Pedro y Pablo, contra el feminismo y con Campoamor

0 comentarios

(Asoleyóse ayer en La Nueva España)


PEDRO Y PABLO, CONTRA EL FEMINISMO Y CON CAMPOAMOR


“No es no”, repite una y otra vez el feminismo. Pues ya ven, pese a sus proclamas, Pedro y Pablo se pasan por la entrepierna postelectoral la consigna y siguen la diagnosis campoamorina: “Saben bien los amantes instruidos que quieren decir “sí” tres “nos” seguidos”.
Porque la pasión lleva al perdón y al olvido. Pixie y Dixie Pedro: “¿Os imagináis esta crisis en Cataluña, con la mitad del Gobierno defendiendo la Constitución y la otra mitad con Podemos dentro, diciendo que hay presos políticos y defendiendo el derecho a la autodeterminación?”. Afirmó que tras el 10N no veía posible un Gobierno unido con Unidas: “¿Merece la pena ser presidente, tener un Gobierno condenado a fracasar y vernos abocados a unas elecciones dentro de cinco o seis meses?”. Que: “no dormiría tranquilo” teniendo en un Gobierno personas de la confianza de Pablo Iglesias (¡Ya no a él¡), y que, asimismo, "el 95% de los ciudadanos de este país no dormirían tranquilos ni algunos votantes de Unidas Podemos" si hubiera personas "del círculo cercano al señor Iglesias" sentados en el Consejo de Ministros.
Y, ahora, a 24 horas de las elecciones, Pedro llama a Pablo. Pablo abraza a Pedro. Pedro estrecha entre sus extremidades superiores a Pablo. ¿Cómo llamarían a este tipo? ¿Mentiroso, trapacero, voluble, cantamañanas, falambaldre, con una preciosa palabra asturiana? Se lo dejo a ustedes. Tienen miles de opciones, en asturiano y en castellano.
¿Y cuáles son las arras del matrimonio? Pues son ustedes, siete meses perdidos entre abril y noviembre, algún daño en el empleo, deudas con las comunidades autónomas y 140 millones de euros gastados en las elecciones. ¡Ah! Y la multiplicación del voto de Vox. ¡Magnífico! Puesto que paga el pueblo, ¡oh amigos, capitanes y príncipes…¡
¿Y por qué lo ha hecho, uno y otro, decir, mentir, hacer lo contrario de lo dicho? “Quia nominor leo”, como en la fábula del León que se comió su parte y la del botín de sus tres compañeros. Él es el presidente del Gobierno, él es el que manda, y, como en el cantar, “el mundo me importa poco”.
La cobardía y la mentecatez de las patronales empresariales
                Antes de las elecciones de abril, tras ellas, antes de las de noviembre, durante la campaña, no hubo día que las patronales empresariales no reclamasen imperiosamente un gobierno estable para que hubiese inversión y empleo. Ahora que, con el pacto PSOE-Podemos más algunas fuerzas independentistas, puede haberlo claman (en el desierto) y les sobreviene el llanto y el crujir de dientes. ¿Eran unos mentecatos y no sabían que esta suma era la única opción posible? ¿No conocían acaso la índole de los sumandos, sus propuestas y prejuicios? ¿O es que son unos cobardes y no se atrevieron nunca a decir lo que pensaban y querían?
                Me viene a las mientes la fábula de la ranas que pidieron rey a Júpiter. Ya saben, al final el rey que les manda el celestial, una serpiente de agua, acaba con todas ellas.
                Y habrá que echarles en cara aquello con que Aixa vituperó a Boabdil: “llora como mujer aquello que no supiste defender como un hombre”.
                Por cierto, no piensen ustedes que la serpiente se va a limitar a engullir a las ranas.



   




Tú al cielo y yo al infierno (o viceversa)

0 comentarios
Tú al cielo y yo al infierno (o viceversa)

Asoleýose en La Nueva España del 12/11/19



                                   TÚ AL CIELO, YO AL INFIERNO (O VICEVERSA)


                Tengo que reconocer que meses atrás estaba equivocado respecto al futuro electoral inmediato de Vox. Vistos sus resultados en las elecciones autonómicas y municipales y la distancia que separaba al PP del PSOE en las generales del 28 de abril, creía que parte de su electorado optaría por dar utilidad a su voto, desplazándolo hacia el PP a fin de desalojar a la izquierda del Gobierno. Sin embargo, ante esa idea mía, algunos amigos, obreros de siempre, residentes en barrios de la periferia xixonesa, me respondieron que Vox iba a subir mucho. Ignoro si porque lo iban a votar o porque percibían eso en el ambiente.
                Si hago esta introducción es para señalar que en el voto a Vox hay más que españolismo rancio, franquismo o anticatalanismo, hay también un cansancio antiguo hacia ciertos aspectos de la inmigración relacionados con el trabajo y, sobre todo, con las ayudas a los inmigrantes, ante las que en ocasiones los ciudadanos se sienten preteridos, con mayor o menor razón. Porque ese aumento del voto a los abascalitas, en porcentajes superiores al 17 y 18 por ciento, se da prácticamente en toda España, y no solo en zonas donde existe una presencia masiva de emigrantes, permanentes o temporales. Es posible que haya influido también una cierta sensación de “asobayamientu” por lo que los abascalitas llaman “el discurso progre” (familia, las cuestiones llamadas “de género”) en una parte de la sociedad.
                Pero hay dos factores que han pesado, sin duda, de manera importante. El primero de ellos, lo directo del discurso, un discurso directo, claro, hecho de eslóganes, que provoca en el oyente la idea de “estos hablan claro”, al margen de que el discurso estuviera adobado con simplificaciones, tergiversaciones o mentiras. El segundo, la novedad. De pronto, Vox ha alcanzado el volumen suficiente como para ser visto como “la opción del momento”. Y es que existe un número no pequeño de votantes que cambian su voto en virtud de lo que ven como “el partido del momento”, lo que toca ahora, que a veces viene para quedarse y es, en otras, efímero y volátil.
                Ese carácter de lo efímero y volátil es parte de lo que le ha ocurrido a Ciudadanos. Tras una irrupción fulgurante y un ascenso notable, ha dejado de ser visto como un partido oportuno, como le ocurrió a UPyD, que desapareció de la noche a la mañana, o a la UCD en su día. ¿Las razones? Todas cuantas quisieran encontrar los votantes defraudados y cansados, sin olvidar que el partido ha sido sometido a un intenso bombardeo negativo mediático. Paradójicamente, si es cierto que gran parte de sus sufragios han ido a parar a Vox,  Rivera habría tenido una cierta razón en su giro para hacerse con la hegemonía en ese ámbito, aunque la realidad lo haya castigado por ello.
De modo que si los abascalitas han iniciado un camino hacia el Olimpo, los riveritas lo han hecho hacia el Averno. Díganlo ustedes, si quieren, en román paladino.
(Completemos el panorama: en la mañana de ayer, en el curso de no más de cien metros, cinco personas de edad —es decir, mayores que yo todavía—, cuatro de ellas desconocidas, me han parado para preguntarme “qué me parecía lo de ayer”, esto es, preocupadas o atemorizadas por el éxito de Vox).
                Por lo demás, el panorama ya saben cuál es: los independentistas han crecido en Cataluña y se ha multiplicado el voto nacionalista/independentista y regionalista y aumentado la presencia de nuevas formaciones en la Cortes, lo que complica aún más pactos, gobierno y presupuestos.
                Y digámoslo, pese al error de la convocatoria electoral y pese a la pérdida de votos, el PSOE mantiene un electorado muy estable, y es en Cataluña y Euskadi la única fuerza constitucionalista con presencia notable. Podemos tampoco se han mantenido mal.
                Y, por cierto, el año y medio de los avatares y el ruido de Franco y el Valle de los Caídos, ¿le habrá dado algún voto al señor Pérez-Castejón? ¿Se los habrá dado, tal vez, al señor  Abascal Conde?

                Igual alguno ha hecho un pan como unas hostias.




Güei, en LNE: Tú al cielo, yo al infierno (o viceversa)

0 comentarios

Tú al cielo, yo al infierno (o viceversa)

Reflexiones sobre el aumento del voto a Vox, la caída de Ciudadanos y el complejo panorama político tras las elecciones




Güei, en LNE: Resultados: patada a seguir

1 comentarios
Análisis de los resultaos, combinaciones y perspectives de futuru.





Güei, en LNE: Las reglas del género

0 comentarios
Güei, en LNE: Las reglas del género.
(Imposiciones y desaxustes cola realidá del discursu de "xéneru").


Un nota sobre'l muru Berlín

0 comentarios
Agora que tamos nel trixésimu aniversariu del baltamientu del muru Berlín, pa que "recuerde l'alma dormida y avive el seso e despierte" recordando la verdá, y pa que tamién, los más mozos, especialmente aquellos que creen nel paraísu comunista lo sepian, traigo un par de recuerdos arreyaos a la misma persona, comunista (de los del vieyu raigañu) y asturianista; emigrante a Venezuela, retornáu y empresariu:

Les revistes que veníen de la URSS (la propaganda que venía del PCUS, en castellanu, pa los comunistes d'equí) desplicaben qu'el muru nun se llevantar pa que los ciudadanos del Este escaparen de l'Alemania comunista (que nun queríen escapar, ¡qué diben querelo!), sinón pa que los ciudadanos del Oeste (la República Federal) nun colaren toos pa l'Alemania Oriental, polo bien que se vivía equí.

Y nun yera que lo traxeren los papeles, yera que lo repetíen con enfotu munchos comunistes. Yo conocí a dalgún dellos. A ún, a Aquilino Fernández Abúlez, quiero traelu equí con afectu. Y recordar, pa empezar, que nun yera del PCE, sinón del VIII-IX Congresu. Pues bien, Aquilino (Quilo), viaxó de Venezuela a París pa cha-y en cara personalmente la so traición al comunismu (del "de verdá") cuando'l PCE camudó'l discursu y pasó al eurocomunismu.

A Quilo débe-y muncho l'asturianismu. Collaboró y emburrió nos primeros momentos de Conceyu bable, especialmente de Conceyu Bable Xixón, y siguió enfotáu nel asturianismu llingüísticu hasta la so muerte. Elli punxo en marcha la producción industrial de banderes d'Asturies, y los miles d'elles que se ximielgaren o colgaren durante munchos años salieren de los sos talleres.


Güei, en LNE: Tres clásicos y dos extravagantes

0 comentarios
Una visión de la primer hora del debate publicitariu (nun se fala del lapsus linguae -¡qué propiu'l términu!- de Pablo Iglesias).




Güei, en LNE: Progreso, innovación y tradición

0 comentarios
Güei, en LNE: Progreso, innovación y tradición (la innovación y la inversión na industria tradicional, la meyora, crecimientu e innovación de los sectores agrarios tradicionales).



Unos fenómenos, estos de Podemos

0 comentarios
Los fenómenos de Podemos.

Acabo de sentilo na tele. Monedero (Podemos) en Pola Siero, Gúei mesmo:

Barbón debería preocuparse más de la mina de La Camocha, y menos de los premios Princesa de Asturias (¿o dixo "Príncipe"?).

¡Ah, a lo meyor ye lo del cantar! Prestará-yos a Delestal y Casanova, en plena celebración de los difuntos.



Historia, identidad y riqueza (sobre castros, cueves, arte asturianu y otros)

0 comentarios
                                                 Asoleyóse en La Nueva España del 18/10/19



HISTORIA, IDENTIDAD Y RIQUEZA

Apenas hay mes en que no aparezcan noticias atingentes a nuevos descubrimientos arqueológicos o acerca de la ampliación de conocimientos sobre yacimientos conocidos o reflexiones sobre su significado. El día 12 de este mes, por ejemplo, aparecía en LA NUEVA ESPAÑA un reportaje sobre la cueva de La Viña en que un especialista de fama mundial, George Sauvet, expresaba sus conocimientos y sus dudas acerca del arte y los signos trazados hace 35.000 años por la mano del hombre. Sauvet, por cierto, se hallaba en Asturies para participar en la clausura de las jornadas en homenaje al fallecido profesor Javier Fortea, con el cual colaboré desde las instituciones y con cuyo trato y amistad me honré.

Hallazgos más cercanos en el tiempo se dan a conocer frecuentemente, hemos dicho, al público. El 5 de este mes aparecía en las páginas de este periódico un reportaje magníficamente ilustrado sobre el castro de Cabo Blanco, en el Franco. En agosto, y cito únicamente algunos ejemplos, sobre el de Alava, en Salas. Acerca de los castros todos ustedes conocen algunos datos que no hace falta recordar: su proliferación en toda Asturies, su ocupación a lo largo de diversas épocas antes de los romanos y su perduración durante un tiempo tras la llegada de estos. Creo que es obligado, asimismo, recordar la figura de José Manuel González, “Piedrina”, que trazó el mapa prácticamente completo de los castros de Asturies, unos cuantos hoy investigados, sepultados la mayoría. Coaña, el Chao Samartín, la Campa Torres son los mejor conocidos y estudiados.

Toda esa rica historia, sumada al arte asturiano, al siglo del Reino de Asturies, y otra singularidad como los hórreos debería constituir un patrimonio vivo que construyese nuestra identidad y la proyectase hacia afuera, como instrumento cultural, político y económico.

No es así, porque cobardía, complejo de inferioridad y aversión hacia lo nuestro son parte fundamental de nuestra identidad real.





Güei, en LNE: Asturiano, derecha y Xovellanos

0 comentarios
La relación de la derecha, la Ilesia y el conservadurismu col asturianu al través de la historia. Xovellanos y el so amor al asturianu.

Un retayu: (A propósito, recuerdo siempre cómo el presidente Sergio Marqués se rebelaba contra la pretensión de cierta izquierda de hacer del asturiano una cuestión exclusiva de su ideología, en vez de una materia del conjunto de la sociedad. La derecha política de hoy parece empeñada en llevar la contraria a don Sergio).




Con asombro de escucharlo

0 comentarios


(Asoleyóse en LA NUEVA ESPAÑA, el 28/10/19)

L’APRECEDERU

CON ASOMBRO DE ESCUCHARLO

Con admiración de oírlo, al modo en que Rosaura se expresa ante Segismundo en La vida es sueño: tecleen ustedes las palabras “lobo”, “reses” y añadan después cualquier concejo asturiano, de oriente o de occidente, y se verán sorprendidos por las cifras del daño, por su incremento año a año y por la ampliación de los lugares donde los ataques se producen.
Hagan ustedes una reflexión. Se encuentran en su casa y periódicamente es asaltada por facinerosos que no le hacen daño a usted ni a su familia, pero sí a sus inmuebles. El seguro lo resarce siempre de esos perjuicios. Ahora bien, ¿seguiría usted viviendo ahí?
Esa es la realidad de una parte importante de nuestro mundo rural. No se trata de que se paguen las ayudas por los daños del lobo, sino de la impotencia que sigue a ello, la inseguridad, la ira e, incluso, el dolor por el ganado muerto (son vidas segadas, al fin y al cabo). En esas circunstancias, ¿cómo no entender el abandono? Frente a esa realidad, todas las promesas de ayudas al campo, los planes y discursos contra el despoblamiento no son más que eso: discursos, palabrería. Porque la cuestión fundamental no se quiere abordar, por interés electoral, por ensoñaciones discursivas y alienadoras.
En otro orden de cosas, me han impactado dos noticias. Una, el abucheo a Pedro Sánchez al visitar el hospital de Sant Pau para ver a los heridos. Si médicos, enfermeros y celadores tienen tampoco respeto a su decoro profesional, ¿cuál es el nivel de enfermedad mental? Y una pregunta: ¿atenderán con la diligencia necesaria a los hospitalizados que juzgan como sus opresores o tardarán, por ejemplo, en llevarles la chata?
La otra noticia es, más bien, cómica. La UGT amenaza con movilizaciones si no hay Gobierno tras el 10N. Por supuesto, aclaran, de izquierdas.
A unos los pierde la ira, a otros, les bocayaes.

Un paséu pel Piles.

0 comentarios
El martes, 15 d'ochobre, Santa Teresa. Anticiclón, sol, y ábrigu: calor.

Tres notes: A la entrada del Piles, na desembocadura veo daqué solla muerta, pero, sobre too, veo cómo gaviotes y gaviotos peleen dientru del ríu (ha pocu agua) espicotiando solles, que acaben por sacar fuera pa comeles. Entruga: ¿les solles muerren pola contaminación o dalgunes d'elles o toes muerren porque les ataquen les gaviotes? Observación: los gaviotos paecen más agresivos que les gaviotes (tres gaviotos y una gaviota).

Segunda nota: cientos de coríos emigrantes nel ríu, hasta'l "Puentín" y más enriba'l "Puentín" (pa mozos y foriatos: el puente'l Piles, en La Guía), Les Mestes enriba, hasta'l final del Grupu. Dellos anden de cortexu. La proporción ye de cinco machos o diez por una fema (hai dalguna parexa que parez yá parexa estable). Entruga humana: ¿cuála será la perspectiva de machos y femes delantre d'esa disparidá? A lo meyor: elles, ¡qué pesaos! Ellos: ¡Lo qu'hai que trabayar!

Tercera nota: alvierto un par de solles muertes na vera'l Grupu, a l'altura del polideportivu Les Mestes. Como nun ye fácil que les tresportare haste ellí nel picu una gaviota, cabe entrugase si suben tan enriba (durante'l mio llargu tiempu como profesor d'El Piles, tenía asistiáu un allugaderu onde tolos años asentaba una solla, xusto enfrente l'institutu, claro que a l'altura'l polideportivu Les Mestes ye muncho más enriba).



Asina anden

0 comentarios
Nel centru de salú d'El Llano, Xixón, cuando llueve.

Desayaque.

A ver cuándo apaecen perres pa igualo.


Güei, en LNE: Con asombro de escucharlo

0 comentarios

Con asombro de escucharlo

La palabrería de los discursos sobre la lucha contra el despoblamiento del mundo rural


Cuando cada vez son más los ataques de los llobos, y lleguen más cerca de les cases. Con una nota sobre los abucheos a Pedro Sánchez en el hospital de Sant Pau y otra sobre les bocayaes d'UGT amenazando con movilizaciones si dempués d'elecciones nun había gobiernu (d'izquierdes, off course).


Güei, en LNE: Impuestos y engaños

0 comentarios
Güei, en LNE: Impuestos y engaños (los pretextos "justicieros" o salvíficos-medioambientales para meter la mano en nuestros bolsillos, destruir empleo y encarecer la vida).



El asturiano en la Xunta: derecho y TC

0 comentarios


(Asoleyóse en La Nueva España del 19/10/2019

EL ASTURIANO EN LA XUNTA: DERECHO Y T.C.

                He dejar constancia, antes de nada, de mi respeto personal e intelectual hacia el Letrado Mayor de la Xunta, don Alberto Arce. Ello no me impide dejar clara mi absoluta discrepancia con las interpretaciones que, con respecto a la legislación y el uso del asturiano en el Parlamento, hace, interpretaciones que llevan al absurdo y que constituyen, además, un arma gratuita que se proporciona a quienes están entregados a una guerra a muerte contra el asturiano y, en consecuencia, sus hablantes y sus derechos.
                El nudo de la discrepancia es la aseveración de que basta que un solo diputado manifieste que no entiende el asturiano, para que, en defensa de su derecho a entender, se prohíba a los demás usarlo, ¡atención!, sean diputados, consejeros no diputados o invitados a una Comisión parlamentaria.
                Es decir, que el derecho de uno elimina el derecho de todos los demás, los explícitamente recogidos en el artículo 11 del Reglamento de la Xunta para los diputados y los que implícitamente recogen el artículo 4º del Estatuto y la Ley de uso y promoción, al menos en el estado actual de la Cámara, donde no hay “traductores”. No me digan ustedes que no es una proposición, cuando menos, paradójica.
                Al Letrado Mayor no se le escapa que detrás de todo este debate hay una cuestión fáctica. “Podría pensarse, dice, que el bable no presenta dificultades de comprensión para un castellano parlante y que, por ello, no precisa implementación alguna. No nos corresponde a nosotros enjuiciar ese extremo”.  Efectivamente, es necesario un analfabetismo esencial o ser muy corto de entendederas para decir que no se entiende una intervención en asturiano (¿alguno de los que lo hace se atrevería a sostener su postura en Galicia o en Valencia?). Pero advirtamos que para que un diputado diga que no entiende el asturiano e impida a los demás hablarlo, no hace falta que no lo entienda, basta con que lo diga.
                Es querer inhibirse de la realidad ignorar el que la utilización de ese “derecho a entender” de los diputados de tres formaciones de la Cámara no responde a su necesidad de seguir con perfecta inteligencia los debates, sino a que se ha convertido en un instrumento en su lucha contra el asturiano y los derechos de sus hablantes. Porque es suficiente que digan que no entienden para inhabilitar el derecho de los asturhablantes. Digámoslo explícitamente: ese discutible derecho subjetivo no lo están usando sus teóricos poseedores contra la cooficialidad del asturiano, como tienden a dar a entender torticeramente, sino, simplemente, contra el uso del asturiano, contra los hablantes de asturiano. De ese modo, la interpretación del Letrado Mayor de la Cámara se ha convertido— sin que él lo pretendiera, por supuesto— en el sustento del “Derecho a TC”, donde TC no son las siglas del Tribunal Constitucional, sino que la T es una abreviatura del verbo “tocar”.
                Esa práctica del derecho a TC deja patente que estamos ante una virulenta lucha contra el asturiano, y no estrictamente contra la cooficialidad. Se manifiesta de mil modos: el PP proclamó en su momento que no aceptaría que la Consejera de Cultura hablase en bable, fuese quien fuese quien acudiese a escucharla (la entendiese o no, pues); una diputada abandona un acto no parlamentario porque una escritora en asturiano y destacada académica habla en asturiano. Llegan incluso a pedir traductores cuando se hable asturiano —una de las soluciones sugeridas por el Letrado Mayor para resolver el problema— en el marco de la legislación actual; es decir, llegan a pedir más gasto solo para demostrar que el malvado uso del asturiano conduce a más gasto: nada les importa, ni sus contradicciones, con tal de dar cauce a su aversión.
Esa realidad del conflicto, esa evidencia de ese tipo de mentalidades y de que nos hallamos ante un ataque diario contra los derechos de los hablantes de asturiano viene a poner de manifiesto la falacia practicada —no sé si conscientemente, es decir, con insidia, o solo con ignorancia —por tantos que dicen defender el asturiano (suelen decir “bable”), quererlo y protegerlo, pero deniegan la cooficialidad.
No hay más que dos medios de proteger una lengua. El primero es usarla: una lengua que no se usa y que no tiene circulación social es una lengua muerta. ¿Cómo pueden decir que quieren proteger el asturiano si después prohíben hablarlo, ni siquiera en el limitado marco de los derechos que hoy acogen el Estatuto, la Ley de Uso y el Reglamento de la Cámara? El segundo, es el de la ejemplaridad: las lenguas, especialmente las  minorizadas, como lo está el asturiano, necesitan ejemplaridad, esto es, que los ciudadanos comunes las vean usadas en los medios que hoy tienen prestigio y por las personas que tienen prestigio. Si no es así, si en esos medios no se usa o se prohíbe y a las personas que pueden ser ejemplares —los parlamentarios, por ejemplo— se les impide su utilización, ¿qué significa afirmar que se defiende el asturiano y se debe proteger? Nada. Palabrería. Una pura falacia.
He aquí cómo los perseguidores del asturiano, los que se proclaman defensores del mismo pero sin permitir su uso, vienen a convertirse, paradójicamente, en los máximos propugnadores de la cooficialidad. Porque ellos hacen ellos imposible una “normalidad o convivencia amable” del asturiano con el castellano sin cooficialidad.
Y para más inri, queriendo hacerse pasar por ser ellos las víctimas y los agredidos.

Güei, en LNE: De fedores y horrores

0 comentarios
Güei, en LNE: De fedores y horrores: La desatención inmemorial de les cantarielles del Piles; l'horror de los infanticidios fechos polos sos padres.



En recuerdu de María Luisa García

0 comentarios
Acaba de morrer la gran maestra de la cocina asturiana, la mierense d'adopción (naciera nel Caboxal, Turón), María Luisa García. Enseñó, prácticamente, a enriquecer y variar los menús a media Asturies, dientro fundamentalmente de la tradición culinaria asturiana y española, siempre con un toque prácticu. 

Los sos llibros, auténticos ésitos, ocuparen y ocupen les estanteríes de les cocines y los salones de munchísimes cases asturianes.

Al marxe d'eso, María Luisa fue siempre persona de bon calter y bona mena, tan sabia cocinera como bona persona.

Permanecerá nel recuerdu d'una gran parte de los asturianos.






Güei, en LNE: Todo será maravilloso

0 comentarios
Güei, en LNE: Todo será maravilloso (Les mentires de Pedro Sánchez; les troles sobre la industria asturiana; el rostru impávidu).







Güei, en LNE: ¿Quien paga?

0 comentarios
Güei, en LNE: ¿Quien paga?

(¿Merez la pena seguir tirando perres nel plumeru de la pampa pa nun conseguir más qu'unos meses de propaganda política?).


Güei, en LNE: La Xunta Xeneral: un esperpento (enemigos del asturiano, cobardía del PSOE, dislate de los letrados)

0 comentarios
Güei, en LNE: La Xunta Xeneral: un esperpento (enemigos del asturiano, cobardía del PSOE, dislate de los letrados).



Sobre la fecha d'apaición de les paneres (o de la palabra)

0 comentarios
Nun reciente e interesante artículu en LNE (06/10/19), l'arquitectu José Ramón Prieto Álvarez afirma que les primeres paneres de que tenemos noticia daten de 1646.

Pa empezar, yo tengo duldes de que la panera seya un horriu con más de cuatro pegollos. Conozo horrios con munchos más pegollos que siguen llamándose "horrios". Creo que, más que nada, trátase d'una cuestión de sinonimia a la que dempués búscase-y una estremancia, porque les sinonimies son siempre molestes.

Pero dexando aparte esa cuestión, discutible acasu, sobre la fecha diz Xovellanos nel so diariu, en 1804, en carta al maliayés Caveda:

"En un vínculo fundado en 1548, se trata de una panera ya existente (sin que conste desde cuándo), y esta panera, aunque indicando en su exterior su antigüedad, está en lo interior tan entera y firme como el primer día".



Dalies y pendientes de la reina

0 comentarios
"De casa". 06/10/2019.


XVII Carrera'l Xurásicu: ehí fuimos

0 comentarios
Fice los 6,700 km. en 40,04, síntoma de vieyera, pensé, porque ficiéralos en 38,04 nel 2018, pero lluegu miré los resultaos del 2017, qu'aporté en 40,14. Asina que más vieyu sí, ma non troppo. Adxunto semeyes d'esti añu.





Güei, en LNE: Calentamiento: las tramas del discurso

0 comentarios
 Güei, en LNE: Calentamiento: las tramas del discurso (El papel de Greta Thunberg; los efectos de delles polítiques, Asturies: descarbonización y desertización exprés; manifestaciones, discursos y comportamientos reales).


Ayer en LNE: Folclore preelectoral (con un arreyu sobre Íñigo Errejón)

0 comentarios

Folclore preelectoral

Las difíciles relaciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

01.10.2019 | 01:16


No se angustien. Puesto que de momento no pueden solucionarlo aprovechen para reír, que saludable es, porque no me digan que declaraciones y actitudes no son de pura comedia. Y, si les apetece, de paso, canten, que quien canta...
He aquí las palabras del señor Ábalos, secretario de Organización del PSOE, un tipo listo y al que-y cuelga la zuna per detrás de rau: "Siento que han robado mi voto" (al no hacer los demás partidos presidente a don Pedro gratis et amore). Podía haberlo dicho más rotundamente, con la canción: "Llevárenme la burra, / tamién l'albarda, / y tamién me llevaren / la cabezada. / ¡Ay!, que me lo llevaren too, / y nun me dexaren nada".
Pero las palabras que permanecerán mucho tiempo presentes, como si hubiesen sido esculpidas en mármol pentélico, son las de don Pedro Sánchez: "Si hubiese hecho un Gobierno de coalición con Podemos no podría dormir por las noches". Todos ustedes se habrán hecho ya mil consideraciones sobre el aserto y las habrán confrontado con sus recuerdos del pasado inmediato. No incidiré, pues, sobre ello, pero sí quiero preguntarme lo que pensarán sobre el asunto los militantes y votantes del PSOE para quienes el socio natural es Podemos, por ser un partido de izquierdas, casi hermano pues, y, por consiguiente, estarían encantados de estar con ellos unidas.
Pero sí puedo suponer lo que estará pensando don Pablo Iglesias, quien, habrá convocado a don Pedro con aquellas palabras del cantar, "Esta nueche atapeciendo, / sal al pie la saltadera, / que te tengo de falare / un recadín a la oreya", para decirle que no tuviese miedo, que no desconfiase, que en un gobierno común las diferencias se desharían pronto, como por ensalmo, y con la intención, para convencerlo, de recordarle la paremia: "dos en un colchón, al cabo del año uno son", "especialmente", añadiría, "si se trata de un colchón recién estrenado, como el de la Moncloa".
Y que, tras haber estado esperando, como Enrique IV ante el castillo de Canosa, a que le abriesen las puertas del Gobierno, habrá constatado que don Pedro miente, porque duerme a pierna suelta y nada lo saca de su sueño: "Anueche tuve a to puerta. / Piqué al candáu, / tres veces piqué al candáu, / neña, por tener amores: / tienes el sueñu pesáu". Y tal vez lo inunde la melancolía al pensar que tal vez lo menosprecian por no tener suficiente, como aquel "Anda diciendo to padre, / que nun ronde a la to puerta, / porque mozu ensin llabranza / ye como molín sin rueda", aunque lo que lo irrita más es que en las palabras de don Pedro parece haber el desdén del nuevo rico por el pobre, semejante a la visión de quien se expresa de este modo: "Al pasar la portiella, / vite los baxos, / vite los baxos, / vite los baxos: / nun llevabes puntielles, / yeren pendaxos". Así que, de momento, lo espera para un futuro, y lamenta no haberse podido emplear en aquello de "si quier dormir la siesta, / yo llendaré", que tanto le ilusionaba haber ofrecido a don Pedro mientras cogobernaban.
Y, al tiempo, irritados, desilusionados, hartos de la esterilidad de los partidos, legión de ciudadanos anuncian que no irán a votar y que ni siquiera permiten que les manden a su casa propaganda electoral. Un canto que emerge de miles y miles de gargantas ocupa el aire:
"A miña casa non quero que veñas: / sempre me fodes, nunca me preñas. / Sei que non podes, sei que non sabes, sei que perdiches as habilidades".
"A miña casa nun quero que veñas: sempre...
Claro que, hablando de esterilidad, ¿quiénes fueron los que depositaron el esperma de su voto en esos ovarios de la democracia que son las urnas? ¿Cúyos son los frutos hueros?

Nota: L'artículu taba redactáu enantes del "santu advenimientu", esto ye, enantes de la "manifestación d'Errejón". ¿Qué podía aplicáse-y a esti, según les ganes que paez que tien d'arreglase con Sánchez? Pues esti canciu: 
"La portellera, María, / cierra bien la portellera, / que tengo yo un toru bravu, / quier entrar na to praera".

Sobre l'achante de Berta Piñán y los menguaos de comprendoria

0 comentarios
Bueno, vamos apuntar bien neso de la "prohibición" a Berta Piñán de falar n'asturianu:

1. A mi nun diben faceme falar en castellanu, como nun me lo ficieron inxamás, ¡y eso que...! Asina que...

2. Dicir que dellos diputaos nun diben entender si se falaba n'asturianu ye un insultu pa esos diputaos. Si nun son pa entender l'asturianu (una llingua más fácil de seguir entá qu'el gallegu) ye que tienen una escasísima capacidá de comprendoria pa too. Nun sé si nun taríen escolarizaos con necesidaes especiales.

Ta too dicho, d'unos, d'una, y d'otros.





Güei, en LNE.es: Folclore preelectoral

0 comentarios
En LNE.es: Folclore preelectoral (el ridículu de delles actuaciones y negociaciones preelectorales). Contao mediante canciones asturianes.



Xavi Hernández: Les palabres d'un sinsón

0 comentarios
"No vivo en un país democrático [Catar], pero creo que el sistema de aquí funciona mejor que el de allí [España]. Tendré que votar, claro. Quiero lo mejor para mi futuro y el de mis hijos. Y lamentablemente veo que España no funciona de la mejor manera", comentó.

Que-y lo pregunten a les muyeres de Catar (con mayúscula), a los trabayadores semiesclavos que traen de fuera. O, por ciertu, a los que se-yos ocurra pensar distinto a los que manden o tener una relixón distinta.


¿Nun mirasteis inxamás a esti Hernández a la cara cuando fala? ¿Visteis-y inxamás una sola espresión nos sos güeyos? Mirailu.



Las cuentas y los cuentos (con profecía cumplida)

0 comentarios
Esti artículu asoleyóse en LNE el domingu 22/09/19. Al final pronosticaba que, convocaes les elecciones, apaecería una fórmula pa pagar a les autonomíes los 4.700 millones d'atrasos (l'artículu preparóse, como ye naturalmente, unos díes enantes). Pues bien, el mesmu domingu 22 apaecía la noticia que'l Gobiernu "yá topara una solución".

Sabe más el diañu por vieyu...

               LAS CUENTAS Y LOS CUENTOS

«La bajada de impuestos en Madrid no es solo una guerra fiscal. Es el mayor ataque a la Constitución en años» ha dicho don Adrián Barbón. La misma idea, acaso no con tal grandilocuencia, la repiten sus conmilitones en toda España, especialmente cuando esas disminuciones impositivas se producen en Madrid. Lo que argumentan es que la competencia fiscal a la baja reduce los ingresos de otras comunidades (por posible traslado del domicilio fiscal de los contribuyentes con más capacidad) y, por lo tanto, las deja con menos recursos para atender a las demandas de los ciudadanos, fundamentalmente en sanidad, educación, dependencia y salarios sociales.

¿Es cierto? Según y cómo. En primer lugar, esa capacidad de reducir la carga impositiva es parte de la potestad normativa de todas las comunidades. De modo que nada impediría a Asturies bajarlos (de hecho, ya lo hizo parcialmente hace pocos años en un pacto presupuestario entre el Gobierno del PSOE y el opositor PP). Pero es que, además, Asturies, como otras comunidades, han hecho uso de su potestad normativa para elevar los impuestos desde que tienen dicha capacidad. ¿Por qué subir los impuestos es autonomía legislativa y bajarlos no? Subrayemos, por otro lado, que nunca, nunca, los prebostes socialistas han dicho nada en contra de la situación impositiva en las Comunidades del País Vasco y Navarra, que, además de estar sobrefinanciadas, han eliminado prácticamente el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. ¿No hay ahí «un ataque a la Constitución», esto es, a la igualdad entre españoles?: sobre razones más o menos razonables, he ahí un caso de palabrería en discursos de los socialistas, palabrería que oculta una verdad: el mayor aprecio que tienen a que el dinero esté en manos del Estado que a que esté en manos de quienes lo han ganado.

Porque los impuestos tienen dos caras: contribuyen, de un lado, a un conjunto de servicios y prestaciones a disposición de todos los ciudadanos, de los que unos usarán más (los que viajan con más asiduidad, por ejemplo, los que están enfermos, los parados) y otros menos; se apropian, por otro, del trabajo y la riqueza que unos crean en mayor medida o de forma más continuada que otros. Por ello, ante los impuestos hay que preguntarse dos cosas: ¿son justas o proporcionadas las cargas tributarias que se imponen o son excesivas? Por ejemplo: ¿es justo para las personas que tienen que tributar el que Asturies sea de las comunidades con unos gravámenes más altos? Y, segunda, ¿se gasta el dinero que se recauda adecuadamente?, ¿se despilfarra? Remachemos: ¿no es un abuso intolerable, una verdadera exacción el que se tase por la Administración el valor de un piso más alto de lo que se ha vendido y el que se siga haciendo pese a las reiteradas sentencias judiciales en contra? ¿Se gobierna así para el ciudadano en concreto, o contra el ciudadano en concreto en nombre del ciudadano en abstracto?

Y hablando de cuentas, recordemos que, desde hace años, las comunidades autónomas vienen reclamando un nuevo modelo de financiación, que es insuficiente para todas, más para unas que para otras. Pues bien, una nueva situación ha venido a complicar la tesorería de las comunidades de régimen común (y, por ello, el pago de facturas y personal y, en último término, el empleo). Y es que está retenido el pago a las mismas de los 4.700 millones de euros que se derivarían de la actualización de las entregas a cuenta previstas en los Presupuestos de 2018. Esa actualización debería haberse hecho en los presupuestos de 2019, pero como no los hubo y el Gobierno está en funciones, se alega que no puede hacerlo. ¿Es así? Es dudoso. El motivo se basa en un informe de última hora, finales de agosto, de la abogacía del Estado. ¿Incontrovertible? Existen opiniones jurídicas fundadas en sentido contrario. Y es muy posible, que, de convocarse elecciones, aparezcan soluciones antes de la cita electoral. La ministra Montero afirmó a finales de agosto que “encontrarán soluciones para que el dinero pendiente llegue a las comunidades autónomas antes del 15 de diciembre”. ¿Sin presupuestos, como ahora? Sí. ¿Con un gobierno en funciones? Sí. Pero, de momento, ha venido sirviendo de argumento para acusar de no mirar por el interés general a quienes no facilitan la investidura de don Pedro. 

Las cuentas y los cuentos.


Güei, en LNE: Las cuentas y los cuentos

0 comentarios
Güei, en LNE: Las cuentas y los cuentos (impuestos y manipulación de los presupuestos: con una profecía cumplida'l mesmu día de l'asoleyamientu l'artículu).




¿Parezse daqué esto?: demagoxa y populismu hai 2.500 años

0 comentarios
Escipión.- Y continúa diciendo Platón: "y a los que obedecen a sus jefes les acusa el pueblo y los insulta como esclavos voluntarios, en tanto alaba a los que, siendo magistrados, quieren parecer como si fueran particulares, y a los particulares que pugnan para que no haya diferencia entre un particular y un magistrado, y los colman de honores, de modo que resulta necesario en tal república que todo sea enteramente libre, y que no solo toda casa quede libre de todo dominio, sino también que este mal alcance a los animales; en fin, que el padre tema a su hijo, y el hijo abandone a su padre; que no haya pudor alguno para que sean del todo libres no haya diferencia entre un ciudadano y un extranjero, el maestro tema a sus discípulos y sea complaciente con ellos, los discípulos se burlen de sus maestros, los jóvenes asuman las funciones de los viejos, y los viejos desciendan a las diversiones de los jóvenes, para no hacerse odiosos y pesados frente a ellos. [...] y en tan amplia libertad, incluso los perros y los caballos, hasta los asnos corran tan desenfrenados que haya que apartarse de su camino. Así, pues -dice Platón-, de este libertinaje sin límites resulta al fin que los ciudadanos acaban por hacerse de mentalidad tan desdeñosa y enervada que, en cuanto se produce el mínimo acto de gobierno, se irritan y no lo toleran; por lo que también empiezan a despreciar las leyes, para que nadie les mande".

                                                  (Cicerón, De republica)

Güei, en LNE: De lo previsible a lo imprevisible

0 comentarios
Güei, en LNE: De lo previsible a lo imprevisible: les razones de caún pa les nueves elecciones, el mantenimientu del negociu y la llucha pola espansión del mesmu.

Prejuicio, pasión y ejemplaridad

0 comentarios
                                     (Asoleyóse en La Nueva España del 16/09/19)



                          PREJUICIO, PASIÓN Y EJEMPLARIDAD

               Comprendo que haya quien no entienda la utilidad del asturiano o que se oponga a su normalización por las razones que sean. Pero suele subyacer en esas posturas una auténtica pasión, con pulsiones que van desde la distinción de clase a las del autoritarismo. Es “el síndrome de la u”, que el otro día ejemplificaba M. A. Revilla en televisión: se reían de él (y lo despreciaban) en Santander “porque era de los de la u”. Me lo reveló un día Antonio Masip: “Si, por lo menos, se propusiese Uviedo, que no acabase en u”. Repito: uno entiende las reservas y argumentos frente al proceso de normalización, pero hay mucho más detrás cuando personas que se presumen distinguidas patean en el Campoamor porque se los salude en asturiano. Mucho más.
               Asimismo hay mucha desinformación voluntaria sobre lo que son las lenguas. Cuando se habla de “bable de laboratorio” o de “lengua inventada” se pasa por alto que todas las lenguas cultas y escritas han sido inventadas en algún momento. El castellano por Alfonso X, el alemán por Lutero. Catalán y gallego lo han hecho desde hace menos de un siglo, menos aún el euskera.
               Hay también mucho que decir sobre el asturianismo lingüístico y la demanda de cooficialidad. Se ha convertido esta en un bálsamo milagroso que recuperaría socialmente la lengua.  Ayudaría, pero no es ese el problema de la supervivencia de nuestra lengua, sino un problema de ejemplaridad de quienes tienen autoridad. En ese sentido hay actos desoladores. Acabo de ver en un programa de la TPA a dos próceres del asturianismo cultural hablar en estricto castellano. En dos entrevistas, a dos cabezaleros (-ero y –era) en igual actitud. ¡Y académicos! Podría seguir.
Si quienes deben dar ejemplo no lo hacen, de nada valdrá la oficialidad.
Por cierto, ¿la supresión de la web en asturiano del Sespa es el comienzo de la cooficialidad amable?

Güei, en LNE: "Desertización exprés"

0 comentarios
Güei, en LNE: "Desertización exprés" (la conxunción de polítiques negatives y destructives).

Güei, en LNE: La folixa de los progres que paguen los probes.

0 comentarios
En Lne.es: La folixa de los progres que paguen los probes (polítiques "progres" que castiguen a les rentes baxes: comedores escolares y otres).

Europa, contra la industria

0 comentarios

Dellos periódicos, ente ellos LNE, asoleyaben el domingu 8 de septiembre (el Día d'Asturies) una entrevista interesantisima con  Álvaro Platero, presidente d'Astilleros Gondán. Platero repasa delles cuestiones del pasáu del naval y de la actividá de los sos astilleros, evalúa'l presente y especula sobre'l futuru. Recomiendo lleela toa. Pero lo que quiero equí traer ye'l comportamientu de la UE pa cola industria naval, y, en xeneral, pa cola industria, ensin da-y amparu enfrente a la competencia desigual (por subvenciones, tases, dumpin social o salarial) d'otros países.  
¿Las autoridades europeas protegen su industria naval?
En absoluto. Ése es un problema gordísimo. Somos tan puristas y lo queremos hacer todo tan bien que nos olvidamos de que los demás no se comportan así. Corea, Japón o China compiten con nosotros en desigualdad de condiciones. Tienen costes salariales muy inferiores y la industria recibe apoyo público. Pero, más que China o Corea, que están muy lejos y hacen barcos muy grandes -no hay en Europa tanto mercado-, quien nos hace muchísimo daño ahora mismo es Turquía. Van aprendiendo a hacer barcos y si montas un astillero allí te subvencionan un montón de cosas. Ojalá entraran en la UE. No quieren por eso.
Pero tienen acuerdos con la UE y limitaciones.
No se las ponen. Por ejemplo, para hacer barcos para Estados Unidos o Canadá tienes que pagar unos aranceles brutales. Ellos protegen a sus astilleros, nosotros no. Y un armador puede ir a hacer barcos a Turquía o a China sin problema. Además, aquí cumplimos todas las normativas medioambientales, de seguridad laboral, de lo que tú quieras y allí no cumplen ninguna. Y encima gozan de ventajas fiscales y económicas directas. En Gondán, por el mercado de barco caro y sofisticado en el que estamos, no lo notamos tanto. Me preocupa.