarios
                                             

                               (Asoleyóse ayer en LNE)


PLANES DE INMOVILIDAD


Algunos ayuntamientos asturianos preparan lo que llaman “planes de movilidad”. Esos proyectos se basan en argumentos mayormente ideáticos: la contaminación, la voluntad de sustituir los motores de explosión por eléctricos, la consideración reverencial de la bicicleta, la peatonalización de zonas urbanas y la reducción de la velocidad, la prevalencia del transporte público sobre el privado y una cierta animadversión hacia este, una visión de la ciudad y la vida que elude su realidad económica y ciudadana y la sustituye por una vida imaginada al modo de los libros de la existencia autosuficiente. Verdaderamente, esos planes llamados de movilidad constituyen, en realidad, planes de inmovilidad. Examinemos ahora algunos de esos factores.
Empecemos por un titular de La Nueva España del 18/12/18: “La mitad de los vehículos asturianos no podrá acceder al centro de las ciudades. Más de 350.000 coches de la región tienen ya vedado el corazón de Madrid por sus humos y sufrirán la misma restricción en Oviedo, Gijón, Avilés y Siero”. ¿Cuáles son esos vehículos? Los más antiguos, porque contaminan más. ¿Y cúyos son? Obviamente, de la gente con menos dinero, con menos capacidad para sustituir su coche.
La segunda cuestión  se refiere a la contaminación. ¿Es tan grave la contaminación por los vehículos de explosión en nuestros pueblos para tomar medidas tan drásticas? Es posible que lo sea, aunque uno no puede dejar de mostrar su extrañeza ante una evidente contradicción estadística: la esperanza de vida no cesa de aumentar, sin embargo todos los años aparecen nuevos estudios que demuestran nuevas causas que provocan la muerte anticipada de miles de personas. Sea como sea, es seguro que hay aquí también un motivo ideático (la palabra existe también en asturiano: idiáticu) y que tiene asimismo consecuencias en el mundo de la economía general y particular. Lo decía Javier Álvarez Pulgar el lunes 18 a este periódico, a propósito de las energías y el medioambiente: “El mundo es global, no lo que digan Barbón y la Ministra, una talibana que dice que va a acabar con el gasoil en el país que produce más coches de gasoil”.
Lo de la bicicleta es otra cosa. No digo que se empeñen en que todo el mundo ande en bicicleta, pero lo expresan como un desiderátum. ¿Mayores de cierta edad también? ¿Con frío y agua también? Ya sé que existen países en que así es, pero el problema es que aquí es otra cosa. Me acuerdo, al respecto, el comentario de Josep Pla cuando Jordi Pujol proponía con entusiasmo para Cataluña el modelo sueco. Le respondió que el problema era que en Cataluña no había suecos.
 Vengamos a la realidad, ¿qué porcentaje de personas utilizan la bici como forma de desplazamiento fuera de los meses de verano? ¿El cero como cero qué por ciento? Y, para más ejemplo, acudan ustedes al carril bici del campus de Xixón, adonde acuden, evidentemente, jóvenes, y hallarán una respuesta.
Y respecto a la movilidad en relación con el coche particular y el transporte público, poco hay que comparar. Si el autobús es para que lo lleve a uno de un lugar al pie otro, incluido el centro de trabajo, bueno. Si no, se multiplican los tiempos de desplazamiento. Y no digamos ya nada, si el que se desplaza ha de hacerlo entre diversos puntos. Esto es, no facilita demasiado el trabajo y la actividad, como no los facilitan otras restricciones a la circulación.
La sacralidad del coche eléctrico como arca de Noé que nos salve del desastre medioambiental es otro de esas cosas sorprendentes de los discursos autollamados de movilidad. Lo he dicho muchas veces: existen algunos problemas al respecto. Me limitaré a repetir las palabras de Pere Navarro, nada menos: “El coche eléctrico es carísimo y no hay dónde enchufarlo”. “Se ha vendido un producto que no teníamos en la estantería”. Reforcémoslo: estos vehículos representan el 0,9% de las ventas de este año, y, además, el 59% han sido para empresas.
                Es decir, se quiere fundamentar el eje de estos planes en un artefacto que es solo para gente con dinero.
                No dudo de la buena voluntad de los proponentes de estos planes. Pero, en realidad, son planes que entorpecen la movilidad, que perjudican el trabajo y la productividad y que se olvidan siempre de la gente con menos recursos, los pobres, los trabajadores y las clases medias.
                Que sean la bandera de partidos que se dicen progresistas dice mucho de su entusiasmo con las ideas y de su escasa preocupación por sus consecuencias.

Güei, en LNE: Planes de inmovilidad

0 comentarios

Planes de inmovilidad

Los proyectos de los ayuntamientos para acabar con el coche particular en las ciudades


Mitos en torno a la bicicleta y al coche eléctricu y otros mitos.

Les medides contra los trabayadores y les clases medies.





Una donación, la familia y Pachín de Melás

0 comentarios
                           (Asoleyóse en La Nueva España del 18/11/19)



                            PACHÍN DE MELÁS Y LA GENEROSIDAD

Pilar Robles, hija de Emilio Robles Muñiz, Pachín de Melás, entregaba hace un par de meses al Museo Casa Natal de Jovellanos el archivo de su padre. En un estupendo reportaje, J.L. Argüelles sintetizaba aquí, en LA NUEVA ESPAÑA, el 28 de octubre, algunos datos de ese archivo y de la vida del escritor. Permítanme, con todo, recordar un puñado de datos sobre él, cuya mejor biografía es la escrita por el erudito Patricio Adúriz, a quien tanto debemos.
En las primeras décadas del XX un numeroso grupo de escritores, pintores y músicos se mueve en el marco de un sentimiento regionalista/nacionalista que busca conectar con lo popular y tradicional asturiano. En la literatura en asturiano, ese movimiento se concreta en la búsqueda de un nuevo lenguaje y en la creación de un teatro popular. Uno de los destacados autores de esa época es Pachín de Melás.
Narrador, poeta, autor de teatro y de zarzuelas, Robles es un personaje popular en la época. Pero, sobre todo, destaca su generosidad y su entrega a la causa literaria y asturianista: promueve revistas, colecciones de novelas, actuaciones teatrales, campañas de promoción  del paisaje, sin que a su esfuerzo responda el éxito ni la generosidad del público, siempre renuente ante lo asturiano. Como diría un día: “Si la voluntad, amor y fe que pongo en cantar y enaltecer a mi Asturias los pongo en algo negociable… millonario”.
Ese su activismo asturianista y su generosidad lo movieron (a él solo, en todo Xixón) a mover cielo y tierra para rescatar los restos de Xovellanos de la iglesia de San Pedro, poco antes de que volase por los aires, derribada por la dinamita como tantas otras de la Asturies de la Guerra Civil. Gracias a él, existe hoy ese testimonio del cuerpo del ilustrado.
Pilar renueva con esa donación la generosidad y el amor de su padre hacia Xixón y Asturies.





Por poco más Noé emborrachose

0 comentarios
Dempués de cuarenta díes y cuarenta nueches lloviendo, Noé, desesperáu, inventó'l vinu y emborrachóse. Entendémoslo: nós llevamos más de tres selmanes, y pa seguir.

Asina que, cuando lleguemos a los cuarenta díes nun sé que vamos facer.




Pedro y Pablo, contra el feminismo y con Campoamor

0 comentarios

(Asoleyóse ayer en La Nueva España)


PEDRO Y PABLO, CONTRA EL FEMINISMO Y CON CAMPOAMOR


“No es no”, repite una y otra vez el feminismo. Pues ya ven, pese a sus proclamas, Pedro y Pablo se pasan por la entrepierna postelectoral la consigna y siguen la diagnosis campoamorina: “Saben bien los amantes instruidos que quieren decir “sí” tres “nos” seguidos”.
Porque la pasión lleva al perdón y al olvido. Pixie y Dixie Pedro: “¿Os imagináis esta crisis en Cataluña, con la mitad del Gobierno defendiendo la Constitución y la otra mitad con Podemos dentro, diciendo que hay presos políticos y defendiendo el derecho a la autodeterminación?”. Afirmó que tras el 10N no veía posible un Gobierno unido con Unidas: “¿Merece la pena ser presidente, tener un Gobierno condenado a fracasar y vernos abocados a unas elecciones dentro de cinco o seis meses?”. Que: “no dormiría tranquilo” teniendo en un Gobierno personas de la confianza de Pablo Iglesias (¡Ya no a él¡), y que, asimismo, "el 95% de los ciudadanos de este país no dormirían tranquilos ni algunos votantes de Unidas Podemos" si hubiera personas "del círculo cercano al señor Iglesias" sentados en el Consejo de Ministros.
Y, ahora, a 24 horas de las elecciones, Pedro llama a Pablo. Pablo abraza a Pedro. Pedro estrecha entre sus extremidades superiores a Pablo. ¿Cómo llamarían a este tipo? ¿Mentiroso, trapacero, voluble, cantamañanas, falambaldre, con una preciosa palabra asturiana? Se lo dejo a ustedes. Tienen miles de opciones, en asturiano y en castellano.
¿Y cuáles son las arras del matrimonio? Pues son ustedes, siete meses perdidos entre abril y noviembre, algún daño en el empleo, deudas con las comunidades autónomas y 140 millones de euros gastados en las elecciones. ¡Ah! Y la multiplicación del voto de Vox. ¡Magnífico! Puesto que paga el pueblo, ¡oh amigos, capitanes y príncipes…¡
¿Y por qué lo ha hecho, uno y otro, decir, mentir, hacer lo contrario de lo dicho? “Quia nominor leo”, como en la fábula del León que se comió su parte y la del botín de sus tres compañeros. Él es el presidente del Gobierno, él es el que manda, y, como en el cantar, “el mundo me importa poco”.
La cobardía y la mentecatez de las patronales empresariales
                Antes de las elecciones de abril, tras ellas, antes de las de noviembre, durante la campaña, no hubo día que las patronales empresariales no reclamasen imperiosamente un gobierno estable para que hubiese inversión y empleo. Ahora que, con el pacto PSOE-Podemos más algunas fuerzas independentistas, puede haberlo claman (en el desierto) y les sobreviene el llanto y el crujir de dientes. ¿Eran unos mentecatos y no sabían que esta suma era la única opción posible? ¿No conocían acaso la índole de los sumandos, sus propuestas y prejuicios? ¿O es que son unos cobardes y no se atrevieron nunca a decir lo que pensaban y querían?
                Me viene a las mientes la fábula de la ranas que pidieron rey a Júpiter. Ya saben, al final el rey que les manda el celestial, una serpiente de agua, acaba con todas ellas.
                Y habrá que echarles en cara aquello con que Aixa vituperó a Boabdil: “llora como mujer aquello que no supiste defender como un hombre”.
                Por cierto, no piensen ustedes que la serpiente se va a limitar a engullir a las ranas.



   




Tú al cielo y yo al infierno (o viceversa)

0 comentarios
Tú al cielo y yo al infierno (o viceversa)

Asoleýose en La Nueva España del 12/11/19



                                   TÚ AL CIELO, YO AL INFIERNO (O VICEVERSA)


                Tengo que reconocer que meses atrás estaba equivocado respecto al futuro electoral inmediato de Vox. Vistos sus resultados en las elecciones autonómicas y municipales y la distancia que separaba al PP del PSOE en las generales del 28 de abril, creía que parte de su electorado optaría por dar utilidad a su voto, desplazándolo hacia el PP a fin de desalojar a la izquierda del Gobierno. Sin embargo, ante esa idea mía, algunos amigos, obreros de siempre, residentes en barrios de la periferia xixonesa, me respondieron que Vox iba a subir mucho. Ignoro si porque lo iban a votar o porque percibían eso en el ambiente.
                Si hago esta introducción es para señalar que en el voto a Vox hay más que españolismo rancio, franquismo o anticatalanismo, hay también un cansancio antiguo hacia ciertos aspectos de la inmigración relacionados con el trabajo y, sobre todo, con las ayudas a los inmigrantes, ante las que en ocasiones los ciudadanos se sienten preteridos, con mayor o menor razón. Porque ese aumento del voto a los abascalitas, en porcentajes superiores al 17 y 18 por ciento, se da prácticamente en toda España, y no solo en zonas donde existe una presencia masiva de emigrantes, permanentes o temporales. Es posible que haya influido también una cierta sensación de “asobayamientu” por lo que los abascalitas llaman “el discurso progre” (familia, las cuestiones llamadas “de género”) en una parte de la sociedad.
                Pero hay dos factores que han pesado, sin duda, de manera importante. El primero de ellos, lo directo del discurso, un discurso directo, claro, hecho de eslóganes, que provoca en el oyente la idea de “estos hablan claro”, al margen de que el discurso estuviera adobado con simplificaciones, tergiversaciones o mentiras. El segundo, la novedad. De pronto, Vox ha alcanzado el volumen suficiente como para ser visto como “la opción del momento”. Y es que existe un número no pequeño de votantes que cambian su voto en virtud de lo que ven como “el partido del momento”, lo que toca ahora, que a veces viene para quedarse y es, en otras, efímero y volátil.
                Ese carácter de lo efímero y volátil es parte de lo que le ha ocurrido a Ciudadanos. Tras una irrupción fulgurante y un ascenso notable, ha dejado de ser visto como un partido oportuno, como le ocurrió a UPyD, que desapareció de la noche a la mañana, o a la UCD en su día. ¿Las razones? Todas cuantas quisieran encontrar los votantes defraudados y cansados, sin olvidar que el partido ha sido sometido a un intenso bombardeo negativo mediático. Paradójicamente, si es cierto que gran parte de sus sufragios han ido a parar a Vox,  Rivera habría tenido una cierta razón en su giro para hacerse con la hegemonía en ese ámbito, aunque la realidad lo haya castigado por ello.
De modo que si los abascalitas han iniciado un camino hacia el Olimpo, los riveritas lo han hecho hacia el Averno. Díganlo ustedes, si quieren, en román paladino.
(Completemos el panorama: en la mañana de ayer, en el curso de no más de cien metros, cinco personas de edad —es decir, mayores que yo todavía—, cuatro de ellas desconocidas, me han parado para preguntarme “qué me parecía lo de ayer”, esto es, preocupadas o atemorizadas por el éxito de Vox).
                Por lo demás, el panorama ya saben cuál es: los independentistas han crecido en Cataluña y se ha multiplicado el voto nacionalista/independentista y regionalista y aumentado la presencia de nuevas formaciones en la Cortes, lo que complica aún más pactos, gobierno y presupuestos.
                Y digámoslo, pese al error de la convocatoria electoral y pese a la pérdida de votos, el PSOE mantiene un electorado muy estable, y es en Cataluña y Euskadi la única fuerza constitucionalista con presencia notable. Podemos tampoco se han mantenido mal.
                Y, por cierto, el año y medio de los avatares y el ruido de Franco y el Valle de los Caídos, ¿le habrá dado algún voto al señor Pérez-Castejón? ¿Se los habrá dado, tal vez, al señor  Abascal Conde?

                Igual alguno ha hecho un pan como unas hostias.




Güei, en LNE: Tú al cielo, yo al infierno (o viceversa)

0 comentarios

Tú al cielo, yo al infierno (o viceversa)

Reflexiones sobre el aumento del voto a Vox, la caída de Ciudadanos y el complejo panorama político tras las elecciones




Güei, en LNE: Resultados: patada a seguir

1 comentarios
Análisis de los resultaos, combinaciones y perspectives de futuru.





Güei, en LNE: Las reglas del género

0 comentarios
Güei, en LNE: Las reglas del género.
(Imposiciones y desaxustes cola realidá del discursu de "xéneru").


Un nota sobre'l muru Berlín

0 comentarios
Agora que tamos nel trixésimu aniversariu del baltamientu del muru Berlín, pa que "recuerde l'alma dormida y avive el seso e despierte" recordando la verdá, y pa que tamién, los más mozos, especialmente aquellos que creen nel paraísu comunista lo sepian, traigo un par de recuerdos arreyaos a la misma persona, comunista (de los del vieyu raigañu) y asturianista; emigrante a Venezuela, retornáu y empresariu:

Les revistes que veníen de la URSS (la propaganda que venía del PCUS, en castellanu, pa los comunistes d'equí) desplicaben qu'el muru nun se llevantar pa que los ciudadanos del Este escaparen de l'Alemania comunista (que nun queríen escapar, ¡qué diben querelo!), sinón pa que los ciudadanos del Oeste (la República Federal) nun colaren toos pa l'Alemania Oriental, polo bien que se vivía equí.

Y nun yera que lo traxeren los papeles, yera que lo repetíen con enfotu munchos comunistes. Yo conocí a dalgún dellos. A ún, a Aquilino Fernández Abúlez, quiero traelu equí con afectu. Y recordar, pa empezar, que nun yera del PCE, sinón del VIII-IX Congresu. Pues bien, Aquilino (Quilo), viaxó de Venezuela a París pa cha-y en cara personalmente la so traición al comunismu (del "de verdá") cuando'l PCE camudó'l discursu y pasó al eurocomunismu.

A Quilo débe-y muncho l'asturianismu. Collaboró y emburrió nos primeros momentos de Conceyu bable, especialmente de Conceyu Bable Xixón, y siguió enfotáu nel asturianismu llingüísticu hasta la so muerte. Elli punxo en marcha la producción industrial de banderes d'Asturies, y los miles d'elles que se ximielgaren o colgaren durante munchos años salieren de los sos talleres.


Güei, en LNE: Tres clásicos y dos extravagantes

0 comentarios
Una visión de la primer hora del debate publicitariu (nun se fala del lapsus linguae -¡qué propiu'l términu!- de Pablo Iglesias).




Güei, en LNE: Progreso, innovación y tradición

0 comentarios
Güei, en LNE: Progreso, innovación y tradición (la innovación y la inversión na industria tradicional, la meyora, crecimientu e innovación de los sectores agrarios tradicionales).



Unos fenómenos, estos de Podemos

0 comentarios
Los fenómenos de Podemos.

Acabo de sentilo na tele. Monedero (Podemos) en Pola Siero, Gúei mesmo:

Barbón debería preocuparse más de la mina de La Camocha, y menos de los premios Princesa de Asturias (¿o dixo "Príncipe"?).

¡Ah, a lo meyor ye lo del cantar! Prestará-yos a Delestal y Casanova, en plena celebración de los difuntos.



Historia, identidad y riqueza (sobre castros, cueves, arte asturianu y otros)

0 comentarios
                                                 Asoleyóse en La Nueva España del 18/10/19



HISTORIA, IDENTIDAD Y RIQUEZA

Apenas hay mes en que no aparezcan noticias atingentes a nuevos descubrimientos arqueológicos o acerca de la ampliación de conocimientos sobre yacimientos conocidos o reflexiones sobre su significado. El día 12 de este mes, por ejemplo, aparecía en LA NUEVA ESPAÑA un reportaje sobre la cueva de La Viña en que un especialista de fama mundial, George Sauvet, expresaba sus conocimientos y sus dudas acerca del arte y los signos trazados hace 35.000 años por la mano del hombre. Sauvet, por cierto, se hallaba en Asturies para participar en la clausura de las jornadas en homenaje al fallecido profesor Javier Fortea, con el cual colaboré desde las instituciones y con cuyo trato y amistad me honré.

Hallazgos más cercanos en el tiempo se dan a conocer frecuentemente, hemos dicho, al público. El 5 de este mes aparecía en las páginas de este periódico un reportaje magníficamente ilustrado sobre el castro de Cabo Blanco, en el Franco. En agosto, y cito únicamente algunos ejemplos, sobre el de Alava, en Salas. Acerca de los castros todos ustedes conocen algunos datos que no hace falta recordar: su proliferación en toda Asturies, su ocupación a lo largo de diversas épocas antes de los romanos y su perduración durante un tiempo tras la llegada de estos. Creo que es obligado, asimismo, recordar la figura de José Manuel González, “Piedrina”, que trazó el mapa prácticamente completo de los castros de Asturies, unos cuantos hoy investigados, sepultados la mayoría. Coaña, el Chao Samartín, la Campa Torres son los mejor conocidos y estudiados.

Toda esa rica historia, sumada al arte asturiano, al siglo del Reino de Asturies, y otra singularidad como los hórreos debería constituir un patrimonio vivo que construyese nuestra identidad y la proyectase hacia afuera, como instrumento cultural, político y económico.

No es así, porque cobardía, complejo de inferioridad y aversión hacia lo nuestro son parte fundamental de nuestra identidad real.