Brócolis

0 comentarios
O brécoles. De la güerta.





Elsa López: Últimos poemas de amor

0 comentarios
El vienres 17 tuvo en Xixón, na llibrería La Buena Letra, la poetisa, novelista y antropóloga Elsa López presentando'l so caberu poemariu, Últimos poemas de amor (un homenaxe a Paul Éluard). Ella entretúvonos cola so contestualización de los poemes y la desplicación de la xénesis de dalgunos d'ellos, asina como cola llectura de los mesmos. 

La profesora María Jesús Suárez de la Villa fizo una presentación magnífica d'ella dende la so inveterada amistá, y señalando los principales mecanismo de construcción de los poemes del llibru.

Nes semeyes, dambes durante la presentación. Na otra, saludo a Elsa.

Trescribo equí ún, breve, que da idea de dalgunos procedimientos del so estilu:


Nos separan seis ríos,
una montaña,
el mar,
los huracanes,
dos islas imposibles
y un muro de cemento.


Calabaces de la güerta

0 comentarios
Del añu pasáu, claro. Preparaes pa puré y pa mermelada (anque paeza pa Difuntos).






Al gochu gordu... (discriminación y voracidad)

0 comentarios
                 (Asoleyóse en LNE d'ayer, 23 d'abril)


                        AL GOCHU GORDU…

               El día 31 de marzo de 2015, el mismo día de la convocatoria de las municipales y autonómicas, aparecía la Ley 3/2015, que modificaba algunos aspectos del gasto electoral. La más destacable de esas modificaciones tenía como objeto eliminar la competencia de las formaciones pequeñas y de las candidaturas independientes e incrementar, así, el negocio de los grandes. A saber: limitaba a 0’11 céntimos por habitante el gasto en propaganda. Ahora bien, si la formación presentaba candidaturas en el 50% de los ayuntamientos de la circunscripción, el gasto permitido se elevaba en 150. 301, 11 €.  La discriminación es escandalosa, mucho más si se tiene en cuenta que las economías de escala abaratan el costo de cada unidad.
               Pero fíjense bien: lo que se establece no es la limitación en la reversión de lo invertido, lo que podría justificarse con vistas al ahorro del dinero público, sino de la inversión. Y ese tasa se establece no para los partidos que disfrutan de un chorro de dinero del contribuyente a través de las Cortes, de las diputaciones, de los parlamentos autonómicos, de los ayuntamientos, partidos que, obviamente, superan en sus candidaturas el 50% de los concejos, sino para aquellos que no reciben (ni han recibido nunca, en la mayoría de los casos) ni un solo euro de los contribuyentes; es decir, se limita, se atenaza, a aquellos que usan su dinero particular, el que ponen de sus bolsillos. Si la intención de eliminar rivales del mercado, el atropello y el ventajismo no quedan patentes no sé qué puede estarlo.
               Mas no acaba aquí la cosa. Para quien superase en un diez por ciento el límite del gasto electoral se establece una multa mínima ¡de 50.000 euros! Por que se vea con claridad: un concejo como el de Bimenes podía gastar en propaganda, por todos los conceptos, 195,47 euros, cantidad que no da ni para enviar papeletas a las casas. Ahora bien, si superaba ese gasto en 20 euros (algo menos, en realidad), se le impondría una sanción de 50.000 euros.
               Para que ustedes se den cuenta de la enormidad: al señor Torra por desobediencia y prevaricación al no retirar los lazos amarillos le puede caer una multa entre 300 y 3000 €. Para el testigo que se niegue a declarar en un juicio, el del Procés, por ejemplo, la sanción oscilará entre 200 y 5000 €. Y pueden ustedes seguir indagando para las sanciones por otras penas en el ámbito penal. Da la impresión de que, en este caso, la legislación no se ha engendrado en la Carrera de San Jerónimo, sino en Sierra Morena.
               Durante cuatro años, catorce candidaturas asturianas y, es de suponer, cientos de toda España han estado sometidas a esa amenaza que, al final no se ha consumado. ¿Por qué? Porque, junto con esa voluntad avasalladora, junto con esa voracidad insaciable, los partidos políticos son, en general, una pandilla de incompetentes legislando. Recuerden ustedes el reciente decreto sobre el subsidio a los parados mayores de 52 años, la normativa sobre el registro horario, regidos por la imprecisión y la confusión. Pues así se legisla en general, día tras día, siempre, sin saber muy bien sobre qué o cómo, aunque sí para qué. Y ha ocurrido que la Ley del 2015 se publicó el mismo día de la de la campaña electoral, con lo que no pudo aplicarse retroactivamente y, en consecuencia, la sanción a esas candidaturas ha sido sólo por el exceso de gasto, de acuerdo con la legislación anterior.
               Tal vez conozcan aquella facecia de Patxi el vasco. Va a misa un domingo. Una lluvia torrencial lo arrastra al río, cuya corriente lo lleva muchos metros. A punto ya de ahogarse, se agarra a una raíz y se salva. El domingo siguiente, en el sermón, el cura alaba el milagro: “Gracias a Dios, Patxi se salvó”. “Gracias a Dios, no —replica Patxi—, gracias a palo, que la intención de Dios bien se veía”.
               Los partidos políticos son, ante todo, empresas. Su principal objetivo es el mantenimiento y ampliación de su negocio: los empleos y poder de los suyos. Sobre ello, realizan otras acciones, a veces afortunadas para la comunidad o sus votantes, otras, menos. Pero ese es su principal objetivo: su propia consolidación y crecimiento.
               Por ello no habrán oído ustedes ni una sola palabra de ninguno de los instalados al respecto de esta escandalosa injusticia, de esa voluntad de liquidar competidores, de esa voraz discriminación. De ninguno, ni de los que otros llamaron “casta” ni de los que dicen representar la gente y la voz del pueblo.
               Y por eso la ley sigue vigente para estas elecciones, y lo seguirá, supongo, en el futuro. Porque ayuda a su ser esencial: el ser empresas cuyo objetivo central son los suyos.
               “Al gochu gordu, unta-y el rau”, dice el refrán, significando que la sociedad y las circunstancias tienden a  favorecer al que ya tiene sobre el que no tiene, al rico sobre el pobre, al poderoso sobre el humilde.
               Pero aquí bien podría convertirse el refrán en reflexivo: “el gochu gordu úntase’l rau”. Porque ¿qué caridad mejor entendida que aquella que, como dice otra paremia, empieza por uno mismo?
               Por sus obras los conoceréis, nos ilustra otro adagio, éste, bíblico.

En LNE: Al gochu gordu...

0 comentarios
El ataque antidemocráticu (y duldosamente constitucional) y atropellador a les agrupaciones d'electores y a los partíos minoritarios por parte de los partíos instalaos, n'atención al so negociu.

Escandaloso: Si TVE ye neutral...

0 comentarios

Inés Nieves Sancho, relixosa misionera, (de 77 años)  ayudando probes y enseñando a coser, decapitada en África.

Escandaloso: TVE, telediariu: "asesinada", "se ignoran los motivos del crimen".

¡Sería porque cosía mal!

Güei, en LNE: Vallas, cierres y desolación

0 comentarios
La podrén de les valles de les sendes, los accidentes, los cierres de los comercios en les ciudades: ruina y desolación.

Asturianos: nun somos nada

0 comentarios
Agora mesmo, Arguiñano y la hermana, Eva:

-¿Viste a ese pastor tan simpático, gallego, que protesta porque el propietario de una casa rural denunció a un vecino que tenía gallos, porque cantaban?

Por enésima vez: gaitiña, gallegos, sidriña. El pastor gallegu, claro, ye Nel Cañedo.



Los pájaro tero

0 comentarios

     
    LOS PÁJARO TERO

               Recordar los datos negativos de nuestro país en relación con el resto de España tiene escaso interés por resabido: menor crecimiento, emigración juvenil, insuficiencia de recaudación para las pensiones, recortes o cierres en la industria, etc.

               Durante las campañas electorales todos los partidos se afanan en ofrecer soluciones. En general, todos ellos sin decir que es imposible cumplir muchas de las promesas porque no hay dinero para ello. En otros casos, porque lo que se proponen remediar no tiene remedio: la mayoría de la gente no tiene hijos porque no quiere tenerlos o no quiere tener muchos; la gente abandona el campo porque le da la gana, siguiendo una tendencia secular; los jóvenes emigran no sólo por no tener trabajo, sino porque el mundo, esa patria más ancha, les ofrece mayores salarios y mejores perspectivas de promoción. ¿Se puede remediar eso? No. Se puede ayudar a quienes voluntariamente quieren remar contra corriente o, incluso, estimular a algunos a que lo hagan, pero en lo fundamental nada hay que la política pueda hacer.

               El caso de los jóvenes que emigran es aún más difícil de solucionar. No sólo necesitaríamos aquí puestos de trabajo, sencillamente, sino otra cosa: empresas con proyección estatal e internacional que permitan esos salarios y esa proyección personal que muchos de los jóvenes desean.

               Lo que sí podrían prometer los partidos en campaña es no molestar demasiado, no poner en marcha inventos que no saben adónde van, no legislar por legislar, ocuparse de lo que sí está en su mano solventar y que ni siquiera ven.

               Algunos ejemplos recientes: se legisla sobre el subsidio a los mayores de 52 años y no se sabe muy bien lo que se quiere decir; se dictan normas sobre el control horario y se ignora cómo es la realidad sobre la que se legisla. Pero no es cosa del reciente período pedrosanchecista. ¿Ven ustedes los problemas que causa a diario la Ley de contratos del Estado, sin que nadie quiera rectificar? Miren ustedes hacia atrás y verán que muchas leyes son seguidas de correcciones de errores que constituyen, en realidad, confesiones de que no se sabía muy bien sobre qué se legislaba.

               Incluso, habría que pedir silencio. Se eructa sobre el próximo fin del diesel, se paran las ventas de coches, disminuye la demanda de acero, tienen menos transportes los camioneros, venden menos bocadillos las tiendas…: ralentización económica y paro.

               La descarbonización exprés y quijotesca de este gobierno —añadida a su incapacidad para regular el precio de la economía para las industrias de consumo intensivo— va a causar graves daños a la economía asturiana. Se argumenta que las energías renovables van a crear miles de empleos (que llegan a cuantificarse). Suponiendo que la hipótesis se acercase a la realidad en el futuro, cabe preguntarse. ¿Y esos empleos dónde se crearán? ¿Serán en Asturies? ¿Qué cualificación exigirán? ¿La tendrán quienes trabajan ahora en los empleos industriales que se destruirán? ¿Llegarán a tiempo de sustituir a los que se destruyen? Ya ven, preguntas nada banales que nadie sabría responder, y que, desde luego, nadie quiere formular.

               De modo que hace falta cambiar muchas cosas en la política española y en Asturies. Entre otras cosas, un cambio de mentalidad y de actitudes. ¿Se han fijado en nuestros pájaros tero, los que, como dice «El gaucho Martín Fierro», el poema de José Hernández, “en un lado dan los gritos y en otro ponen los huevos”?

               ¿No han oído ustedes a los sindicatos y a algún partido de izquierdas quejarse de la descarbonización exprés del gobierno pedrosanchecista y augurar que va a suponer una catástrofe para el empleo asturiano, es decir, para la economía, es decir, para las empresas, es decir, para los trabajadores y sus representados? ¿Sí? Pues son los mismos que han apoyado el gobierno de Pedro Sánchez, han hecho propaganda a su favor, han recaudado para él votos, se han mostrado ufanos con su triunfo y lo han celebrado y aplaudido. Y, que yo sepa, quien quiere lo más quiere lo menos.

               ¿Qué podrían alegar en defensa de su complicidad? ¿Ignorancia? ¿Acaso…?

               Se lo dejo a ustedes.

Estos son

0 comentarios

Podemos pide que Sanidad no acepte los 320 millones que dona Amancio Ortega contra el cáncer

Isa Serra, candidata de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, cree que la sanidad pública no puede depender de "los multimillonarios". 

La candidata de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Isa Serra, ha afirmado este domingo en Twitter que "la sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega", ya que se debe financiar con impuestos, "los mismos que esquiva y elude Inditex. 600 millones en tres años".
La Fundación Amancio Ortega, en el año 2017, decidió donar 320 millones de euros a la lucha contra el cáncer, pero no a cualquier tipo de lucha: la entidad optó por renovar los equipos tecnológicos destinados a mejorar el diagnóstico de la enfermedad y su tratamiento a través de la radioterapia, que se usa como tratamiento principal contra el cáncer en aproximadamente un 40% de los casos.

Güeleríes: ¿cuándo llega la vieyera?

0 comentarios
Nietu d'ocho años y cuatro meses. Camín de so casa, con so madre y el güelu. La madre: -Toi cansada, toi vieya. El ñetu: -¿Qué años tienes, mamá? La ma: -41. El nietu: -Nun se ye vieyu hasta los cincuenta. La ma: -¿Y entós güelu? El nietu: -Güelu, ¿qué años tienes? El güelu: -Setenta. El nietu: -Nun se ye vieyu hasta los ochenta.

Comprenderéis que llevemos cuatro díes riéndonos. Bueno, y prestándonos un montón.

Por ciertu, ¿nun recuerda esto en daqué a aquello de La tía Julia y el escribidor, la novela de Vargas Llosa?

Güei, en LNE: Los pájaro tero

0 comentarios

Los pájaros tero

Los pájaros tero
 | 
Ejemplos de soluciones imposibles, problemas irresolubles y leyes con más inconvenientes que ventajas

Güei, en LNE: Amores y pasarelas

0 comentarios
Incumplimientos, desprecios y votu a pesar de tou (Pasarela San Esteban-La Arena y votu al PSOE).

Árbol de Xudes o del amor

0 comentarios
La Miñota, Güerres, 04/05/19.






Ave'l paraísu

0 comentarios
La Miñota, Güerres, el 04/05/19.



Como una pista baille

0 comentarios
Asina tenemos la pumarada. D'eso podemos presumir. El 04/05/19.






Güei, en LNE: Un viaxe de Xovellanos

0 comentarios
Un día de la so vida y de la vida asturiana y española a través de los sos diarios.

La vida ensin oficialidá: Les consecuencies de la falta de drechos lling...

0 comentarios

La pesca del pulpu nel pedreru

0 comentarios
Esti informe de la Conseyería de Pesca destruye toles sinrazones y mentires sobre la pesca de pulpu en pedreru.


(Asoleyóse esti resume l'informe en La Nueva España  del domingu 5 de mayu de 2019).


La pesca de pulpo en pedrero es escasa y no afecta a la profesional, dice un estudio

"La vigilancia es desproporcionada para la actividad que tenemos", se quejan los aficionados, que raramente sacan más de un ejemplar al día

05.05.2019 | 00:55

Dos profesionales pescan pulpo en alta mar frente a la costa asturiana. 

La pesca de pulpo en pedreros para consumo propio es escasa y además "no interfiere" en la comercial. Así lo concluye un reciente estudio de la Consejería de Recursos Naturales, que zanja las quejas de profesionales sobre la pesca recreativa. El trabajo señala que el hábitat de la especie es amplio, hasta 119 metros, y que el pedrero "no supone un área fundamental en su reproducción". Asimismo, los expertos indican que las capturas de pulpo a pie por aficionados "son de baja frecuencia estadística"; de hecho, es raro que cada mariscador extraiga más de dos ejemplares por día. En ello influye que el número de jornadas óptimas de mar son pocas, ya que se necesitan mareas grandes y estas "suceden en reducidas ocasiones". "Hay una vigilancia desproporcionada para la actividad que tenemos. Por culpa de ello muchos ya lo dejaron", critican los deportivos.
Para la elaboración del estudio, el Centro de Experimentación Pesquera utilizó datos de capturas de abril a octubre de 2018 de "pescadores de confianza" y los registros cedidos por un mariscador desde 1984. Los biólogos también se apoyan en una encuesta anterior de 49 personas. Los resultados de aquel trabajo indicaron que solo el 14,3% de los recreativos al pulpo consiguieron capturar un ejemplar y ninguno logró dos o más. Semejantes datos se obtuvieron en el estudio actual, que dice que "la captura de tres pulpos o más puede considerarse un suceso de baja probabilidad". La pesca recreativa, añaden, "tiene su punto crítico de control en el cumplimiento estricto de la talla mínima".
El número de licencias reales de este tipo de pesca es una incógnita. En 2013 había 75.694 y cada mariscador sacaba 0,23 kilos de los pedreros. Pero "no todos estos pescadores tienen como especie objetivo el pulpo, de hecho la mayoría se emplean en la modalidad de caña y no a pie -utilizan un palo con un gancho y cebo-". Hoy en día el número de permisos "excede en mucho a la cifra real", puesto que hasta 2017 había colectivos como los jubilados que podían obtener la licencia con carácter permanente sin renovarla. "En el pulpo seremos 2.000 personas. El estudio demuestra que no estamos haciendo ningún daño ambiental. Tampoco hay problema de recurso con las andaricas y no nos dejan pescarlas", defiende el colectivo.

Del amor o de Xudes (Xixón, Viesques)

0 comentarios
El 29/04/19.



Güei, en LNE: Cacarexar (Los pitones y l'acosu al mundu rural)

0 comentarios

A propósitu del "sucesu" de Sotu Cangues: l'acosu al mundu rural y los disparates. 

El msmu sucesu, con otres reflexones, pero non distintes, en Nel Cañedo: 




Particularismo, derecha y pactos

0 comentarios
                              (Asoleyóse en La Nueva España del 02/05/2019)



                             PARTICULARISMO, DERECHA Y PACTOS 


Nos hemos fijado poco en un dato relevante: nunca han tenido tanto peso en el Congreso los partidos nacionalistas y regionalistas, casi uno de cada ocho diputados tienen ese origen “particularista”. Dentro de ese ámbito cabe destacar el crecimiento notable del nacionalismo/independentismo en Cataluña y Euskadi; la práctica desaparición de PP y Ciudadanos en ambas comunidades, total en el País Vasco, con sólo cinco diputados Ciudadanos en Cataluña y uno el PP; el crecimiento del PSOE en las dos autonomías. La aportación “regionalista” de Asturies ha constituido en votar a Vox un poco por encima de la media estatal.
               En lo tocante a los pactos, destaca el clamor que se ha desatado, tanto en medios europeos como españoles, lo mismo en el campo económico que en el de la opinión, pidiendo un concierto entre PSOE y Ciudadanos. Es prácticamente imposible. No sólo porque no lo deseen sus regentes, sino porque lo rechazan sus votantes: un acuerdo supondría una notable fuga de votos para las dos formaciones, particularísimamente para Ciudadanos. Por otro lado, el PSOE parece empeñado en gobernar en solitario, acaso con independientes, como ya adelantó en la campaña Pedro Sánchez. Veremos la respuesta de Podemos y la factura de los independentistas.
               Los lectores de La Nueva España estarán ya fartucos de leer lo que vengo diciendo hace meses: el gran problema político del país es el de la recomposición de la derecha. No es un problema particular de los partidos. Lo es de sus votantes (“Vuestra fue la culpa, amigo, / vuestra fue, que mía no”, se les podría decir con el viejo romance), pero es, sobre todo, del país: las sociedades democráticas necesitan opciones de alternancia.
               En la evolución de la correlación de fuerzas entre los tres componentes de la derecha tendrán gran importancia los próximos comicios. El PP tiene mayor implantación territorial, pero se halla en franco declive. Su esperanza está en recuperar voto, principalmente de Vox. Ciudadanos está en ascenso. ¿Resistirá el PP o aumentará su retroceso? En cuanto a Vox, seguramente parte no pequeña de sus votantes sufrirán hoy de tristitia post coitum al ver defraudadas sus altísimas expectativas y la utilidad de sus votos. Volver a ilusionarlos no será tarea fácil. Por otra parte, es posible que el crecimiento futuro de la formación no sea excesivo. En todo caso, corren el riesgo, con su discurso contra todo, de transmitir más la imagen de una derecha gamberra que de una derecha “salvadora”.

iGNORANCIA ASNAL

0 comentarios
"El levantamiento del 2 de mayo contra las tropas de Franco": la mala memoria histórica de María Rey

Asina titula El español. ¿Mala memoria histórica? ¡Ignorancia asnal y rebuznadora!

En LNE: Particularismo, derecha y pactos

0 comentarios
El crecimientu del votu "particularista". Esapaición del PP y (casi) de CS en Euskadi y Cataluña, crecimientu'l PSOE. Recomposición de la derecha. Declive'l PP, les llimitaciones de Vox y el desencantu los sos votantes.

Asturianos illustres: Los Alas

0 comentarios
ASTURIANOS ILUSTRES: La saga familiar de Leopoldo Alas “Clarín”

Don Feliciano Robles Blanco sigue apurriéndonos biografíes d'asturianos illustres, nesti casu, de la familia Alas:

Llectura de poemes: Mañana, martes, 7. Xixón

0 comentarios


Organizao pola Fundación Nueva Asturies, y con motivu la Selmana les Lletres, mañana martes, 7 de mayu, en Xixón van lleese poemes de Lluis Fano y Xuan Xosé Sánchez Vicente.

La llectura van faela María Jesús Suárez de la Villa y Xuan Xosé.

La hora, les 8 la tarde; el llugar, la llibrería La Buena Letra.

Invitación xeneral.

Presente cierto, futuro incierto

0 comentarios
Güei, en La Nueva España. "Presente cierto, futuro incierto". Del próximu Gobiernu, el llargu períodu de recomposición (y descomposición) de la derecha. L'aventurerismu y el doctrinarismu económicos; les incógnites y les amenaces económiques.



Los partidos, ante todo empresas

0 comentarios
"Los partidos, ante todo empresas".

Asina titulaba yo hai unos díes un artículu en La Nueva España. Y esto ye lo que diz güei César Antonio Molina n'El Mundo:



Los partidos políticos son de las cosas más ingratas que hay. Y lo más peligroso son los propios, porque sabes que el contrario, políticamente hablando, no te va a usurpar tu puesto. Sobre todo, aquellos políticos a los que yo llamo de cuchara, los que se quedan en política porque no tienen otro lugar a donde ir, no por convencimiento. Por otra parte, en demasiados casos los partidos son como empresas. Y la empresa, para muchos de sus trabajadores, está por encima del Estado. Yo nunca consideré al PSOE como mi empresa, ni mucho menos que tuviera que servirla por encima del Estado. Mi empresa era mi país.

Lo que está en juego: Estado, igualdad, empleo

0 comentarios

                                (Asoleyáu en La Nueva España d'ayer, vienres)               

               LO QUE ESTÁ EN JUEGO

               ESTADO, IGUALDAD, EMPLEO


               Uno de los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad española es el futuro del Estado,  o, con más claridad, si todos los territorios que actualmente son España van a seguir siéndolo o si la relación entre ellos va a variar sustancialmente.
               Es sabido que en Cataluña hay un conjunto importante de fuerzas políticas y de ciudadanos que son partidarios de la segregación. Ocurre lo mismo en Euskadi, aunque esa voluntad tiene en estos momentos un menor grado de ebullición. En mucha menor medida, existen anhelos semejantes en otras partes del Estado.
               La postura de PP, Ciudadanos y Vox es clara al respecto: no. Es mucho más ambigua la del PSOE e, incluso, parece evidente que una fracción del partido es proclive a negociar la independencia en ciertas condiciones. Es esa la línea del PSC representado por Miquel Iceta y antes por muchos otros socialistas que han acabado en las filas independentistas. En Euskadi esa tendencia la ejemplifica Jesús Eguiguren, cuyo buen entendimiento, por ejemplo, con Otegi y su aceptación de un referéndum viene existiendo desde muchos años antes de la tregua de ETA. Es clarificadora, al respecto, la lectura del libro ETA, las claves de la paz, una especie de memorias de Eguiguren recogidas por el periodista Luis R. Aizpeolea.
               Se puede afirmar que la facción jacobina del PSOE ha sido derrotada hace tiempo. Desde la Declaración de Santillana (2003) el partido ha ido avanzando en la dirección del “federalismo asimétrico” que en aquellas fechas pregonaba Pascual Maragall. No estaba esa idea en aquella proclama electoral, pero con esa premisa se redactó el estatuto de autonomía que pactaron en una tarde monclovita los señores Mas y Zapatero. Y, por esa razón, porque algunas de sus propuestas atentaban, ya no contra la Constitución, contra su letra, sino contra la igualdad entre los ciudadanos y los territorios de España, fueron anuladas esas propuestas  por el Constitucional.
               Desde entonces, el PSOE ha ido avanzando hacia la idea de un estado federal asimétrico, lo mismo en su 39º congreso, como en la Declaración de Granada (2013). Más aún, tanto Zapatero con la ETA como Pedro Sánchez con los independentistas llegaron en un momento determinado a aceptar bien explícitamente un acuerdo exploratorio para una consulta, bien una serie de premisas que implicaban el reconocimiento implícito de la soberanía de Euskadi o Cataluña.
               Las decisiones futuras, pues, del PSOE, la concreción de sus indefiniciones o la continuación de sus posiciones, constituyen una incógnita y son clave en el futuro de la estructura del Estado y la relación entre las partes.
               Hay quienes creen que la concesión del derecho de independencia (eufemísticamente, “derecho a decidir”) para una parte del Estado o el otorgamiento para ella de ventajas fiscales o de otro tipo es un asunto que se limita a su mera ejecución en el territorio en cuestión. Entraña, sin embargo, una serie de consecuencias y reacciones en cadena: dejar en situación de marginación a la mitad de la población, la no nacionalista, en esos territorios; desatar una cadena de reivindicaciones y emulación: tras Cataluña, con seguridad, Euskadi, después otros; aumentar la desigualdad entre los ciudadanos de distintos territorios (la mejor atención social o los menores impuestos de Euskadi ahora provienen de su mejor financiación); abrir un largo período de inestabilidad política y social, con sus consecuencias negativas para la inversión, el empleo y el estado del bienestar en toda España.
               No están en juego sólo los discursos de los partidos o los privilegios o “derechos” de algunos territorios, todos estamos afectados, también nuestros “derechos”. De forma, seguramente, no enteramente imaginable o controlable.

Los partidos, ante todo empresas: el casu d'Ángel Garrido

0 comentarios
El casu d'Ángel Garrido, el cabezaleru del PP de Madrid qu'acaba de pasar de güelpe a Ciudadanos vien exemplificar, una vegada más, lo que yo decía nel mio artículu "Los partidos, ante todo empresas", qu'asoleyé en La Nueva España del 09/04/19:


              PARTIDOS: ANTE TODO, EMPRESAS

            No suele señalarse, pero la ocupación fundamental de los partidos es su propia conservación, lo que, traducido en términos concretos, significa la conservación de los empleos de sus “trabajadores” y dirigentes. En ese sentido no son distintos de cualquier negocio o empresa. Es cierto, que, sobre esa ocupación, dirigen su actividad hacia otros quehaceres que tienen que ver con el gobierno del Estado, las comunidades o los ayuntamientos; a la satisfacción de las necesidades de los individuos, al regimiento de la vida colectiva, etc. Lo ha roborado recientemente, seguramente sin pensar lo que decía, el alcalde socialista de Valladolid, Óscar Puente, al censurar la marcha de la diputada Soraya Rodríguez de su partido: “Se va porque se le ha acabado la posibilidad de vivir de la política dentro del PSOE y lo que quiere es vivir de la política en otro sitios”. Lo que, sensu contrario, quiere decir que lo que hacen todos en política es, fundamentalmente, vivir de ella.
            Ahora bien, los beneficios que se derivan de los resultados electorales en términos de empleo, sean cuales sean, son siempre escasos, insuficientes. De modo que el que consigue la jefatura de la empresa se queda con la totalidad o la mayor parte del botín, que reparte entre los suyos: con quienes lo han ayudado a hacerse con la dirección de la nave y con quienes calcula que lo van a ayudar a mantenerse en ella. Miren ustedes alrededor y lo verán, aquí y en Madrid, es decir, en toda España: los casadistas desplazan a los marianistas, los sanchistas a los susanistas, los barbonistas a los javieristas, los errejonistas a los iglesistas, estos a los espinaristas, los garzonistas a los que no lo son…
            Externamente, ante el público y el electorado, las remociones y trueques en las listas electorales que todo ello conlleva se presentan como una “renovación”, una palabra de connotaciones emocionales positivas, cuyo contenido, al margen de los cambios en la nómina, se desconoce habitualmente o es sumamente confuso. En todo caso, lo que indica es que los partidos están seguros de que han fallado en algo o en mucho a sus electores potenciales y que han de ofrecerles un nuevo estímulo para que vuelvan a acudir a los apostales donde se los espera.
            En esa búsqueda de nuevos estímulos provocados generalmente por los incumplimientos (luego hablaremos de ellos), las formaciones políticas se lanzan a fichar a nuevos candidatos, a candidatos que “no sean políticos” o poco marcados como tales, a políticos incontaminados. Algunos: el señor Barbón ficha a doña Celia Fernández, Ciudadanos a don Juan Vázquez, Sánchez a Pepu Hernández, Casado al padre de Mariluz Cortés, Rivera a Marcos de Quinto… y un sinfín de nombres que ustedes pueden seguir por toda la Península.
            Esos incumplimientos con respecto a las promesas electorales o de gobierno no se deben solo a la mala voluntad, la inexperiencia o la inutilidad, que también, sino a una regla inherente al proceso democrático: quien quiera ser votado deberá decir a sus electores potenciales aquello que estos quieren escuchar y demanden, sea ello posible, inconveniente o responda a expectativas imposibles de cumplir. Y a tal fin, ha de dar por buenos esos requerimientos, ya mienta, exagere o, como suele suceder, crea a medias en su impostura o exageración. Quienes no lo hagan, ¡vae victis!
            Y es que eso que eufemísticamente podemos llamar “opinión pública” se mueve, como dolidamente recordaba Xovellanos cuando los individuos de la Junta Central se vieron vilipendiados y perseguidos por “el pueblo”, se mueve, digo, con ese proceder con que Guicciardini define al común de la gente: “inclinada a esperar más que lo que se debe, a tolerar menos de lo que es necesario y a estar siempre disconformes con las cosas del presente”. Lo que, en términos de la democracia del voto, se traduce en la irresponsabilidad del votante: el vota lo que le apetece y ahí va y que te preste, sean las que sean las relaciones de lo votado con la realidad o las consecuencias del voto.
            Por otra parte, el control del acceso a los beneficios del cargo, su entrega a unos y su exclusión de otros, la entrada de nuevos beneficiarios que no han pasado la vida dentro de la organización defendiéndola, cotizando, haciendo proselitismo, provoca terremotos en el interior de los partidos políticos, fundamentalmente entre el grupo de los que tienen aspiraciones al mando o al puesto. “¿Qué ley, justicia o razón, negar a los hombres sabe, privilegio tan suave, excepción tan principal…?” podrían decir con el Segismundo de La vida es sueño los excluidos. Y ahí las reacciones son diversas, según las personas, según las organizaciones. En general, la gente de izquierdas, y muy especialmente la del PSOE, suele aguantar más las vagamares dentro de su organización, lo que yo creo que no se debe solo al catecismo que profesan sus militantes o votantes, sus creencias o ideología, sino también a profundos elementos emocionales de la personalidad. En la derecha, el desistimiento de la organización suele ser más rápido, fulminante a veces. Y con frecuencia se produce un trasiego de cambios entre formaciones, de alternancias reiteradas entre “ahora me voy” y “ahora me vengo”, “en el camino no me detengo”, que uno no puede por menos que agradecer la ocasión que le dan para la sonrisa y aun para la carcajada.
            Pero de eso, del culierrabundismo y de los culierrabundantes, mejor hablamos otro día.

Güei, en LNE: (elecciones) Estado, igualdad, empleo

0 comentarios
Lo que está en juego: Estado, igualdad, empleo

Las diferencias territoriales o la redefinición o ruptura del Estado: sus implicaciones para la libertad, la igualdad, el empleo, el estado del bienestar. Cataluña, PSOE y otros.

Lo que está en juego: los derechos de los derechos

0 comentarios
                      (Asoleyáu en La Nueva España del 17/04/19)


                    LOS DERECHOS DE LOS DERECHOS

               En Asturies han arrancado la campaña los cabezaleros de PP y Vox, Casado y Abascal. Pelayo y la Reconquista han aparecido de formas distintas. En el PP, días antes, mediante una ofrenda floral de la candidata Paloma Gázquez a Pelayo en Covadonga. Los de Abascal, de forma más explícita y altisonante: tras Blas de Lezo en Madrid, Covadonga, Pelayo y la Reconquista. Y aprovechando estos aires, el candidato autonómico del PSOE, Adrián Barbón ha manifestado que a él  “lo que le preocupa es la reconquista de los derechos: paro, pensiones, salario mínimo, parados de larga duración, mujeres…”
               En realidad, don Adrián no ha hecho más que enumerar el catálogo de propuestas de todos los partidos políticos, las comunes. Los partidos de la derecha añaden a ello, una rebaja de diversos impuestos (IRPF, sucesiones y donaciones, IBI, gravámenes a las empresas…). Los de la izquierda, una subida, de esos y otros: bancos, transacciones bancarias, empresas, “ricos en general”.
               En realidad, todas  esas ofertas de “regalos”, de derechos, que proponen unos y otros no son más que embelecos, cebos con que se pretende llevar a sus votantes a los apostales del voto en que se los espera. En primer lugar, porque las cuentas en los programas electorales son inexistentes o están hechas a ojo de buen cubero, o, mejor, de buen engatusador. En segundo lugar, porque es imposible, al mismo tiempo, recaudar menos y ofrecer más, como hacen los de derechas; o quitar más o dar más donde no hay, sin que eso tenga consecuencias negativas en el empleo y en una mayor pobreza, presente o futura.
               La situación económica y de gasto es de sobra conocida: en las cuentas públicas, insuficiencia altísima en la recaudación para las pensiones, peor panorama de estas para el futuro; encarecimiento progresivo de la sanidad, presión impositiva alta y creciente sobre las rentas medias y las empresas; en la economía productiva, alto paro –con el gasto subsiguiente-, salarios bajos, limitada productividad, escasa innovación, ralentización de la economía mundial, limitación de las exportaciones, pequeño tamaño de nuestras empresas. En resumen, problemas en la recaudación, en el gasto, y, sobre todo, en la creación de riqueza.
               Por eso, todo cuanto se prometa en materia de mayor gasto social o individual, de mayores retribuciones calificándolas de “dignas”, lo que se afirme de garantizar la  seguridad de las pensiones mediante su escritura en la Constitución un puro flatus vocis, puro camelo y palabrería, si la economía no funciona y las cuentas no tienden al equilibrio. Porque los derechos que consisten en devengos sólo pueden constituirse en tales, ser efectivos, si hay riqueza para ello. De donde no hay, no se puede sacar. Aunque es posible vociferar y engañar.
               Claro que también se puede sospechar que algunos, más que querer engañar, creen, como los que creen en la magia, como los niños, que las palabras pueden procrear la realidad.
               De modo que así están los derechos: esperando por sus derechos para serlo.

Lo que está en juego: LA RECOMPOSICIÓN DE LA DERECHA

0 comentarios
(Asoleyóse en La Nueva España del 15/04/2019)


                  LA RECOMPOSICIÓN DE LA DERECHA

               El 28 de abril no se define únicamente quién va a presidir el próximo Gobierno y con qué apoyos. Están en juego tres cuestiones de bastante gravedad: la insuficiencia de las cuentas públicas y el empleo; la reconfiguración de la estructura del Estado o la ruptura del actual; y una tercera, a la que se presta menos atención: la recomposición de la derecha.
               En el juego político, social y económico de los estados democráticos es un elemento sustancial el pueda producirse una alternancia entre la derecha (o centro-derecha, si se prefiere) y la izquierda. Ahora bien, esa posibilidad, a juzgar por los datos de las encuestas, parece haberse roto en España para el futuro. Quiero decir que, salvo que se dé la sorpresa de que la derecha pueda sumar los suficientes escaños para gobernar tras las generales (y se ponga de acuerdo para ello), se producirá una profunda crisis en su conjunto, especialmente en el PP y Ciudadanos, menos, seguramente, en Vox, porque éstos registrarán como un éxito sus resultados, sean cuales sean, salvo que resultasen extremadamente alejados de las predicciones actuales.
               Por otro lado, la existencia de tres partidos del centro-derecha repartiéndose el voto en nuestro sistema electoral, con el sistema de proporcionalidad ligeramente reforzada y teniendo por circunscripción la provincia, tenderá a garantizar siempre el triunfo de la izquierda, siempre que no se produzca en ella una multiplicación de partidos sin la hegemonía de uno de ellos.
               Evidentemente, no es fácil prever cómo se originará esa recomposición de la derecha, porque, de una forma muy determinante, va a depender de con qué fuerza emerja cada uno de sus tres componentes tras las generales y las autonómicas. Lo que sí se puede afirmar es que el sistema no se estabilizará hasta que una de los tres se convierta en claramente hegemónico y al menos uno de los otros dos se convierta en prácticamente residual. Y eso, parece, llevará tiempo.
               Lo cual quiere decir que es muy posible que el triunfo del PSOE que todas las encuestas parecen pronosticar, sin alternativa factible a su derecha, y su subsiguiente capacidad de gobernar, significará que no sólo podrá estar al frente del Gobierno durante estos cuatro años, sino unos cuantos más.

Llectura de poemes: Selmana les Lletres

0 comentarios


Organizao pola Fundación Nueva Asturies, el prósimu día 7 de mayu, en Xixón van lleese poemes de Lluis Fano y Xuan Xosé Sánchez Vicente.

La llectura van faela María Jesús Suárez de la Villa y Xuan Xosé.

La hora, les 8 la tarde; el llugar, la llibrería La Buena Letra.

Invitación xeneral.

Güei, en LNE: Procesiones penitenciales y galénicas"

0 comentarios
En LNE: "Procesiones penitenciales y galénicas".
Sobre delles representaciones y procesiones. La fuga y falta de galenos y enfermeres.

"La fovera". Laude y De romandela

0 comentarios
Toi siguiendo De romandela, como tolos domingos. Tán en Sotres y veo que Laude ta un pelín sordu. Tán diciendo-y "la h.oguera" (l'árbol que se llanta pa la fiesta nel oriente) y empéñase en sentir y trescribir "la fovera".

Por ciertu, que darréu sal Nel Cañedo, un de los yutuberos más interesantes y que más verdaes diz sobre'l campu asturianu y sobre lo que reburdien "los especialistes". Ye fíu del mio amigu Xesús Cañedo. Nun saben lo que me presta velu y sentilu.

PP: cuidase menos del bable y más del so babel

0 comentarios
Asina pesllaba l'artículu de L'aprecederu ("Despoblamiento, PP, babel"), qu'asoleyaba en LNE d'esti xueves;

Esti yera l'últimu párrafu dempués de falar de los tópicos del despoblamientu:


En otra babel anda el PP asturiano. Es muy posible, me dice mi trasgu particular, Abrilgüeyu, que, tras tantos años de hostilidad contra el bable, hayan llegado a confundir la palabra con “babel” y a somatizarla. Por ello, andan todos en aquello de “dábale el arriero a Sancho, Sancho a la moza […] y todos menudeaban con tanto priesa que no se daban punto de reposo”.
                Que se cuiden menos del bable, dice Abrilgüeyu, y más de su babel.

Güei, en LNE: "Despoblamiento, PP, babel"

0 comentarios
En L'aprecederu: "Despoblamiento, PP, babel": les falsedaes sobre'l despoblamientu. El PP debería ocupase menos del "bable" y más del so babel.

Güei, en LNE: Lo que está en juego. Los derechos de los derechos

0 comentarios
"Los derechos de los derechos": las mentiras económicas de todos los programas económicos; las mentiras comunes y las diferentes entre la derecha y la izquierda; los creyentes en la magia o en el maná; la voluntad de engañar y excitar a los propios.

Matacabres

0 comentarios
La Miñota, Güerres, el 24/03/19.




Primeres fueyes na parra

0 comentarios
La Miñota, Güerres, el 06/04/19.




Güei, en LNE: Lo que está en juego

0 comentarios
La recomposición de la derecha. Perspectivas, resultados y la inevitables lucha y recomposicion futura en la derecha: Un problema del país.

Primeres fueyes nos pumares

0 comentarios
La Miñota, Güerres, el 06/04/19. Nuna solarina.


Primeres flores la peral

0 comentarios


La Miñota, Güerres, el 06/04/19.

Obra completa (1974-2018)

0 comentarios



Editada por Saltadera. La mio obra poética completa (522 páxines).


Güei, en LNE: Compañeros de viaje

0 comentarios
La apropiación pol discursu comunista de les demandes feministes y de l'esmolecimientu mediuambiental.




De les hores y les memories

0 comentarios

El caberu poemariu míu (fuera de la Obra completa).

Trabe, 2016.

Malolientes deberes pendientes: güei en LNE

0 comentarios
Malolientes deberes pendientes: incineración, Benigno Fano, vertedero de Cogersa, basura, basura e incoherencia.

Muncha imaxen, poca lletra impreso: O tempora!, O mores!

0 comentarios
Como la generación actual no quiere estudiar, exige como condición precisa para la lectura, mucha amenidad y grabados.
     ¿Qué-yos paez? Pues ye d'una carta de Julio Somoza a Menéndez Pelayo ¡en 1891! ¡Y quexámonos de los tiempos presentes!


El testu nun pertenez a La esquirpia, masque nella hebia idees asemeyaes.

La estrella que subiere al cielu

0 comentarios

Una preciosa historia pa neños, en versu. Con unos prestosos y magníficos dibuxos de Luis Manuel Díaz.

Los partidos, ante todo empresas

0 comentarios
Güei, en LNE: Los partidos, ante todo empresas.

Azurriángamelamelonga, cuentos míos

0 comentarios


La cabera colección de cuentos míos. Editada por Trabe. 2102 (Segunda edición).

Democracia, populismu, demagoxa (una reflexón de Cicerón)

0 comentarios

Nesti retayu d'un diálogu de Cicerón, Sobre la república, hai dalgunes reflexones sobre dalgunos de los problemes de la democracia: el populismu y la demagoxa.

Al mesmu tiempu, podemos ver que ningún de los problemes de güei son nuevos, de los nuestros díes.


ESCIP. - Ciertamente, después de haber dicho lo que pienso sobre aquella forma de gobierno que considero la mejor, me parece que debo ahora tratar más detenidamente de los cambios en las formas de gobierno, aunque no sea fácil que sucedan en aquella república. De la forma de gobierno de reyes sí que es natural y muy cierto siguiente cambio: cuando el rey empieza a ser injusto, pronto perece aquella forma, y el rey se convierte en tirano, forma pésima próxima a la mejor; entonces, si los nobles suprimen al rey, lo que ordinariamente ocurre, la república pasa a la segunda de las tres formas de gobierno: la que más se acerca al gobierno de reyes; o sea, el gobierno paternal de unos jefes que dirigen bien a su pueblo. Si es el pueblo, en cambio, el que por sí mismo mata o expulsa a un tirano, entonces el pueblo se comporta con mayor moderación mientras se da cuenta y valora su hazaña, y se alegra de ella, deseando conservar la república por él constituida; pero, cuando el pueblo mata a un rey justo o lo despoja de su reino, o también, como ocurre más frecuentemente, le toma gusto a la sangre de los nobles y somete la república entera a su propio capricho, entonces, por ello que no hay mar ni fuego que sea más difícil de aplicar que la muchedumbre desenfrenada por su insolencia, Sucede entonces lo que dice Platón admirablemente, si es que puedo decirlo en latín, cosa difícil de asegurar, pero que intentaré: «Cuando, secas por la sed de la libertad las fauces insaciables del pueblo, ha bebido éste por la maldad de sus servidores una libertad no templada por la medida, sino excesivamente pura, entonces si los magistrados y jefes no son muy complacientes y les procuran una amplia libertad, el pueblo insiste, acusa, discute y les llama déspotas, reyes, tiranos.» Creo que conoces el pasaje. LEL. - Me es muy conocido. ESCIP. -Y continúa diciendo Platón: «y a los que obedecen a sus jefes les acusa el pueblo y les insulta como esclavos voluntarios, en tanto alaba a los que, siendo magistrados, quieren parecer como si fueran particulares, y a los particulares que pugnan para que no haya diferencia entre un particular y un magistrado, y les colman de honores, de modo que resulta necesario en tal república que todo sea enteramente libre, y que no sólo toda casa privada quede libre de todo dominio, sino también que este mal alcance a los animales; en fin, que el padre tema a su hijo, y el hijo abandone a su padre; que no haya pudor alguno para que sean del todo libres, no haya diferencia entre un ciudadano y un extranjero, el maestro tema a sus discípulos y sea complaciente con ellos, los discípulos se burlen de sus maestros, los jóvenes asuman las funciones de los viejos, y los viejos desciendan a las diversiones de los jóvenes, para no hacerse odiosos y pesados frente a ellos. De lo que se sigue que también los esclavos se conduzcan como libres, las mujeres tengan los mismos derechos que los hombres, y, en tan amplia libertad, incluso los perros y los caballos, hasta los asnos corran tan desenfrenados que haya que apartarse de su camino. Así, pues -dice Platón-, de este libertinaje sin límites resulta al fin que los ciudadanos acaban por hacerse de mentalidad tan desdeñosa y enervada que, en cuanto se produce el mínimo acto de gobierno, se irritan y no lo toleran; por lo que también empiezan a despreciar las leyes, para que nadie les mande.» LEL. - Has traducido muy bien lo que dice Platón. ESCIP.- Ahora para volver a la fuente de mi discurso, dice él que de este libertinaje, que ellos consideran como la única libertad posible, surge como de la misma raíz...